El Caballo

0 1258

Revisar la temperatura del caballo

Debes utilizar un termómetro de veterinario de 15 cm (6 pulgadas) y sacudirlo hasta que marque 35 °C (95 °F). Pon un poco de vaselina en un extremo del termómetro y sujeta el otro lado con un pedazo de tela. Párate a un lado de la cola de tu caballo e inserta el termómetro en su recto. Deja pasar 2 o 3 minutos, sácalo y revisa la temperatura.

    • La temperatura normal de un caballo adulto y sano es de 37-38 °C (99-101 °F). Para un potro no debe ser más alta que 37,5- 38,9 °C (99.5-102 °F).
    • Un cambio de temperatura de 1-3 grados no es de gran importancia, pero si la temperatura del caballo aumenta más de 4 grados puede que haya un problema, recuerda que el clima cálido o el ejercicio también pueden ser la causa del aumento de temperatura en el caballo.

Si la temperatura fuera inferior a la normal su posible causa podría ser hipotermia, o shock.

Si la temperatura fuera superior a la normal podría existir una posible infección,  insolación, o ejercicio muscular.

Toma el pulso de tu caballo

La manera más sencilla de revisar el pulso de un caballo es con un estetoscopio.

Sujeta el estetoscopio en el pecho del caballo, justo atrás del codo izquierdo. Cada sonido “lup-dup” significa una pulsación; cuenta las pulsaciones que escuches en un minuto.

Un caballo saludable, en descanso, tiene entre 35-42 latidos por minuto.

Un número muy por encima o muy por debajo de esto, puede indicar un problema de salud.

Inferior a la normal => Buena constitución, problema cardíaco, intoxicación, hipotermia, shock.

Superior a la normal => Ejercicio, dolor, fiebre, insolación, shock, problema cardíaco,

Asegúrate que la respiración de tu caballo no está desincronizada.

Observa su caja torácica y cuenta cuantas veces se expande en el transcurso de un minuto. Otra manera seria poner los dedos de nuestra mano en la cara inferior del carrillo para localizar la arteria facial que cruza por debajo de la quijada (izquierda) una vez localizada presionar suavemente sobre la misma y contar el número de latidos en 15 segundos luego multiplicarlo por 4 para así saber los latidos por minuto. Un caballo saludable tendrá una frecuencia respiratoria de 10-15 respiraciones por minuto.

    • Si tu caballo se ha ejercitado recientemente, o si se encuentra en un clima cálido o húmedo, si está embarazada o si es muy viejo, puede presentar una respiración agitada, sin que esto signifique que está enfermo.

Si las inspiraciones fueran inferiores a las normales su posible causa seria => constitución atletica, hipotermia, shock, efecto de fármacos.

Si las inspiraciones fueran superiores a las normales su posible causa seria => Ejercicio, dolor, fiebre, insolación, desequilibrio hidroelectrolítico, shock, infección respiratoria.

Comprueba la hidratación de tu caballo

Debes revisar los niveles de hidratación de tu caballo especialmente cuando hace calor, si tu caballo ha estado trabajando mucho o si estás preocupado por su salud.

Pellizca ligeramente un poco de la piel del caballo, ya sea en el pecho o el hombro. Si tu caballo está bien hidratado, la piel regresará a su estado normal en menos de un segundo. Si el animal está ligeramente deshidratado, tomará 2 a 4 segundos. Una deshidratación severa se notará si la piel toma 5-10 segundos en volver a su estado normal.

signos vitales3

Revisa el color de sus encías y la rapidez en de llenado capilar

Si te preocupa que tu caballo esté sufriendo una reacción tóxica, shock o deshidratación severa, revisa sus encías. Levanta el labio superior y aplica presión con tu dedo en un punto de su encía y espera a que se ponga blanca. Después, quita tu dedo y cuenta cuánto tiempo le toma regresar a su color rosa natural. Un caballo sano tendrá el color de vuelta en 1 o 2 segundos. Siendo el color normal entre pálido y rosa chicle.

    • Si toma más de 3-4 segundos, es probable que tu caballo esté enfermo y debas llamar a un veterinario.
    • Si las encías están rojas en lugar de rosas, tu caballo puede haber ingerido una sustancia tóxica.
    • Si las encías tienen un color blanco alrededor, tu caballo puede haber tenido una pérdida de sangre o puede estar en shock.

Si las encías están de un color azul, debes llamar a un veterinario inmediatamente, pues esto es señal de que el caballo está muy enfermo.

Si el TCR es más rápido de lo normal significa que el caballo tiene la tensión arterial alta, probablemente debido a la realización de ejercicio o nerviosismo o ansiedad.

Si el TCR es lento, puede ser indicativo de enfermedad, intoxicación o shock.

Si la encias son de color blanquecino puede ser indicativo de anemia o shock.

Encias de color rosa oscuro pueden ser indicativas de enfermedad, intoxicación, shock o puede ser normal si el caballo acaba de hacer ejercicio.

Si las encías están en rojo oscuro, azul o de un color tirando a marrón puede ser indicativo de intoxicación o shock

signos vitales2

 

La piel del caballo esta expuesta constantemente a infecciones y enfermedades parasitarias que, además de resultar enormemente molestas para el animal, pueden llegar a suponer un serio riesgo para su vida.

La sarna es, sin lugar a dudas, una de las enfermedades parasitarias más comunes entre los equinos.

Es importante conocerla bien, saber cuáles son sus diferentes síntomas, el por qué aparece en determinados caballos y cómo debemos luchar contra ella.

Tenemos que destacar que en la época de calor, es cuando proliferan los mosquitos (una de las principales formas de propagación de este tipo de enfermedades) y la falta de humedad provoca la aparición de polvo y suciedad en la que los ácaros se encuentran a sus anchas.

TIPOS DE SARNA
La sarna del caballo surge por la acción de diversos tipos de ácaros que se asientan en determinadas zonas del cuerpo del animal. Debido a esos ácaros, el caballo comenzará a tener un fuerte prurito y el pelo, antes brillante, se tornará opaco y se llenará de costras y ampollas.
Podemos destacar tres tipos fundamentales de sarna que pueden presentar los caballos:

SARNA SARCÓPTICA

Causada por el “Sarcoptes equi”, un parásito que se introduce en la piel del caballo, donde deja sus huevos.
Este tipo de parásito se manifestará primeramente en la cabeza (labios, ojos y orejas), espalda, cuello y en la zona de la silla; desde estos lugares se irá expandiendo por el cuerpo del animal.

Identificaremos este tipo de sarna de la siguiente forma:

– Comenzará con un fuerte picor, que aumentará en los momentos es que expongamos al caballo al sol, en el interior de establos calurosos y durante la noche.

– Pequeños bultos sobre la piel,  perfectamente perceptibles al tacto.

– El pelo se agrupará en mechones que corresponden a cada uno de estos nódulos.

– El pelo se caerá con facilidad, dejando pequeñas alopecias. En algunas de estas calvas podremos localizar llagas, que terminarán por transformarse en costras espesas.

– Si la sarna continúa, acabarán por formarse bastas zonas cubiertas por costras, con llagas que se localizarán principalmente en el cuello y en la garganta.

– Llegados a este punto, el caballo se encontrará claramente desmejorado, se mostrará desganado y apenas comerá.

SARNA PSORÓPTICA Y AURICULAR

Causada por el parásito denominado “Psoroptes equi”, el cual busca las zonas del cuerpo provistas de pelo largo, así como las partes de flexión de las articulaciones.

El modo de contagio es por contacto directo o por transmisión por ejemplo arneses.

Por debajo del mechón de la nuca, debajo de la ingle, en el muslo, axilas, zonas de la grupa, son los lugares preferidos por este parásito que provocará un intenso y desagradable picor en el animal.

El caballo suele reaccionar ante este picor sacudiendo la cabeza violentamente.

.
SARNA CORIÓPTICA

Denominada también “Sarna de los pies”, puesto que suele empezar en la zona de las extremidades posteriores desde donde avanza para cubrir, principalmente en el caso de los potros, todo el cuerpo.

A pesar de esto se trata del tipo de sarna menos contagioso y su avance suele ser lento, en muchas ocasiones puede estar localizado en una única extremidad durante largos meses.

Su aparición se hará notar con un fuerte picor, el caballo reaccionará dando pisotones al suelo de manera continuada y mordiéndose las cuartillas.

A simple vista localizaremos la sarna a través de una descamación en la piel que terminará en la caída de la epidermis, llevando poco a poco a la formación de costras escamosas y a la aparición de grandes llagas transversales.

sarna 1

CÓMO COMBATIR LA SARNA

En primer lugar debemos hacer fuerte hincapié en la necesidad de mantener las cuadras y elementos que tengan que ver con el caballo perfectamente limpios. Debemos tener en cuenta que los ácaros y parásitos se desarrollan a sus anchas en la suciedad, por lo que nunca está de más que las cuadras, patios, potreros y arneses se desinfecten con abundante creolina, lisoformo y agua con sal.

Es muy importante ubicar y retirar los bebederos y comederos de las excretas, para evitar que se contaminen; eso sin olvidarnos de que es fundamental que nuestro caballo tenga acceso al agua limpia y fresca durante todo el día.

Mantener al caballo fuera de la cuadra, al aire libre y realizando ejercicio bajo el efecto curativo del sol, es siempre recomendable; no sólo estará más alegre sino que además lo mantendremos por más tiempo alejado del peligro que supone el contacto con sus excrementos.

Retirar el estiércol todos los días resulta una tarea prioritaria; una vez retirado, este estiércol deberá ser depositado en un estercolero que estará colocado lo más lejos posible de las cuadras para que éste se deseque con los rayos del sol, de este modo los parásitos, los huevos y las larvas serán destruidos por el simple exceso de calor.

Deberá llevar a cabo un control de desparasitación para todos los caballos. Un control que deberá ser respetado correctamente si queremos evitar la infestación, la sobrecarga parasitaria, la contaminación ambiental, la transmisión a otros caballos e incluso la re infestación de los animales.

Este programa de desparasitación deberá tener en cuenta múltiples variables; desde el tipo de parásitos existentes y su cantidad en el animal afectado, el tipo de tratamiento llevado a cabo, el estado de las cuadras, el estado de los alrededores.

Vigilaremos muy de cerca los medicamentos dados, cambiándolos a menudo para evitar que los parásitos generen su propia resistencia.

De cualquier manera y en caso de que su animal se contagie con la sarna, para combatirla deberá llevar a cabo los siguientes pasos:

Lo primero proceder al esquileo general, incluidas las crines y a la consiguiente quema de todos los pelos cortados.

Limpiaremos la piel con un cepillo blando y mucho jabón. En esta limpieza deberemos poner especial cuidado en las costras aparecidas a causa de la sarna, para no dañar innecesariamente al caballo.

Aplicaremos cataplasmas con una solución a base de esteres fosfóricos. El uso de cataplasmas sirve para eliminar la infección, reducir la inflamación, aliviar las contusiones y limpiar las heridas; deben dejarse puestas un máximo de 12 horas, pasadas las cuales convendrá repetir la aplicación; además no conviene colocarlos durante más de tres días seguidos, a no ser por indicación expresa del veterinario.

No nos cansaremos nunca de señalar la enorme importancia de llamar al veterinario en el momento en que advirtamos cualquier problema en nuestro animal. El es el único que, tras realizar un examen exploratorio, podrá determinar el alcance de la enfermedad y, por supuesto, el tratamiento más adecuado a seguir.

Una vez curado al animal y para prevenir una nueva aparición, convendrá llevar a cabo algunas medidas de prevención:

– Seguir una alimentación intensiva y abundante, en la que pongamos especial atención a la calidad de los piensos así como al aporte vitamínico. Administrar reconstituyente con vitamina B12 es siempre adecuado.

– Los caballos afectados deberán permanecer al aire libre y , en caso de ser posible, en el pastizal.

– Ni que decir tiene que los animales afectados deberán ser separados de los sanos, teniendo en cuenta que el contagio entre un animal enfermo y otro que no lo está es relativamente sencillo, pudiendo producirse por contacto directo o indirecto (sillas, lugares de cobijo…); toda precaución es poca.

– Una correcta alimentación, una adecuada rutina de limpieza y un programa de ejercicios adecuados es la mejor prevención para cualquier enfermedad. Cuidemos correctamente a nuestro animal para no tener que lamentar sus enfermedades.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.” Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 4633

Miembros de Locomoción.

Las extremidades del caballo además de servir como medio de sostén y equilibrio son útiles para el movimiento armónico del caballo. Estas son relativamente delgadas en comparación con el cuerpo, de ahí la importancia de que se encuentren en perfectas condiciones y bien orientadas, ya que las actividades que realiza el caballo dependen directamente de ellas.

 Extremidades (Remos) Anteriores

extr anteri

Estas son las que soportan la mayor parte del peso corporal; esto se debe a la posición del cuello y de la cabeza, por lo que se consideran de sostén. Sus principales regiones son:

Espalda. Debe ser musculosa pero sin grasa, limita por delante con las tablas del cuello, con el costado por detrás, con la cruz por arriba y con el brazo por abajo.

Hombro. Tiene como base la articulación escápulo-humeral, la cual debe presentar un ángulo de 90°.

Brazo. Limita por arriba con la espalda y por abajo con el antebrazo.

Codo. Tiene como base la articulación húmero-radio-cubital y debe presentar una angulación aproximada de 135°.

Antebrazo. Se encuentra limitado por arriba con el brazo y el codo, y por debajo con la rodilla.

Rodilla. Es una de las regiones muy importantes, ya que tiene como base la articulación del carpo; por arriba limita con el antebrazo y por abajo con la caña y la región del tendón.

Caña. Esta región adquiere su longitud definitiva a los dos años de edad; será recta y sin bordes, ya que esto denotaría la presencia de problemas óseos. Por arriba limita con la rodilla y por abajo con el menudillo.

Tendón. Está ubicado en la parte posterior de la caña; por esta región pasan los principales tendones y ligamentos flexores del miembro, por lo que alguna alteración en su forma y volumen manifestaría problemas en su estructura.

Menudillo. Se encuentra entre la caña y la cuartilla; en la parte posterior e inferior de esta región se localiza un apéndice córneo o “espolón”, que es un vestigio de dedos atrofiados.

Cuartilla. Limita por arriba con el menudillo y con la corona por abajo. Esta región debe presentar un ángulo de 45° con respecto al suelo, el cual se puede afectar debido a la longitud de la cuartilla.

Corona. Se localiza entre la cuartilla y el casco; es una banda delgada que rodea completamente a este último; su función es formar y nutrir la uña o muralla del casco; las lesiones en esta zona modifican el crecimiento de la uña y se producen malformaciones.

Casco. Esta es una estructura muy importante en el caballo porque protege los huesos y los tejidos blandos y sensitivos de esta región; tiene la función de amortiguador por su elasticidad y también sirve como órgano táctil. En la parte externa está formado de dos estructuras, la muralla o tapa, que comprende todo el tejido córneo visible; y la palma, que corresponde a la parte inferior o de apoyo del casco.

El casco y sus partes.

La muralla se divide en pinza o lumbre, que es la porción anterior y central; a los lados siguen los hombros; enseguida las cuartas partes; por último y atrás los talones. El tejido córneo de esta región debe de ser liso, firme y no tener fracturas ni anillos.

El casco del caballo.

La palma es la parte inferior del casco que se apoya en el suelo. La región de los talones está formada por los bulbos de los talones, frente de los cuales se encuentra la ranilla en forma de “V”, esta se compone por la laguna media y la punta o vértice del candado. Esta región fundamentalmente la compone la suela o palma, la que se une a las paredes o a la tapa a través de la línea blanca o sauco.

Los cascos anteriores son más redondos y anchos, tienen la suela más plana y los talones separados, la muralla tiene un ángulo de 45 a 47° en relación con su pinza y el suelo. Los cascos de las extremidades posteriores tienden a ser más cerrados de talones y puntiagudos hacia la pinza, la suela es más cóncava, y tiene una angulación de 50 a 55° en relación con sus pinzas y el suelo.

2416_03

Defectos de los cascos

TOPINO. Defecto conocido como casco muleño, presentando una muralla vertical y talones altos.

DESPARRAMADO. En este caso la pinza está muy inclinada y larga; los talones tienden a estar bajos.

ABOMBADA. Es una consecuencia de la rotación de la tercera falange provocada por un ataque de laminitis.

ACAMPANADO O DISTORSIONADO. Así se denomina cuando el casco sufre malformaciones y mayor o menor crecimiento en alguna porción.

 Extremidades (remos) posteriores

ext poste

Muslo. Región muy musculosa, por delante limita con el flanco y la babilla, por arriba con el anca y por abajo con la pierna.

Babilla. La base de esta región es la articulación de la rodilla o fémoro-tibio-rotuliana, la cual debe tener un ángulo de 135°, aproximadamente.

Pierna. Limita por arriba y por abajo con la babilla y el muslo, y por abajo con el corvejón.

Corvejón. Esta región se ubica entre la pierna y la caña y forma un ángulo de 150°, aproximadamente; es muy importante porque su base es la articulación del tarso y ésta tiene que soportar gran parte del esfuerzo de tracción o impulso durante el trote.

Las demás regiones del remo posterior son similares y se encuentran limitadas del mismo modo a las descritas en el remo anterior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 2504

A continuación expondremos unas tablas que serán de artículos necesarios para tratar las enfermedades  o heridas leves que pueda sufrir nuestro caballo o para  utilizar según las indicaciones de nuestro veterinario durante el tiempo de espera de su llegada.

Como podréis observar cada tabla tiene una columna marcada con una * que corresponde a los artículos que debe incluir nuestro botiquín.

ARTÍCULOS A TENER A MANO
PRODUCTO CANTIDAD/USO  COMENTARIOS
Artículos para efectuar vendajes.4   rollos de algodón hidrófilo de 500g.6   compresas higiénicas.6   pañales desechables.1   caja de gasas de 4X4.12 rollos de gasa elástica de 10 cm.12 rollos de Vetrap de 10cm.12 rollos de Elastikon de 10cm.

6   rollos de Expandover de 10cm.

1   rollo de 5 cm de esparadrapo.

1   tijeras especiales para cortar vendas.

*
Compresas de frío químico.Para enfriar las heridas cuando no se dispone de hielo.*Seguir las indicaciones Puede ser causa de congelación en caso de contacto prolongado con la piel.
Guantes de látex o de goma.Para la manipulación segura de líquidos corporales infectados; o medicamentos*Escoger guantes de doma en caso de alergia al látex.
Botas especiales de cascos.Para proteger el casco o para uso terapéutico.*Comprar dos si los cascos anteriores y posteriores son de distinto tamaño.
Tenazas desclavadoras.Para arrancar clavos y sacar las herraduras flojas o mal puestas.*
Legra de cascos.Para detectas posibles problemas de cascos.*Hay legras para zurdos.
Limpia cascos.Para el cuidado habitual del casco.*
Cepillo de cerdas de plástico con mango.Para limpiar el casco antes de remojarlo, poner un cataplasma o vendarlo, para aplicar un desinfectante en caso de enfermedad infecciosa.*
Estetoscopio.Para escuchar la frecuencia cardiaca y respiratoria y los ruidos intestinales.*Escoger uno tipo Littman con tubo central de 50 cm aproximados.
Termómetro de cocina de lectura rápidaPara controlar la temperatura de las soluciones medicinales (colirios, agua de beber).*Lectura en unos 20s.
Termómetro rectal.Para poder tomar la temperatura  por el recto.*Escoger un electrónico y señal acústica, tener uno de recambio.
Máquina de esquilar.Para esquilar alrededor de las heridas y en el caso de enfermedades cutáneas.*O bien maquinillas de afeitar, eliminar después de cada uso.
Envase con vaporizador.Para irrigación a presión de heridas con solución salina.*O bien envase de chorro.

 

PRODUCTOS DE LIMPIEZA Y DESBRIDAMIENTO DE HERIDAS
PRODUCTOUSO*COMENTARIOS
Solución salinaPara heridas irritadasSe puede utilizar fría o caliente.
Solución salina concentradaPara vendajes húmedos en que se desea arrastrar los residuos.Se puede utilizar fría o caliente.
10% de peróxido de benzoico para limpieza del acné.Para eliminar la caspa de pieles escamosas o presenten engrosamientos.También en gel del que se deja puesto en puntos de difícil limpieza.
Sustancia emoliente para ablandar costras.*Para retirar de forma indolora las costras debidas a infecciones cutáneas.Tiene una duración de una semana. Guardar tapada.

 

Solución salina.

Una cucharada de café de sal de mesa.

¼ litro de agua.

Mezclar ambos ingredientes en un recipiente limpio hasta que la sal se haya disuelto completamente.

Solución salina concentrada.

Dos cucharadas de café de sal de mesa.

¼ litro de agua.

Mezclar ambos ingredientes en un recipiente limpio hasta que la sal se haya disuelto completamente.

Producto emoliente para escaras.

Una botella de medio litro de aceite de parafina (el aceite para uso infantil va bien), una botella de medio litro de agua oxigenada al 3%, una botella de tintura de yodo de 15ml.

Mezclar todos los ingredientes en un envase grande, ojo el envase no debe cerrarse herméticamente ya que la mezcla burbujea lentamente y se expande pudiendo explotar.

DESINFECTANTES
PRODUCTOUSOCOMENTARIOS
YodoPara limpiar determinadas heridas abiertas*Se puede aplicar con una gasa o bien verterlo sobre la herida.
Yodo en pomada.Para determinadas enfermedades infecciosas cutáneas.*Excelente para limpieza de heridas.
Sustancia limpiadora de Yodo.Para determinadas enfermedades infecciosas cutáneas.Excelente para limpieza de heridas.
Concentrado desinfectante.Para desinfección de instalaciones y determinadas infecciones en los cascos.Diluir dos cucharas y media en 4/5 L de agua o dos gotas en una taza.

 

PRODUCTOS ANTIFLAMATORIOS, EMOLIENTES…
PRODUCTOUSOCOMENTARIOS

Pomada no antibiótica.Oxido de Cinc.Gel 100% Aloe vera

Para ablandar y proteger determinadas heridas abiertas o quemaduras.En quemaduras utilizar pomadas que tengan base acuosa en vez de base de vaselina.
Gel antiinflamatorio.No mezclarlo con sustancias tóxicas. Ponerse guantes, no ponerlo en heridas abiertas (de menos de 3 días).
Pomada de cortisona.Producto para el uso de las personas que funciona muy bien como antiinflamatorio tópico. *Mayor absorción si se tapa con vendaje.
Repelente de moscas de posible uso en heridas.Para heridas superficiales o sobre vendajes.*No utilizarlo debajo de los vendajes impermeables.
Pomada de oxido de cinc y dióxido de titanio.Protección solar
Olmo escocés.Producto tópico contra el picor para determinadas enfermedades cutáneas.Mayor eficacia si se lava el caballo antes de la aplicación.
VaselinaPara hidratar y proteger los tejidos.*Se utiliza también para colocación de botas especiales para cascos.
Calamina (loción).Para secar, suavizar y proteger la piel en ciertas ocasiones.Agente contra el picor.

 

AGENTES ABSORBENTES
PRODUCTOSUSOCOMENTARIOS
Cataplasma preparada.Para reducir inflamaciones y heridas que supuran.Se pueden utilizar en frio o caliente.
Cataplasma casera*Para reducir inflamaciones y heridas que supuran.

Preparado para exudar.Comercial o casero

Para reducir hinchazones. Antiinflamatorio tópico.El  preparado comercial compuesto de DMSO (dimetil sulfóxido) requiere limpiar cuidadosamente la extremidad.

 

 Cataplasmas (no son irritantes). Cuatro recetas.

1.-Mezclar sulfato de magnesio con agua caliente para hacer una pasta.

2.-Mezclar ½ taza de sulfato de magnesio con 4 tazas de salvado y añadir agua hasta formar una pasta.

3.-Bicarbonato sódico mezclado con hojas y corteza de olmo escocés para hacer una pasta.

4.-Azúcar de mesa, lo  trituramos y mezclamos con yodo líquido hasta hacer una pasta.

 

Solución de sales de Epson (sulfato de magnesio).

Media taza de sulfato de magnesio, 3.8 litros de agua caliente ( a la temperatura de un baño caliente).

Mezclarlo hasta que el sulfato esté bien disuelto. Empapar la parte afectada sumergiéndola en un recipiente(los cascos) o aplicando una compresa mojada).

PARA LOS OJOS
PRODUCTOSUSOCOMENTARIOS
Colirio.Para el lavado de los ojos irritados.*Una vez abiertos duran 3 semanas.
Acido bórico o colirio grasoPara la protección en caso de sequedad de ojos y/o irritaciones oculares.*Una vez abiertos duran 3 semanas.

 

MEDICAMENTOS
PRODUCTOSUSOCOMENTARIOS
Electrólitos en polvo o en pasta.Restablecer el nivel de electrolitos, estimular la sed.*Utilizar únicamente productos específicamente preparados para caballos.
Producto antiparasitario.Para desparasitar mediante administración de un producto purgante o para afecciones parasitarias cutáneas.*Puede provocar un aumento momentáneo de la inflamación a lo largo del proceso de eliminación de parásitos.
Producto antiinflamatorio.Procesos inflamatorios, administración vía oral. Componente fenilbutazona.*Tratamiento para el dolor en general.

 

 

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 700

Cuando se acaba el invierno y empieza la primavera, nos apetece disfrutar del tiempo y empezamos a trabajar los caballos, más fuerte y planear los primeros análisis de sangre de la temporada, mirar el pasaporte o LIC y poner las vacunas de primavera si toca, miramos los cascos y el herraje y se repasa las dietas.

Toca actualizar las licencias federativas, repasar el nuevo reglamento y requisitos para la clasificación, mirar los concursos programados por la federación  y planear la temporada de trabajo y de la competición.

Toca también lavar mantas, repasar el equipo, asegurar que tenemos sudaderos de concurso y de trabajo suficientes, re-emplazar las riendas, ramales, cabezadas de cuadra y acciones de estribos si hace falta, mandar todo a reparar y asegurar que todo está preparada y en buen estado para cuando necesitamos el equipo.

Repasa el botiquín de urgencia y asegura que se haya repuesta lo que se hay utilizado la temporada anterior y que todo está en fecha. Hay que decidir si hace falta esquilar el caballo y luego hay que mandar los cuchillos a afilarse y guardar la maquina correctamente para que esta lista para el otoño.

No es mal idea, ya que tiene que venir el veterinario de todas maneras, para vacunar y desparasitar, que lleva a cabo un chequeo y que mire también las tendones y ligamentos, las articulaciones, extremidades y los cascos para asegurar que no habido ningún cambio durante los meses de descanso y trabajo ligero. Se puede también evaluar el desarrollo de músculo que tenga el caballo para planear el trabajo y mirar los aplomos y su manera de moverse.

Si tenemos un camión o un remolque, ahora es el momento para asegurar que tiene el ITV al día, que esta pagado el impuesto de tracción mecánica y que tenga las pegatinas adecuadas para la tarjeta de transporte que tenga. Si se va a ir de concurso, hay que chequear el motor y el suelo del vehículo y también mirar que los extintores están al día y cargados.  Aseguramos que las ruedas y las ballestas están en buen estado, ponemos silicona en el techo del vehículo si hace falta, y sujetamos con un es torneador cualquier tornillo que puede estar suelto. También hay que repasar las gomas o la moqueta encima de las rampas y el suelo, y por supuesto los frenos. Tampoco viene demás desinfectar y lavar todo.

Para los que tengan la suerte de tener un prado

Si el caballo está suelto todo el día, es posible que con el nuevo crecimiento de hierba no haga falta ni siquiera heno para proporcionar sus requisitos nutritivos. Si el caballo está en su peso apropiado, puede que el caballo este bien con un simple multivitamínico apropiado para su nivel de trabajo.

Al principio, cuando suelta el caballo en un prado con hierba de primavera puede que el estiércol se pone liquido. Esto es normal por el hecho que se ha cambiado de una dieta alta en fibra pero bajo en líquido a una dieta alta en fibra y alta en líquido. Como cualquier cambio en la dieta, hay que empezar despacio con periodos cortos en el prado. Después de unos días, se debe volver  a la normalidad.

¡OJO! Si el caballo está por encima de su peso optimo o ha padecido algún problema digestivo como cólico o laminitis, hay que limitar la cantidad de hierba que puede ingerir para prevenir futuros casos. En este caso, hay que cortar la hierba, tenerle en un cercado donde hay poco hierba, utilizar un bozal o limitar el tiempo suelto para asegurar que no tiene la oportunidad de ingerir demasiado cantidad.

Si el caballo tiene acceso a hierba o esta suelto en un prado hay que tener en cuenta que la hierba de primavera tiene un nivel energético de nos 12 MJ por kilo seco que  el equivalente un pienso de competición medio. Por esta razón, hay que ajustar o suavizar el pienso para equilibrar su dieta y asegurar que no se engorda y no hay un aumento energético fuera de proporción.

Hay que empezar a aumentar el trabajo poco a poco para reducir el riesgo de lesión. Uno de las equivocaciones más común es subir el nivel de trabajo de golpe y terminar la temporada antes de que empiece con una lesión.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 786

En España, el calor del verano puede afectar seriamente al rendimiento y salud de nuestros caballos, especialmente si el animal ha sido recientemente importado desde otra región donde hace menos calor y donde hay una diferencia notable en la humedad del aire.

Como siempre, es mejor prevenir los problemas asociados con el exceso de calor y hay que saber identificar las señales de cuando el caballo está padeciendo el estrés de calor. También se debe preparar y aclimatar al caballo para aguantar el calor, sea o no, un caballo importado.

El Cuerpo del Caballo produce Calor

El ejercicio aumenta la temperatura del cuerpo del caballo. El proceso en que el glucógeno se convierte en energía es en sí ineficaz (Termodinámicamente hablando) y produce calor. La cantidad del calor producido depende del trabajo. Cuanto más rápido sea el galope, más empinada la cuesta, más grande el salto o más pese el jinete, más aumenta el calor producido dentro del cuerpo del caballo.

La temperatura normal de un caballo es aproximadamente 37.2 a 37.8 ºC. El ejercicio normalmente aumenta la temperatura unos grados y eso es positivo para calentar los músculos. Pero un aumento excesivo puede dañar tejidos o incluso puede causar la muerte. Es responsabilidad del jinete identificar las señales del estrés del calor para decidir cuándo parar el caballo y enfriarle.

El cuerpo del caballo puede bajar su temperatura principalmente por evaporación mediante el sudor y la respiración. También es capaz de expulsar calor por convección y radiación a través de la piel.

Un jinete debe conocer la temperatura normal de su caballo y cuantos grados suele subir después del trabajo. En invierno puede que solo suba algunos grados mientras que en el verano lo normal es que suba algo más. Este aumento también está afectado por la humedad del ambiente. Si sabemos cómo reacciona el caballo ante el calor, vamos a poder averiguar si el caballo está siendo perjudicado por el calor.

El caballo criado en España, y especialmente el caballo de Castilla, Andalucía o Levante aguanta el calor mejor que el caballo criado en otras regiones de Europa. Está acostumbrado desde nacimiento a las altas temperaturas de la primavera, verano y otoño. También, el caballo pequeño, con menos masa muscular, razas como Árabes y Pura Sangre tienen mejor capacidad para bajar su temperatura corporal que caballos más grandes.  Hay otros factores que influyen como aguantan al calor. Si el caballo tiene demasiado pelo, esta gordo o fuera de forma no podrá reducir su temperatura con la misma capacidad y corre serio riesgo de estar perjudicado por el calor.

Cuando hace calor, el caballo puede responder aumentando el sudor y la respiración.  El sistema respiratorio ayuda a enfriar el cerebro, uno de los órganos más sensibles al exceso del calor. Si hace calor, pero hay poca humedad, al principio, el caballo puede bajar más eficazmente su temperatura que cuando la humedad el alta, pero en este caso si suda excesivamente, puede perder electrolitos y minerales importantes y deshidratarse. Cuando llega a deshidratarse, ya no tiene la capacidad de producir suficiente sudor y su temperatura volverá a aumentar.

En Madrid especialmente, los caballos importados no están acostumbrados a un ambiente tan seco y caluroso y se deshidratan con cierta facilidad. El chequeo más fácil para notar la deshidratación es observar si la piel no vuelve a su sitio después de pellizcarle. Pero lo malo de este chequeo es que cuando se llega a notar la deshidratación por la piel, el caballo ya ha perdido un 6% de su líquido corporal total, es decir unos 30 litros. El rendimiento físico queda perjudicado a partir de una pérdida de solo un 3% o sea que ya llegamos tarde cuando se note en la piel.

Si el caballo no bebe suficiente agua puede resultar en un constante estado de deshidratación, que le pondrá en peligro no solo de bajar su rendimiento en competición, sino también de contraer cólicos por impactación o por falta de flora intestinal y otros tipos de problemas de salud.

En regiones donde hay más humedad, el caballo no puede bajar su temperatura con la misma eficacia. En estas condiciones, puede aumentar su temperatura corporal mucho más rápidamente. Si no bajamos su temperatura con acciones especificas, la recuperación después del trabajo será mucho más lenta.

Prestigiosos estudios realizados para la Olimpiada de Atlanta nos enseñan que hay unos pasos que hay que seguir para prevenir problemas  relacionados con el calor. Si se entrena con calor, el caballo se adaptará al calor. Ahora bien, hay que acostumbrar al caballo al calor poco a poco.  Puede tardar meses en acostumbrase al calor de España, las moscas y el polvo. Hay que empezar trabajando el caballo en horas en las que no haga tanto calor, darle electrolitos y no dejarle sudar demasiado. También, hay que limitar la duración y la intensidad del trabajo hasta que esté seguro de que el caballo está preparado. Si se entrena durante los cambios de temporada, el caballo se adaptará al calor con más facilidad. La mejor época para traer un caballo a España es en Octubre o Noviembre. Así le dejas todo el invierno para acostumbrarse al cambio de humedad y ambiente.

Si el caballo viene a España en primavera desde un país donde hace frío todavía, necesitará unas semanas para que se acostumbre, hay que esquilarle, darle electrolitos y asegurarse de que está físicamente preparado para el trabajo que tiene que hacer. Aun así muchos caballos sufren el primer año en España y queda mermada su competitividad durante este primer año.

La deshidratación se convierte en el problema principal para el caballo importado especialmente el caballo de carreras, raid o completo. Cuando hace calor, el animal puede perder hasta 15 litros de líquido por hora de ejercicio. La deshidratación y los otros efectos del calor no solo ocurren en verano. Si el caballo no está acostumbrado, pueden ocurrir en un día de calor en primavera. Si el caballo no está en forma, o si tiene el pelo de invierno, corren el mismo riesgo con respecto al calor.

Las Señales de Exceso de Calor

La temperatura, las pulsaciones y la respiración nos señalan cuando el caballo está siendo afectado por el calor. La recuperación de un caballo en forma es rápida. Después de unos 10 o 15 minutos las pulsaciones del caballo deben bajar a unos 40-50 latidos/min. y la respiración a unas 60 a 80 exhalaciones/min.

Un caballo con la respiración elevada, es decir entre 120 a 140 por minuto está bajando su temperatura con el sistema respiratorio. Pero si sigue así después de 10 minutos, hay que enfriar al animal. También si la temperatura del caballo está por encima de 40.5 a 41 ºC hay que preocuparse y tomar medidas inmediatamente.

Otra  señal de que el caballo está sufriendo con el calor es, si notas una diferencia en su personalidad. Si el caballo está apagado o pesado, es mejor ralentizar su trabajo o incluso reducir el trabajo durante una temporada.

La ducha de agua fría es la mejor manera para bajar su temperatura rápidamente. Antes no se duchaba a los caballos con agua fría porque se pensaba que esto podría causar mioglobinuria (la enfermedad de los Lunes). Numerosas investigaciones nos dicen que los músculos sufren daños por exceso de calor no por el frío aplicado después. El agua se calienta con rapidez así que si el agua que tenemos es limitada hay que mojarlo esperar a que se caliente el agua sobre su piel y volver a repetir la operación hasta que el agua salga más fría de su cuerpo y su temperatura rectal esté por debajo de 38ºC. El uso de una esponja mojada es mucho menos eficaz y cubrir el caballo con toallas mojadas termina calentando más al caballo. Después de ducharle, hay que poner al caballo a la sombra y cualquier brisa o un ventilador eléctrico le ayudara a recuperarse.

Si el caballo no se enfría después de media hora, debe llamar a su veterinario.

Hay que dejar al caballo beber. Si el caballo ha estado galopando fuerte, no hay que dejarle beber mucho, esto sería contraproducente, pero en situaciones normales se puede dejar al caballo beber hasta 8 litros en unos 15 minutos, justo después del trabajo.

Otros pasos que puede dar para prevenir la deshidratación son mojar el heno o utilizar ensilado equino ya que contiene un 50% de agua. Hay que asegurarse también que el caballo tenga disponible agua fresca en todo momento. El olor a podrido de un bebedero automático puede quitarle las ganar de beber al caballo así que en verano, hay que asegurar que el agua es especialmente limpio.

Gastamos mucho dinero en caballos, tanto en los caballos criados en España como en los importados y les cogemos mucho cariño. Hay que cuidarles como se merecen y prepárales para el trabajo que tienen que hacer. Como siempre, prevenir vale más que curar.

Listado de Chequeo para el Calor:

· Traer el caballo a España en Octubre o Noviembre es apropiado.

· Asegurarse de que el caballo esté en forma para el trabajo que tiene que realizar.

· No viajar al caballo de día en épocas de calor.

· Ofrecer al caballo agua durante el viaje y si se ha de parar abra las puertas y las rampas y aparque a la sombra.

· No deje al caballo sudar demasiado.

· Esquílele si hace falta.

· Póngale en una cuadra con buena ventilación.

· Elija sus mantas con cuidado. Si suda con la manta puesta, quítesela.

· Trabájele muy por la mañana o muy por la tarde.

· Protéjale contra las moscas y el polvo.

· No le canse excesivamente.

· No le deje engordar excesivamente.

· Dúchele después de trabajar.

· No le exponga al sol directamente.

· Anote su temperatura y reaccione a tiempo si no se recupera con rapidez.

· Déle electrolitos y sal en su pienso para prevenir la deshidratación.

· Déjele pastar en verde, moje su heno o dele ensilado equino para prevenir la deshidratación.

· Proteja la flora intestinal de los caballos en viajes o en trabajo. Ayúdele con probióticos si hace falta.

· Llame al veterinario si tiene diarrea durante más de 1 día.

· Llame al veterinario si el caballo no  recupera su temperatura normal después de media hora.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 1208

La Navidad, el Año nuevo, el frío y unos kilitos de más, hacen de Enero y Febrero dos de los meses en que más pereza da montar. Incluso al jinete más aficionado, le cuesta  en estas fechas. Sin embargo, Enero es el mes más propicio para empezar a preparar la próxima temporada. Un buen trabajo de mantenimiento durante el período en que no hay competiciones puede ayudar a garantizar el éxito en la próxima temporada y mejorar ciertos problemas crónicos mediante un trabajo de base correcto. Tenemos una oportunidad para conocer a los caballos recién comprados y adaptar al clima Español  a los que hayamos importado recientemente.

Llamar al veterinario

Una revisión general, vacunas, poner al día el pasaporte o LIC del caballo y una prueba de sangre de control vienen bien ahora. Hay que saber los valores usuales que tiene el caballo para luego poder contrastar si le surge un problema durante la temporada, y esto se hace con una serie de análisis. Un solo análisis cuando llega el problema no sirve tanto como si se tiene con qué comparar. También se debe chequear de piroplasmosis.

Cuando los caballos están fuera de concurso, tenemos tiempo para mandar un análisis de heces y organizar con su veterinario como desparasitar la temporada entrante. Puede que su veterinario le recomiende 5 días seguidos de tratamiento, para asegurar que el caballo esté realmente limpio y así empezar la temporada con garantías de no arrastrar un problema de parásitos.

Y al Dentista

También toca la revisión de boca de cada año. Le puede mirar el veterinario o también hay dentistas especializados. Debe fijarse en si el caballo mastica bien su pienso y heno o si cuando está trabajando tira de un lado más que de otro y luego comentarlo con su dentista para que le miren los picos y asegurar que no tiene irritaciones en las encías.

Y al Herrador

El tiempo de descanso es el momento de aprovechar y trabajar con el herrador para mejorar la calidad del casco y los aplomos. Si el caballo trabaja menos o en picadero cubierto, puede quitar plantillas e intentar endurecer la ranilla. Si se cambian radicalmente los aplomos por la razón que sea, se debe pasear el caballo varios días seguidos para que se acomode.

Deje que el Caballo Respire

Hay un cierto reflejo de tratar a nuestros caballos como si fuesen nuestros hijos. Veo la gente encerrar los caballos en sus cuadras para que no pasen frió. El problema con este procedimiento es que el amoniaco producido por la orina que está presente en toda cuadra perjudica seriamente el sistema respiratorio del caballo. Aunque se pueden utilizar productos que reducen la irritación de las vías respiratorias y también el nivel de bacteria en la cama, es mejor mantener los boxes bien ventilados.

Cada caballo necesita unos 20 litros de aire por inhalación y si respira 12 veces por minuto necesita pues, unos 250 litros de aire limpio al minuto. Esperamos de nuestros caballos que trabajen como atletas y por esta razón, han de tener el sistema respiratorio lo más limpio posible. Así que abre las ventanas y abrígales para que no tengan frió. No deben sudar nunca por debajo de sus mantas, pero es normal que en los meses más fríos les pongamos un edredón por debajo de su manta de invierno e incluso algo para cubrirles el cuello y la cabeza.

El Equipo y el Juego de Limpieza

Repasa la montura, la cincha, la cabezada y los protectores y reemplaza o arregla cualquier punto que esté mal cosido o roto. Lava las mantas, vendas y sudaderas de concurso para que el año que viene esté todo preparado y a buen recaudo para que no se pierda.

Cuando hace frió y el caballo tiene la manta puesta, tenemos tendencia a descuidar la limpieza del caballo; sin embargo es muy importante seguir utilizando la rasqueta para estimular la circulación y mantener el brillo en el pelo. La humedad constante que hay durante el invierno, aumenta los hongos y bacterias en general, así que, lava los cepillos con un buen detergente de vez en cuando y no los compartas con otros caballos desconocidos. También hay productos para desinfectar los equipos de cuero y las sudaderas, utilízalos antes de que surja un problema.

En invierno, es mejor utilizar el aceite del casco antes de salir a trabajar para protegerlo contra la humedad constante en la pista. En verano, cuando están las pistas muy secas, es mejor utilizar el aceite del casco después de duchar al caballo para que guarde la humedad dentro.

Prevenir y Curar Los Arestines

Los arestines proceden de un hongo parecido al pie atleta en los seres humanos, por tanto, si sabes que hay un caballo con un problema de arestines en la cuadra, lava bien las patas de tu caballo después de trabajar con un champú con aceite de árbol de té o con betadine, para asegurar que tu caballo no se contamine. Seca los pies y piernas del caballo con una toalla y evita guardar el caballo en el box si aún no se ha secado bien de la ducha. Otro tratamiento preventivo es aplicar vaselina a los cuartillos del caballo antes de salir a la pista, para que no le entre el hongo o la humedad con facilidad. Si surge un problema consulte a su veterinario para hacerlos desaparecer lo antes posible.

La Dieta

Hay que ajustar la dieta del caballo al trabajo que se va a realizar. Si su jinete está fuera de vacaciones y se va a hacer un trabajo más ligero que de costumbre, hay que reducir la cantidad de pienso que come (normalmente en un 50%) y entretenerle con más heno. Por el contrario, si su jinete tiene días libres y por esta razón viene a montar a diario, debe aumentar la ración de pienso, o de lo contrario perderá peso y le bajarán sus defensas y por tanto la resistencia contra los resfriados.

Quitemos de la dieta durante esta temporada el aceite y todos los suplementos y aditivos que no sean imprescindibles. Ahora es el momento de hacer descansar al sistema digestivo y renal. Pero en invierno,  pueden empeorar sin embargo, considerablemente los problemas relacionados con articulaciones y artritis, por tanto, no hay que quitar los suplementos para las articulaciones. Otros suplementos que sí se pueden y deben añadir en invierno, para prevenir resfriados son la vitamina C o la equinacea. Estos suplementos son hidrosolubles y lo que no utiliza el caballo, lo elimina fácilmente su metabolismo sin perjudicarle en absoluto.

Un pienso caliente puede ser muy reconfortante pero no hay que cambiar el pienso habitual que se está utilizando. Con añadir algo de melaza o miel y agua caliente, zanahorias y manzanas al pienso usual, haces un favor al caballo sin estropear su flora intestinal.

¿Hay que Esquilar?

Solo hace falta esquilar si el caballo está sudando durante su trabajo y no se seca con facilidad cuando vuelve a su box. Si el caballo se queda mojado en su box, aumenta el riesgo de resfriados y trastornos digestivos.

Siempre utiliza cuchillas bien afiladas, pues si no cortan bien, se calientan y además tiran del pelo del caballo. Si le hacen daño, la siguiente vez que oiga la máquina de esquilar, puede surgir un autentico problema. Hay varias maneras de esquilar. Se puede hacer el cuerpo entero o solo por el cuello y barriga, que es por donde más sudan, dejando el pelo de las patas y la cabeza, donde se pone la montura y la grupa. En general,  cuanto menos se esquile, mejor. Si se utiliza la manta a partir de los primeros días de frió en otoño, el pelo crecerá lentamente y dependiendo del caballo, con suerte, solo hará falta esquilar una vez durante el invierno. Si se decide esquilar, no olvides añadir otra manta o edredón por debajo de su manta de invierno para que no pierda peso por frió.

Si va al sur a competir en la Ruta del Sol o en otros concursos,  es conveniente esquilar unos días antes de salir al concurso. No le conviene en absoluto sudar durante el viaje o de repente pasar calor cuando llegue a la competición o carrera. Abrígale bien y quítale mantas a medida que haga más calor en el camión o cuando llegue si hace buen tiempo.

Peligro de Cólicos

¿Sabes los días que más cólicos hay en toda España?

.- El día de Navidades y el de Año Nuevo. Resulta que mucha gente piensa que ¡Pobrecito su caballo! ¡No le viene Santa Claus…!  ¡Y le regalan una doble ración de pienso!

Otro problema que surge es el cambio de mozos por las vacaciones, fiestas y días libres. Esto conlleva a errores y hay que recordar que los cambios repentinos de tipos de piensos son muy peligrosos así que si hay duda y el propietario también está de vacaciones, reduce el pienso a un mínimo y aumenta el heno. Si el propietario puede pasar por la cuadra, es conveniente que se asegure que el caballo no recibe su pienso dos veces. Otro cólico típico de invierno viene por las prisas. Se trabaja el caballo por la tarde y hay prisa porque anochece, el caballo resuda en el box con la manta puesta, y si encima, tiene también la cena puesta, se multiplica el riesgo de un trastorno digestivo. Hay que pasear bien el caballo en la pista y asegurar que está bien seco antes de proporcionarle su pienso. Se puede secar frotándole con paja o se puede poner su manta al-revés hasta que se seque, para que no se moje la manta, y luego cuando esté ya seco, poner la manta correctamente. El caballo no debe comer hasta que esté seco y respirando tranquilamente en su box.

Si por una razón u otra, el caballo no bebe suficiente, aumenta el riesgo de un cólico por impacción. Asegúrate de  que los bebederos no se congelen y de que hay agua limpia y fresca disponible en todo momento. Si se añade algo de sal al agua (muy poquito) no se congelará con tanta facilidad. Hay que chequear el caballo todos los días, en busca de señales de deshidratación porque es corriente en invierno que no beba lo necesario si tiene un diente partido o si el agua está demasiado fría. Recordamos que se puede hidratar al caballo mojando su heno o ensilado equino.

El Trabajo

Tómate tu tiempo para mirar al caballo desde todos los ángulos (Desde delante, detrás, desde los dos lados y desde arriba también) Para analizar su desarrollo muscular y decidir donde se debe concentrar el trabajo para mejorar su forma física o resolver problemas crónicos.

También es el momento más oportuno para traer un caballo importado. Los caballos criados en Inglaterra, Francia, Alemania u Holanda están acostumbrados a un clima muy distinto al español. Para concederles cierto tiempo en un clima más parecido al suyo, los meses de Enero y Febrero son los óptimos para traerles y empezar a trabajar. Asegúrate que estén bien esquilados y que no pasen calor. Así tendrán más posibilidades de  acostumbrarse antes de que empiece el verano.

No es aconsejable dejar el caballo trabajando solo en la cuerda durante mucho tiempo. Los círculos cerrados producen un tipo de estrés en el dorso, las articulaciones y los tendones que puede ser muy perjudicial. Busca el tiempo necesario para pasearle en el campo o trabajarle suavemente en la pista.

Hay que volver al trabajo de base, conocido también por el término “largo y lento”. Paseos en duro para el caballo que necesita reforzar su densidad de hueso y sus tendones, cuestas cortas para muscular las babillas y el dorso, salir al campo para que el caballo y el jinete se desahoguen y queden relajados para la temporada que viene y trabajo con cavalletis para que utilice los músculos del cuerpo igual en los dos lados. Pero ojo con las caídas, el viento, el frió y el descanso pueden ser una combinación perfecta para provocar unas coces, botes y sustos impresionantes. ¡A ningún jinete le gusta volver a la cuadra andando!

Toca la Visita a la Federación

Hay que renovar las licencias del jinete y de los caballos, asegurar que el LIC o pasaporte no vayan a caducar. Solicitar el calendario de competiciones y pedir las normativas nuevas para tu disciplina.

El Prado

En ésta época es frecuente que los jinetes dejen a sus caballos descansar en el prado. Esto viene fenómeno para quitar el estrés de la temporada de competición y dejar el caballo nuevo para el año que viene. También previene problemas como cólicos y artritis, pues el caballo puede moverse, que es lo que más necesitan su sistema intestinal y sus articulaciones. El “Dr. Grass” ( Dr. Prado) también ayuda a resolver cojeras y dolores que se acumulan durante la temporada de competición.

Ahora bien, hay que asegurarse de que el prado está en perfectas condiciones, es decir, que no haya objetos con los que el caballo se pueda hacer daño, ni piedras ni barro peligroso. El caballo tendrá que tener agua disponible si va a estar fuera un tiempo considerable. Si sólo va a estar fuera unas horas cada día y se pone a pegar carreras o a darse botes por costumbre, deberá llevar protectores y campanas para evitar hacerse daño. Dependiendo de cada caballo, puede que sea mejor soltarlo después de que se le trabaje para que tenga menos ganas de lió. Y si realmente se vuelve loco en libertad, puede que no le convenga estar suelto por el alto riesgo de lesiones que esto conllevaría.

Si el caballo no tiene un buen pelo de invierno, está acostumbrado a vivir en una cuadra y tienes pensado echarle al prado, hazlo con una manta impermeable de campo del peso apropiado para que no pase ni frió ni calor y ajústasela bien. Las mantas de campo están diseñadas para aguantar los galopes y los revolcones en el suelo sin romperse. Hay que asegurarse de que estén bien ajustadas para que el caballo no se pueda engancharse con las hebillas. Puede que queden bastante sucias después del invierno, pero son lavables y se podrán volver a utilizar cada año cuando haga frió o mal tiempo de nuevo.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 811

El entorno del caballo determina el comportamiento que muestran nuestros équidos. Un comportamiento que también se ve influenciado por los hábitos alimenticios a los que les hemos inducido, en función  de su actual integración en la sociedad actual.

los hábitos alimenticios de los caballos actuales son muy diferentes a los de los que se encuentran o se encontraban en libertad, actualmente los encerramos en boxes, les obligamos a trabajar y les damos de comer en función de nuestras necesidades y comodidades, esto hace que el régimen de alimentación con la introducción inicial de cereales y posteriormente de piensos complementarios al forraje, henos, pasto, etc,,,ha sido necesario para poder alcanzar los requerimientos energéticos suficientes para desarrollar el trabajo, la actividad deportiva, optimizar el crecimiento de los potros….., esto junto a la estabulación y la reducción de horas de alimentación ha motivado cambios en el comportamiento de los caballos.

EN SU HÁBITAT NATURAL

El caballo en libertad, recorre aproximadamente distancias comprendidas entre 5 y 12 km diarios eso supone que durante quince y dieciséis horas al día está caminando y mordisqueando, existen estudios que indican que los caballos están pastando aproximadamente un 70% del día.

El sistema digestivo equino está diseñado para funcionar de acuerdo a este hábito, por lo tanto no pueden o no deberían comer de golpe grandes cantidades de alimento.

El estomago es pequeño (capacidad de 10 a 15 litros) y su función es segregar acido para facilitar la digestión y eliminar materiales perjudiciales. Esta secreción acida se  produce continuamente y es necesaria para la digestión, pero puede ser dañina para la pared del estomago (provocando ulceras) si no es neutralizado por ciertos componentes de la saliva. En libertad ellos van comiendo  durante todo el día, masticando y insalivando continuamente por lo que el flujo salivar es continuo hacia el estómago, gracias a ello existe un perfecto equilibrio entre el acido producido y la saliva neutralizante. No olvidemos que un caballo produce de 40 a 60 litros de saliva al día en estado de libertad.

Por eso es tan importante que el caballo mastique durante el mayor tiempo posible, debemos revisar el estado dental de los caballos, ya que es crucial para la masticación y producción salivar.

La función salivar es mezclarse con el alimento, para crear el bolo alimenticio y así hacer que el alimento sea más fluido facilitando la digestión, consiguiendo  de esta manera una menor incidencia en problemas digestivos, (cólicos).

El tiempo de masticación siempre dependerá de la estructura del alimento, un alimento rico en fibra (heno, henolajes, ensilaje, pastos, etc.…) va a tardar más o menos 40 m por cada quilo, mientras que un kilo de pienso compuesto tardara unos 10m, esto significa que cuando el caballo come alimentos ricos en fibra a la vez produce de 3 a 4 veces más de saliva, además la dieta ruca en fibra es fundamental para aportar nutrientes, mejorar el tránsito intestinal y evitar problemas patológicos.

INFLUENCIA DE LA ALIMENTACIÓN EN EL CARÁCTER DEL CABALLO.

 Esta comprobado que los caballos que siguen una dieta rica en fibra forraje y grasas  su comportamiento es más tranquilo. La carencia de estos produce vicios llamados enteropatías (comen materiales extraños, como arena, madera, realizan movimientos extraños….)

PERO

Para llegar a cubrir los requerimientos energéticos de los caballos en función de su actividad o estado fisiológico es necesaria la adición extra de energía, no es suficiente con la que se aporta solo  en base a dietas forrajeras.

La utilización de cereales significa más energía  pero también aumentamos la excitación del caballo debido a la gran cantidad de carbohidratos solubles que aportan almidón, azúcares y algunos oligosacáridos.

También encontramos piensos compuestos formulados con altos niveles de almidón y azucares, lo que también hace cambiar el carácter del caballo.

El almidón y los azucares pueden ocasionar problemas de salud por alteraciones en el intestino grueso con la producción de fermentaciones, alteración de la flora intestinal y desencadenando problemas patológicos como cólicos e infosuras.

Concluyendo pues que un nivel alto de glucosa en sangre podrá ocasionar problemas de osteocondrosis en potros, resistencia a la insulina y problemas musculares: raddomiliosis, etc.…

Habiéndose realizado comparativas entres dietas altas en almidón y azucares y altas en fibras y grasa se ha sacado la conclusión a que las dietas altas en fibra y grasa mejoran el comportamiento del caballo estando más tranquilos y reduciendo el estrés, facilitando así el manejo y reduciendo la posibilidad de accidentes para los jinetes.

COMO AYUDAR A NUESTROS CABALLOS.

La industria de la alimentación equina ofrece actualmente productos formulados con distintos niveles energéticos para cada situación. Por ejemplo, la reducción de los niveles de almidón y azúcares en algunos alimentos y el incremento de aceites es muy interesante para caballos sensibles, con problemas de excitación y de gran temperamento.

Para favorecer la masticación y la insalivación, también es importante la presentación de los piensos compuestos, la adición de productos con fibra larga incorporada y con gránulos (pellets) de mayor tamaño (8-10 mm) que estimulan la masticación y la insalivación, lo que se traduce en una mayor relajación y mejor salud digestiva.

La suplementación con algunos nutrientes, como el aminoácido triptófano que actúa sobre la serotonina para un mejor control de la neurotransmisión, es interesante y de gran eficacia. También la adición de otros nutrientes, como el magnesio y vitaminas del grupo “B”, todos ellos indicados para ayudar a mejorar el control del  temperamento de los caballos.

         Reglas básicas. Para mejoras el comportamiento  y reducir el estrés.

 » Para todo tipo de caballos: establecer una una buena base de alimentación aportando suficiente cantidad de fibra, forrajes a base  de henos y pastos. Debemos asegurar una un mínimo del 1,5 % del peso vivo (1,5 kg por cada 100 kg de peso vivo). Si no disponemos de suficiente fibra, aportar productos completos  (con fibra incorporada).

» Es imprescindible que realicen ejercicio para mejorar el estado mental, evitar aburrimiento y la aparición de comportamientos estereotipos.

» En caballos nerviosos, evitar dietas altas en Cereales y piensos con gran nivel de almidón y azúcares. Aumentar la proporción de fibra en la dieta, cercana al 2 % del peso vivo  (2 kg por cada 100 kg de peso vivo). Utilizar henos de hierba como rye-grass  o festuca y evitar pajas  de cereales espigadas, porque contienen ya el  grano (cereal). En caso necesario, suplementar con base de triptófano y magnesio.

» En caballos de deporte la demanda energética es muy alta, por lo que se deben aportar dietas diferentes y adecuadas al tipo de ejercicio que se va a realizar:

-Para trabajos de larga duración y baja intensidad (doma, raid), aumentar la proporción de forrajes por encima del 1,5 % del peso vivo e introducir piensos compuestos altos en grasas (6-10%).

-Para trabajos de corta duración y alta intensidad (carreras, salto) utilizar piensos compuestos ricos en almidón y azúcares de forma moderada (máx. 32-35 %), junto con niveles de grasa moderados  (3-5 %), pero de forma controlada.

» Suministrar la alimentación repartida en el máximo número de posible de tomas, no dejar muchas horas sin comer, como por ejemplo se hace a veces, desde la tarde a la mañana del día siguiente.

» En caballos que tienen que permanecer muchas horas en box, es mejor utilizar camas de paja y no de viruta y también colocar mallas para poner algo de forraje en el box. El caballo se aburrirá  mucho menos y su comportamiento se verá menos alterado.

MIRAR LAS ETIQUETAS DEL ALIMENTO 

Desde el 31 de agosto de 2011, los piensos para animales de compañía comercializados en la UE, deben etiquetarse conforme a las disposiciones del Reglamento Europeo 767/2009 (legislación de obligado cumplimiento en todos los países miembros). Esto garantiza ante el consumidor la información del producto y su forma de empleo.

Principales cambios

• Aditivos:

Los aditivos deben clasificarse en categorías o en grupos funcionales.

Existen cuatro categorías posibles en los alimentos para caballos:

“Aditivos tecnológicos”- conservantes, antioxidantes, emulgentes, estabilizantes.

“Aditivos organolépticos” – colorantes, aromatizantes

“Aditivos nutricionales” – vitaminas, oligoelementos, aminoácidos

“Aditivos zootécnicos”- digestivos, estabilizadores de flora intestinal-

* la lista completa se encuentra en el anexo I del Reglamento UE 1831/2003

 • Obligatorios:

 Es de obligado cumplimiento declarar los siguientes aditivos:

a) Todos los aditivos que tengan máximos en caballos:

b) Todos los aditivos de la categoría “Aditivos zootécnicos

Así, por ejemplo, hay que declarar los oligoelementos: Fe (hierro), I (yodo), Co (cobalto), Cu (cobre), Mn (manganeso), Zn (Cinc), Se (selenio). Anteriormente sólo se declaraba el cobre.

Desaparece la obligatoriedad de declarar las vitaminas A y E, siendo obligatoria únicamente la vitamina D (D2 ó D3), si bien es práctica habitual que se declaren todas de manera  voluntaria, en los piensos de caballos.

Anteriormente era obligatorio para los antioxidantes, los colorantes y los conservantes, poner el nombre específico del aditivo utilizado. En el nuevo reglamento sólo es obligatorio poner las palabras antioxidantes”, “colorantes” y “conservantes”, en caso de que el alimento incorpore algún producto perteneciente a una de dichas categorías.

 • Denominación específica:

Todos los aditivos declarados de manera obligatoria o voluntaria deberán incluirse en la etiqueta con su denominación específica y/o número de identificación, cantidad añadida y la categoría o grupo funcional al que pertenecen.

 • Alegaciones:

La nueva legislación regula las llamadas “alegaciones”, que son funciones específicas que cumple el alimento.

Para que pueda incluirse una alegación, ésta debe ser verificable por las autoridades. El fabricante deberá disponer, en el momento de comercializar el pienso, de información científica que avale la misma. Están expresamente prohibidas la alegaciones referentes a prevención, tratamiento o curación de enfermedades. No aplica a desequilibrios nutricionales que no lleven asociados síntomas patológicos.

 • Cambios en títulos:

Algunos cambios en los títulos de ciertas informaciones en la etiqueta. Por ejemplo, la sección de la etiqueta donde aparecen las materias primas o grupos de materias primas, que  anteriormente se denominaba “Materias primas para alimentación animal” pasa a denominarse “Composición”. En ella deben figurar las materias primas en orden descendente de inclusión, con su nombre individual, o agrupadas en categorías, tal y como se venía haciendo actualmente.

También cambian los nombres de algunos constituyentes analíticos, pero sigue siendo obligatoria la declaración de cuatro análisis: proteína (proteína bruta), grasa (grasa bruta), fibra bruta y cenizas o materia inorgánica.

Normalmente los fabricantes declaran de manera voluntaria otros contenidos analíticos de los piensos.

 • Catálogo:

Existe un nuevo catálogo comunitario, no exhaustivo, de materias primas con los nombres recomendados para las mismas. (Reglamento UE 575/2011).

 • Teléfono:

En la etiqueta debe figurar un número de teléfono gratuito u otro medio de comunicación adecuado que permita al comprador obtener información adicional a las indicaciones  obligatorias sobre los aditivos y las materias primas.

 ¿QUÉ DEBE DECIRNOS UNA ETIQUETA?

Basándonos en la legislación, y a modo de resumen, podemos clasificar la información en dos partes: A) declaraciones obligatorias y declaraciones B) voluntarias.

Declaraciones obligatorias:

Deben ser legibles, indelebles y en el idioma(s) oficial del país miembro en el que se comercializa. Las etiquetas deben incluir:

• El tipo de pienso: “Pienso completo” o “Pienso complementario”, que puede ser  reemplazado por “Pienso compuesto” o “Alimento”. También pueden emplearse las expresiones “Pienso mineral” y “Pienso completo de lactancia”.

• La categoría de animal a la que se destina el alimento.

• Instrucciones para un uso adecuado del producto.

• Los ingredientes utilizados con su nombre individual, bajo el título “Composición”, enumerándolas por orden decreciente por peso, o bien agrupados por categorías. En caso de destacar la inclusión de alguna

materia prima, en el nombre o en el envase del producto, debe indicarse en la etiqueta, su nombre individual y el porcentaje de inclusión.

• Los ingredientes que hayan sido genéticamente modificados,

Deben ser etiquetados como tales.

• La lista de aditivos

 Precedida del título “Aditivos”, de acuerdo con lo comentado anteriormente.

• Los “Constituyentes analíticos”

 Proteína (proteína bruta), grasa (grasa bruta), fibra bruta y cenizas (residuo de incineración o materia inorgánica). En casos especiales el contenido en humedad. Si en el producto se hace alguna alegación sobre un determinado nutriente, éste debe ser declarado como constituyente analítico.

• Nombre y dirección de la empresa

Responsable del etiquetado y número de autorización.

• Número de lote.

• Cantidad neta.

• La fecha de durabilidad del producto.

Para ello existen varias posibilidades:

» Utilizar antes del (día, mes y año) para piensos muy perecederos.

» Utilizar preferentemente antes del (mes y año, o día, mes y año).

» Indicando en algún lugar de la etiqueta la fecha de fabricación (día, mes y año), y utilizando en esta caso, la expresión “(Periodo de tiempo en días o meses) después de la fecha de fabricación.

» A veces, la fecha de durabilidad viene impresa fuera de la etiqueta, en el envase.

En este caso se utilizan expresiones del tipo: “Utilizar preferentemente antes de: ver envase”.

• Número de teléfono gratuito

Medio de comunicación adecuado para el comprador.

Declaraciones voluntarias:

• Cualquier aditivo incluido

En el producto y cuya declaración no sea obligatoria.

• Otros constituyentes analíticos  

Como azúcar, almidón, calcio, fósforo, aminoácidos, etcétera.

• La marca “e” en el peso neto,

Que significa que el fabricante cumple con la legislación metrológica vigente en la Unión Europea.

• Alegaciones,

Con las restricciones mencionadas anteriormente.

• Iconos, logos, otras informaciones gráficos,

Siguiendo unas normas o principios básicos de buena comunicación.

• Condiciones de conservación.

 Para más detalle y ampliar la información, sería aconsejable consultar los reglamentos a los que se ha hecho referencia, además de conocer el código publicado por Fediaf (The European Pet Food Industry).

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 990

Los Electrolitos, son un suplemento imprescindible para el caballo de competición.

Los electrolitos son minerales que están disueltos en la sangre y los tejidos del cuerpo que poseen una carga eléctrica positiva o negativa.

Los electrolitos son generalmente ácidos, bases o sales. Estos minerales ayudan a preservar el equilibrio de los fluidos dentro y fuera de las células. También, funcionan trasmitiendo los impulsos nerviosos dirigidos a provocar las contracciones en los músculos, latidos del corazón, etc. De hecho, los electrólitos están implicados en prácticamente todas las funciones del cuerpo, de ahí su importancia.

La manera más usual de ver si un caballo está deshidratado es observando el color de las encías y pellizcando la piel del cuello del caballo para observar si retrocede rápidamente o no.

Estos procedimientos sólo empiezan a delatar que existe deshidratación a partir de un 8%, o sea, cuando ya es demasiado tarde, pues el rendimiento deportivo del caballo ya habrá sido afectado.

La absorción de los electrolitos

La sal común es una fuente de electrolitos muy importante, por lo que es recomendable que el caballo tenga acceso a un bloque de sal para compensar cualquier deficiencia que tengan en la dieta.

El NRC (la organización oficial norteamericana que marca los niveles mínimos recomendados de nutrientes en las dietas de los caballos) estima que los caballos en entrenamiento, yeguas en gestación, o los que están expuestos a temperaturas elevadas, requieren una concentración de al menos el 0,1 % de sal común (NaCl) en su dieta para satisfacer sus necesidades.

No obstante, si la cantidad de sal que recibe el caballo es restringida, los riñones pueden compensarlo hasta cierto punto, secretando menos sodio de lo normal.

Entre los electrolitos más importantes, citaremos el potasio, calcio, fósforo y magnesio, los cuales se pueden encontrar en las dietas equinas más comunes, en cantidad suficiente para el caballo en mantenimiento.

Sin embargo, dicha cantidad no es suficiente para un caballo en entrenamiento, gestación o aquel que está expuesto a temperaturas muy elevadas.

La eficiencia con la que el caballo utiliza los electrolitos presentes en la dieta, está influenciada por otros factores. Por ejemplo, el mantenimiento del equilibrio entre el calcio y el fósforo, que a su vez está controlado por tres agentes: paratirina (PTH), vitamina D y calcitonina, que interaccionan sobre los huesos, el riñón y los intestinos.

La paratirina responde a niveles bajos de calcio favoreciendo en el riñón la reabsorción capilar del calcio y la eliminación de fósforo por la orina. En el hueso la paratirina favorece la resorción ósea, con lo que se libera calcio y fosfato a la circulación sanguínea.

La vitamina D favorece la absorción de calcio y fósforo intestinal. Un desequilibrio entre el calcio y el fósforo puede conducir a problemas serios (la proporción óptima de calcio/ fósforo en la dieta debe ser entre 1,5 a 1 y 1,8 a 1).

Aunque no se ha realizado ninguna investigación detallada con caballos, se sabe por diversos estudios realizados en humanos y otros animales distintos al caballo, que los minerales a menudo utilizan un “ sistema de transporte ”, valiéndose de la pared del intestino y la circulación sanguínea.

El sistema portador es esencialmente una proteína/enzima que reconoce un mineral en cuestión, lo bloquea y hace que sea absorbido. El hierro, el zinc y el cobre compiten el uno con el otro por la absorción de este modo.

El magnesio es un electrolito muy importante, pero se sabe muy poco sobre como es absorbido o que mecanismos del cuerpo controlan el nivel de magnesio en sangre. De acuerdo a un estudio realizado en caballos, los alimentos más comunes mostraron unos niveles adecuados de magnesio en el análisis; sin embargo, se observaron deficiencias o bajos niveles de magnesio en sangre. Las deficiencias pueden ocurrir, incluso en las dietas relativamente “ricas” en magnesio, como por ejemplo las basadas en heno de alfalfa.

Si profundizamos algo más en estas dietas, veremos que son también ricas en calcio. Se ha llegado a la conclusión, mediante estudios realizados con otros animales, que el calcio y el magnesio comparten un sistema de transporte común. Asumiendo esta teoría en el caso de los caballos, si el cuerpo compite por una alta absorción de calcio, no absorbe suficiente cantidad de magnesio.

En la actualidad, el magnesio también tiene importancia en la medicina humana. Se ha demostrado recientemente en unos estudios a escala mundial, que la cantidad de magnesio ingerida es inadecuada en el 75-85 % de la población, lo que provoca complicaciones, especialmente en los ancianos y niños que no ingieren la cantidad recomendada. De hecho, muchas anormalidades en el ritmo del corazón están asociadas con niveles bajos de magnesio.

Así pues, si los caballos reciben una cantidad insuficiente de magnesio o una cantidad excesiva de calcio, tal que llegue a bloquear la absorción del magnesio, tienen más probabilidad de sufrir problemas musculares, desde un simple calambre o dolor muscular hasta complicaciones más serias como Rabdomiolisis o Mioglobinuria.

Tipos de electrolitos:

electrolito1Cloruro Sódico
La sal común (NaCl), es el mejor electrolito para el cuerpo. La sal está compuesta por dos iones (partículas cargadas eléctricamente): sodio (Na+) y cloro (Cl-). Se encuentra en una concentración mucho más alta fuera de las células (en la sangre y otros fluidos que rodean a las células) que dentro de las células.

La complicación con la sal es que hay caballos que no la quieren comer, ni en una presentación sólida, ni mezclada con su pienso. En Europa se comercializa sal sin sabor, apropiada para caballos que tienen altos requisitos de sal, y sin embargo, no la quieren comer.

La salinidad en sangre depende de cómo es filtrada ésta a través de los riñones. De esta manera, el cuerpo sabe cuánta cantidad de agua debe salir en la orina para conservar la concentración de sal en la sangre a unos niveles normales.

La salinidad en sangre puede también influir en la sudoración. Cuando un caballo está deshidratado y el nivel de sodio en sangre es más concentrado, la sudoración disminuye o incluso para, ya que el cuerpo intenta mantener un equilibrio crítico entre la cantidad de sal y de agua y en consecuencia, si no existe una sudoración adecuada, puede producirse un calentamiento peligroso en el cuerpo del caballo.

Potasio
El potasio es el principal electrolito intracelular positivo (K+), ya que aproximadamente, el 98 % del potasio del cuerpo se encuentra dentro de las células. Uno de los papeles más importantes del potasio es ayudar a la acción enzimática, así como al funcionamiento de la membrana celular, la conducción del ritmo cardiaco, el funcionamiento del riñón, el almacenamiento de glucógeno, la conducción de los impulsos nerviosos y a conservar una correcta función muscular (esto incluye tanto a los músculos del sistema locomotor como a los músculos del corazón).

Cualquier pequeño cambio que se produzca en la cantidad total de potasio (potasio dentro y fuera de las células), afectará negativamente al rendimiento atlético del caballo, ya que si no existe un equilibrio entre el potasio y el sodio dentro y fuera de las células, no se podrá mantener una correcta actividad de los nervios y músculos.

Por lo tanto, el cuerpo trabaja para conservar un nivel de potasio en sangre que se sitúe dentro del baremo normal. Para hacer esto, algunas veces la sangre “sustrae” potasio del interior de las células. Por consiguiente, un análisis de sangre no es siempre un método fiable para detectar posibles carencias de potasio, ya que éste indica la cantidad de potasio que circula en sangre, pero no indica la cantidad de potasio que tienen las células en su totalidad. No obstante, sabemos que si el nivel de potasio en sangre es bajo, el nivel dentro de las células será todavía más bajo.

Calcio
Cuando escuchamos la palabra “calcio”, pensamos en los huesos y en los dientes. Es verdad que esta es una de las funciones más importantes del calcio en el cuerpo, ya que la mayor parte del calcio del cuerpo se encuentra en los huesos y en los dientes. Sin embargo, el calcio en forma iónica (Ca++) es también un electrolito importante para el funcionamiento normal del tejido muscular y nervioso, ya que participa en la activación de nervios y músculos y en la contracción muscular. Al igual que el potasio, los niveles de calcio en sangre son estrechamente regulados por el cuerpo para mantenerlos dentro del baremo normal.

Magnesio
El magnesio es probablemente el electrolito al que se da menos importancia. Al contrario que ocurre con otros electrolitos, el magnesio lo encontramos en pequeñas cantidades, y aún así juega un papel muy importante. El magnesio funciona como un “cofactor” en más de 300 reacciones de enzimas dentro del cuerpo. Esto significa que si el magnesio no está presente, o está presente en cantidades insuficientes, cada una de estas 300 reacciones sufrirá.

El magnesio es un cofactor importante para las reacciones que implican la combustión de glucosa (fuente de energía más importante para todos los ejercicios aeróbicos) en presencia de oxígeno. El magnesio también está implicado en el metabolismo de las grasas y las proteínas y es esencial para la creación de DNA en las células. Además, los músculos requieren magnesio para ejercer su función correctamente, sobre todo para la relajación.

Fósforo
El fósforo está involucrado en la formación del hueso. Aproximadamente el 85% del fósforo del cuerpo está localizado dentro de los huesos, en forma sólida. El resto está repartido entre la sangre y el interior de las células. Dentro de las células, el fósforo es esencial para el metabolismo normal de los carbohidratos, grasas y proteínas, así como también para la generación y almacenamiento de energía desde estas fuentes.

Manganeso
El manganeso es un electrolito del que raramente se escucha hablar. El manganeso está presente en cantidades muy pequeñas si lo comparamos con otros electrolitos, pero es esencial para la formación de tejidos conectores (aquellos tejidos que mantienen el cuerpo unido) y la formación del cartílago articular. El manganeso también juega un papel importante en el metabolismo de la grasa, la creación de DNA en las células y a su vez realiza un papel importante como “cofactor” en la síntesis del colesterol (es necesaria una cierta cantidad de colesterol para formar las hormonas más importantes del cuerpo).

Si el magnesio no está presente, cada una de estas reacciones sufrirá un deterioro.

Cobre
El cobre también está presente en pequeñas cantidades comparado con otros electrolitos (sodio, potasio, cloruro, calcio, magnesio, fósforo). El cobre es un electrolito necesario para la formación de las capas protectoras externas de los nervios, la producción de la melanina (pigmentación de la piel) y la formación de colágeno sano (tejido conectivo), el mayor componente de los tendones y ligamentos. De forma similar, con una cantidad adecuada de cobre en el cuerpo, el cartílago articular estará sano y en buen estado. Una deficiencia de cobre puede debilitar la producción de hemoglobina, componente principal de los glóbulos rojos.

La pérdida de electrólitos

Aunque el cuerpo del caballo conserva eficientemente los electrolitos que necesita, se pierde una cierta cantidad cada día a través de la orina, las heces, el sudor y las secreciones. Además de estas pérdidas habituales, los caballos pueden perder electrolitos en mayores cantidades si padecen alguna enfermedad, como la diarrea.

La forma más común de pérdida de electrolitos o al menos la más conocida por la gente, es la sudoración. El sudor es salado, lo que quiere decir que un incremento de la sudoración incrementa las pérdidas de electrolitos. Además, la sudoración también incrementa la pérdida de agua, que es normalmente más importante que la pérdida de electrolitos, por lo que este debe siempre reemplazarse en primer lugar o al mismo tiempo que los electrolitos.

Por el contrario, ningún ejercicio implica una pérdida de electrolitos. Un trabajo intenso provoca daños microscópicos a los músculos, ya que hace que las paredes de las células del músculo sean “agujereadas”. Debido a esto, un mayor número de los electrolitos que se encuentran en el interior de las células (como el calcio, magnesio y potasio), son liberados, provocando un aumento de estos en sangre, la cual no alcanza un nivel normal de electrolitos hasta después del ejercicio. Los riñones detectan este desequilibrio e inmediatamente trabajan para corregir la situación, haciendo que el exceso sea expulsado en la orina.

¿Cuándo y cómo suministrar suplementos de electrolitos al caballo?

Obviamente, el cloruro sodio o sal, debe estar siempre al alcance del caballo como principal suplemento de electrolitos. La mayoría de los caballos consumen por instinto una cantidad de sal suficiente para satisfacer sus necesidades, no obstante, cuando la temperatura ambiente es muy elevada o el caballo desarrolla un trabajo intenso, es recomendable vigilar el bloque de sal que ponemos al caballo.

Un caballo que realiza un trabajo intenso, debe consumir un bloque de sal de 1,3 Kg . en aproximadamente dos semanas cuando la temperatura es elevada o en tres semanas cuando la temperatura es baja. Hay ciertos caballos que por aburrimiento se dedican a comer el bloque de sal y surja también la situación contrario de caballos que lo prueban. En estos casos, hay que quitarles el bloque de sal y se debe añadir la sal directamente a su ración.

Muchos jinetes, utilizan bloques de sal de libre acceso como la única fuente de electrolitos durante todo el año.

Como regla general, si un caballo no realiza un trabajo intenso y hace un uso regular del bloque de sal, no es necesario que reciba suplementos de electrolitos adicionales. Normalmente los bloques minerales (de color marrón o rojo), no contienen la proporción ni la cantidad de minerales que necesita el caballo para reponer los electrolitos perdidos así que es más beneficioso y más barato proporcionar bloques de sal exclusivamente sin otros productos. Es aconsejable utiliza bloques de minerales fabricados para otros animales.

Los suplementos de electrolitos distintos de la sal común, deben darse sólo cuando sea necesario y en las cantidades adecuadas para conseguir unos mejores resultados. Por ejemplo, los caballos que trabajan y sudan constantemente o que están expuestos a temperaturas elevadas, deben recibir una cantidad diaria de electrolitos en varias tomas.

Si el caballo necesita suplementos de electrolitos diariamente, es conveniente proporcionarlos de forma rigurosa, sin embargo si el caballo los va a necesitar durante un período corto (un nivel inusual de actividad o exposición al sol), deben empezar a tomar el suplemento el día antes del evento y continuar tomándolo hasta dos días después.

Siempre que se administren electrolitos, se deben seguir las indicaciones de los fabricantes de forma rigurosa.

De acuerdo a estas recomendaciones, muchos caballos consumen con más facilidad los electrolitos cuando están mezclados con agua. De hecho, esta es la forma preferida de administración, ya que un aumento de las necesidades de electrólitos siempre va a la par con un aumento en las necesidades de agua. Sin embargo si al caballo no le gusta el agua que contiene electrolitos, se pueden añadir estos a la ración del pienso o se pueden administrar con una jeringa mezclándolos con puré de manzana para que lo ingiera mejor.

Si proporciona el suplemento de electrolitos en el agua, hay que proporcionar también, en otro cubo, agua sin electrolitos y permitir elegir al caballo. Si observa que el caballo nunca prueba el agua con electrolitos, hay que suministrarlos de otra manera. Esto significa que el caballo tendrá para elegir dos cubos de agua, uno con electrolitos y otro sin ellos.

No hay que olvidar que un caballo que recibe suplementos de electrolitos, necesita más agua en su dieta para equilibrar la carga de electrolitos. Si el caballo no recibe la cantidad de agua que necesita, puede producirse una sobrecarga de electrolitos. Para deshacer esta sobrecarga, el caballo secretará más agua en su sistema intestinal o mediante sus riñones. El resultado será un caballo que está más deshidratado que antes de haber proporcionado los electrolitos – precisamente lo que se intentaba evitar.

Se deben proporcionar suplementos de electrolitos junto con un libre acceso a un bloque de sal, en las siguientes circunstancias:

Si el caballo no consume una cantidad adecuada de sal por sí mismo. Es decir, un bloque de sal cada dos semanas para caballos en trabajo intenso o que están expuestos a temperaturas elevadas o un bloque de sal cada seis semanas para caballos que no están trabajando o que están expuestos a temperaturas moderadas.
Si el caballo ingiere una cantidad adecuada de sal, pero muestra signos de padecer un desequilibrio de electrolitos como deshidratación leve, calambres musculares, mioglobinuria, pérdida de apetito, debilidad, letargo o disminución de la orina.

Es recomendable acudir a un veterinario para que determine si la causa principal es un nivel desequilibrado de electrolitos. Si se comprueba que el caballo está libre de cualquier problema médico y ha estado haciendo ejercicio regularmente y/o ejercicio bajo temperaturas elevadas, los suplementos de electrolitos son muy recomendables.

Si el caballo va a realizar un trabajo intenso y no puede o no quiere comer o las temperaturas son altas y debido a ello suda mucho.

Si el caballo tiene un problema influenciado por, o a causa de, anormalidades electrolíticas; por ejemplo, problemas musculares o diarrea.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 870

Hoy en día nos quieren hacer creer que con el suplemento adecuado, nuestro caballo, se convertirá en un super horse……¡Pues no!

Analizaremos cuál es el papel que tienen los suplementos para el caballo, cómo y cuándo utilizarlos.

¿Cómo son los productos hoy en día?

La definición de suplemento es el elemento que se proporciona para completar algo que no está entero. O sea, si hay una deficiencia en la dieta del caballo, un suplemento debe aumentar el nivel vitamínico hasta llegar al adecuado para el animal, según sus requisitos individuales. La mayor parte de los caballos de deporte reciben algún tipo de suplemento  durante su vida deportiva. En muchos casos, es debido a que el responsable del animal no tiene acceso a la información nutricional de la ración que recibe el caballo y cree que puede haber algún elemento que necesite.

Los productos que hoy en día están disponibles en el mercado vienen en varios formatos. Hay jeringas orales, líquidos, polvos, o granulados. Luego, existe un sin fin de contenidos e ingredientes desde las simples vitaminas o minerales que se venden por separado, como la vitamina E o suplementos que mezclan vitaminas. Hay productos que utilizan hierbas como fuente de vitaminas y luego hay lo que se ha dado en llamar “nutracéuticos”.

El término “nutracéutico” se describe como una combinación de nutrición, hierbas e ingredientes de farmacia pero sin utilizar drogas, o sea algo más que una vitamina. Este tipo de suplemento más moderno se supone que aumenta las defensas y la capacidad del organismo del caballo para  regenerar tejidos y curarse a sí mismo.

Luego, dentro de este campo, hay auténticas batallas entre fabricantes sobre que producto funciona mejor o se absorbe de mejor manera y como pueden proporcionar más garantías de que el producto esté libre de contaminaciones.

El fabricante de un nutracéutico no puede, por ley, decir que un producto cura algún problema específico. Tiene que comunicar para lo que vale el producto de manera indirecta asegurando que el cliente no entienda que el suplemento vale como un medicamento o droga.

La tendencia  últimamente es  proporcionar al caballo mezclas de elementos equilibrados ya que existen varios estudios que muestran que un solo producto no funciona con la misma eficacia que varios productos en conjunto.

Por ejemplo, no se debe proporcionar la Vitamina E sin suficiente Selenio. Cuando se suplementa la dieta con anti-oxidantes, hay varias pruebas que sugieren que si el organismo del caballo no recibe la mezcla apropiada no tiene la misma eficacia.

¿Son Todas las vitaminas iguales?

En una palabra – ¡NO!- Hay variaciones enormes en la capacidad de absorción de ciertos nutrientes. Por ejemplo, si se proporciona un nutriente, pero este no llega apropiadamente al lugar dentro del sistema intestinal donde pueda ser absorbido, es como si no estuviese incluido en el suplemento. Por esta razón, se añaden aminoácidos a los minerales para garantizar que lleguen al organismo del caballo. Este tratamiento se anota en la etiqueta del producto como un mineral “quelado”.

Hay diferencias de absorción también según la fuente de la vitamina. Por ejemplo, la Vitamina E se encuentra en el ingrediente alfa-tocoferol. Se sabe que el alfa-tocoferol que viene de fuentes naturales se absorbe más rápido y permanece dentro de los tejidos del caballo durante más tiempo que el alfa-tocoferol que se produce de manera sintética.  Pero: ¿Cómo se puede saber cuál es la fuente de la vitamina E?…La etiqueta debe tener un listado de ingredientes y el alfa-tocoferol natural se denomina con la letra D por delante, o sea D-alfa-tocoferol. La vitamina E sintética se denomina con un DL delante, o sea DL alfa-tocoferol.

¿Cómo interpretar los ingredientes?

¿Ha intentado entender las cantidades de ingredientes que va a recibir el caballo con la dosis recomendada de un suplemento? Este tema puede resultar importante si el suplemento para articulaciones, su multi-vitamínico y su pienso contienen las mismas vitaminas y minerales. Proporcionar al caballo muchos tipos de suplementos a la vez puede resultar perjudicial si los niveles vitamínicos llegan a sus niveles tóxicos. Cuando el ingrediente está listado como porción por millones (ppm) no se sabe cuántas porciones hay en el recipiente y tampoco se sabe cuántas porciones hay en una dosis recomendada. Así que: ¿Cómo se sabe si el caballo se está acercando a un nivel tóxico de un ingrediente?

El problema empieza con las etiquetas, pues los suplementos no están controlados de la misma manera que los productos de farmacia y medicamentos. Los reglamentos varían entre país y país. También se complica el tema porque a veces y según quien fabrique el producto, pueden incluso variar los ingredientes, los protocolos de mezcla y la concentración de cada elemento.

El marketing de suplementos nos promete que pueden aumentar el flujo sanguíneo, aumentar el flujo de oxígeno hacia los tejidos, prevenir la mioglobinuria, aumentar masa muscular etc. Se listan los ingredientes en orden de importancia y en la etiqueta no se pone la dosis de la misma manera que lo pondría si fuese un medicamento. Estos son unos ejemplos de lo que ponen las etiquetas de algunos suplementos vendidos en España. “Puede apoyar de manera nutricional el mantenimiento de cartílago y articulaciones sanas”; o “puede ayudar de manera natural a  reducir el comportamiento resultante de desequilibrios de hormonas”. Si las etiquetas de estos productos dijeran “Está comprobado que este producto disminuye el dolor y la inflamación asociada a la artritis”, ya entrarían en el terreno de medicamentos y estarían controlados de la misma manera.

Es interesante tener en cuenta también la forma en la que viene el suplemento. Si el suplemento viene en forma de granulado, hay que asegurar que el granulado ha sido producido en frío ya que una producción de granulado en caliente puede destruir o perjudicar ciertas vitaminas. Los caballos suelen comer los granulados mejor que otras sustancias y de esta forma tenemos cierta garantía de que el caballo coma la dosis entera. Pero si este granulado no nos proporciona información de cómo ha sido producido, es preferible comprar suplementos en presentación de polvo o liquido.

Luego cada suplemento tiene su sabor. Hay que asegurarse que al caballo le gusta y lo come, porque si no, es lo mismo que tirarlo. Si al caballo no le gusta el suplemento, busque otro de otra marca. Muchos suplementos vienen en forma de jeringa o se pueden meter en una jeringa con puré de manzana con el objeto de asegurar que el caballo recibe su dosis. Si quiere proporcionar un suplemento a su caballo, debe cerciorarse que efectivamente el caballo ingiera el producto y no termine en el suelo de la cuadra.

Últimamente, muchas compañías que venden suplementos no proporcionan ninguna prueba ni investigación científica que garantice que el producto funciona. Depende de la empresa, pero a muchos les falta una metodología de analítica y control de calidad que proteja al cliente. Ni siquiera está definido claramente como identificar los ingredientes.  Hace años, no había tantos productos en el mercado y las compañías que producían suplementos eran laboratorios de investigación especializados en caballos. Debido al aumento enorme del número de caballos de deporte en el mercado y las posibles ganancias en el sector de los suplementos, han aparecido recientemente compañías que ofrecen suplementos de todo tipo, pero que no proporcionan garantía alguna.

¿Qué debe hacer el Cliente?

Pedir el desglose de nutrientes de la ración actual del caballo. Esto debe incluir el pasto, heno, alfalfa o paja que recibe, más los cereales, pienso compuesto y cualquier otro elemento que ingiera. Ayuda saber algo sobre la calidad de suelo y también del agua.

Mirar el estado físico del caballo y su planificación de trabajo. Antes de proporcionar un suplemento, debe asegurarse que su salud es buena, que mastique correctamente y que esté desparasitado según lo que dicte su situación.

Examinar lo que promete el producto: Un nutracéutico no puede apuntar que el producto trata, diagnóstica, previene o cura una enfermedad. Sólo se puede aludir a lo que parece que puede hacer el producto de manera indirecta. Diga lo que diga en la etiqueta de un producto, no quiere decir que funcione mejor que otro. Hay que tener cuidado con los productos que pretenden tener apariencia o enunciados de medicamentos. Son suplementos, no son medicamentos y no van a funcionar igual. Un suplemento ayuda al cuerpo del caballo a curarse a sí mismo y esto cuesta tiempo. No va a curar un problema sin la propia ayuda del al organismo del animal. El ejemplo lo podemos ver con algunos suplementos para articulaciones que hace poco tiempo prometían resultados en cuatro o cinco días. Cuando se piensa en los centros de investigaciones que gastan millones de Euros intentando curar la artritis, es obvio que un simple suplemento no va a resolver el problema en unos días. Hay que utilizar el sentido común.

Preguntar , leer artículos publicados y utilizar la experiencia de otros profesionales para reunir la información necesaria para tomar una decisión inteligente.

Buscar etiquetas e información sospechosa: Muchas etiquetas no contienen todos los ingredientes, es posible no saber exactamente lo que hay en el producto. No se puede tomar como un hecho que el fabricante del suplemento haya actuado en buena fe.

Por ejemplo:

– Si no se indica la cantidad de cada ingrediente por dosis, hay que preguntarse  por qué el fabricante no ha preparado la información de manera clara.

– El producto debe tener un número de lote y una fecha de caducidad para poder identificar la producción en caso de que surja un problema. Una fecha de caducidad es importante para asegurar que las vitaminas sigan activas. Las vitaminas pueden ser bastante volátiles especialmente cuando están mezcladas con minerales.

– Un producto que se vende mucho más barato pero que contiene los mismos ingredientes que productos más caros. Todos los productores pagan más o menos lo mismo por la materia prima. Los grandes fabricantes pueden recibir un descuento por mayor consumo, pero no es significante cuando el producto llega al mercado. Así que si un producto se vende a la mitad del precio que otro, sus ingredientes su calidad probablemente no serán los mismos.

Asegurémonos que el fabricante del suplemento tenga una infraestructura de laboratorio de investigación y capacidad  para  responder y responsabilizarse en el caso de que surgiese algún problema.

Mezclar los suplementos con el pienso en el último momento. Hay ciertas vitaminas que reaccionan con otras. La combinación de las Vitaminas E y C pierden efectividad con más rapidez cuando se mezcla con hierro y cobre.

Comprobar cómo queda la ración, ya que si se añaden varios suplementos se debe asegurar no llegar a un nivel excesivo de alguna vitamina que pueda llegar a ser tóxico.

¿Cuáles son las garantías de Anti-Doping con suplementos?

Técnicamente, según las reglas de la FEI y Jockey Club, no se puede utilizar ningún producto que afecte al rendimiento del caballo. Los productos que contienen vitaminas están definidos como parte de la dieta base del caballo y no están incluidos, pero hay que tener cierto cuidado cuando se utilizan productos que contienen hierbas y los nutrocéuticos.

¿Cuáles son las Vitaminas que pueden Llegar a ser Tóxicas?

Es difícil llegar a dañar al caballo aumentando su nivel vitamínico hasta niveles tóxicos. La gran mayoría de las vitaminas y proteínas simplemente se eliminan en la orina sin ningún problema. Pero hay que tener cierto cuidado de  que no aumente radicalmente el nivel vitamínico de algunos nutrientes comunes.

Por ejemplo:

– Para las yeguas gestantes, el nivel correcto de Calcio es de suma importancia, Hace falta un nivel correcto para asegurar el desarrollo ósea del feto, pero si se proporciona demasiado calcio puede contribuir a una falta en la producción de leche cuando nazca el potro.

– Se sabe que la dosis de Selenio no debe estar por encima de 0,5mg/Kg. o 1mg por cada 100 Kg. de peso corporal. El exceso de selenio es quizá lo que más se da, por el hecho de que muchos suplementos lo incluye en su fórmula. Los signos de exceso de selenio son los siguientes: Una cojera que puede parecer laminitis, un pelo sin brillo y seco y la inflamación de la corona, ceguera.

– El Hierro en exceso es eliminado en la orina, por lo que no representa ningún problema de toxicidad.  Sin embargo, los suplementos para mejorar los resultados de sangre que contienen hierro están de moda y podría ser que aún logrando mejorar los análisis,  causara deficiencia de otros minerales. Su dosis debe mantenerse a los niveles recomendados por la NRC (40mg/Kg. materia seca)

– La Vitamina A en altas dosis puede llegar a estresar los riñones del animal y en realidad es más común que falte en la dieta. Esto es debido a que la vitamina A es fácilmente disponible si el caballo recibe pasto o forraje de calidad. Los signos de que el caballo ha recibido demasiada vitamina A también son los siguientes: falta de capacidad de producir mocos, aumento en el riesgo de padecer infecciones, ceguera nocturna, una cantidad excesiva de lagrimas, reduce la velocidad de crecimiento, reduce la fertilidad y eficacia de procreación. Afortunadamente la dosis que es toxica para el caballo es bastante grande así que el problema no surge a menudo.  La NRC ha propuesto un nivel máximo seguro de 16,000 IU de vitamina A por Kg. de dieta seca por día.

– Es difícil llegar a un nivel toxico por un exceso de Zinc debido una dieta incorrecta. Los excesos de zinc han sido asociados con contaminación de tuberías o agua. Los signos de una intoxicación por exceso de zinc son falta de flexibilidad, cojera e inflamación en las articulaciones.

– Se han encontrado algunos casos de caballos que han recibido demasiada Vitamina D, pero normalmente esto no está asociada con lo que le ha proporcionado su dieta en suplementos sino por ingerir alguna planta salvaje, p.e. “Cestrum diurnum” – (jazmín salvaje) El caballo que ha recibido un exceso de Vitamina D deja de comer y pierde peso, bebe y orina en cantidades excesivas, y padece una calcificación de los riñones. La NRC sugiere que un aporte de 50 veces por encima de los requisitos designados puede ser tóxico.

– La Vitamina K puede proceder de dos fuentes y  no se han encontrado casos de exceso de la variante que procede de plantas verdes (filoquinone), pero si se han encontrado de la variante en forma microbial (menaquinone) a 1000 veces el requisito nutricional publicado.

¿Para qué se utiliza?ingredientes más Comunes¿Cuándo se Debe Utilizar?
Protección de ArticulacionesGlucasomina, MSMÚltimamente se utiliza durante toda la carrera del caballo para intentar proteger sus articulaciones y prevenir cojeras.
Mejora del Análisis de SangreHierro, Vitaminas BSolo en caso de anemia y con el control de su veterinario
Aumentar Sistema InmunológicoEquinácea, Vitamina CDurante la temporada de resfriados o mal tiempo…
Frenar Producción de Radicales LibresAnti-OxidantesCuando el caballo está en trabajo fuerte, competición, carreras o viajes
Sistema RespiratorioAnti-oxidantesSi el caballo está estabulado o si tiene algún problema diagnosticado por su veterinario de RAO o alergia
CalmarL-tryptofano, Vitamina B1, Tiamina, Valeriana (ojo con anti-doping)Si el caballo sufre de nervios durante concursos o durante ciertas épocas del año
Prevenir DeshidrataciónElectrolitosUtilizar cuando el caballo esté en trabajo fuerte, si suda de manera desmesurada, o si va a viajar
Suplemento AnalgésicoHarpagofitum ProcumbensPara el caballo con cojeras ligeras crónicas que necesita un analgésico suave que no le irrite el sistema intestinal a largo plazo
Mejorar o Estabilizar Flora IntestinalProbióticos y PrebióticosSi el caballo está en trabajo fuerte o competición, cuando hace mucho calor o durante viajes
Multi-VitaminasMezclas de vitaminasSi la dieta del caballo no llega a proporcionarle un nivel vitamínico adecuado. Si no tiene acceso a forraje de buena calidad
Mejorar calidad de cascos o aumentar el brillo del peloBiotina, Metionina, MSMEn caso de que caballo no tenga la calidad de casco necesaria o si padece de hormiguillo

Tabla de Requerimientos Nutritivos Diarios

Nutriente

Unidad

Trabajo Ligero Caballo 500kgs

Trabajo Medio Caballo 500kgs

Trabajo fuerte Caballo 500kgs

Sementales  de parada

Yeguas en Gestación y Lactancia

Potros en crecimiento

Energía

DE-MJ

85.8

102

137

102

137

80

Proteína

gr

82

984

1312

984

1312

1312

Lisina

gr

29

34

46

34

46

46

Calcio

gr/kg

2.4

3

3.5

3

3.5

3.5

Fósforo

gr/kg

1.7

2.2

2.5

2.2

2.5

2.5

Potasio

gr/kg

0.9

1.1

1.3

1.1

1.3

1.3

Sodio

gr/kg

0.1

2

3

2

3

3

Azufre

gr/kg

1.5

1.5

1.5

1.5

1.5

1.5

Hierro

gr/kg

40

40

40

40

40

40

Manganeso

gr/kg

40

40

40

40

40

40

Cobre

mg/kg101015101515
Zinc

mg/kg

40

40

40

40

40

40

Selenio

mg/kg

0.1

0.1

0.2

0.1

0.2

0.2

Yodo

mg/kg

0.1

0.1

0.1

0.1

0.1

0.1

Cobalto

mg/kg

0.1

0.1

0.1

0.1

0.1

0.1

Vitamina A

IU/Kg

2000

2000

2000

2000

2000

2000

Vitamina D

IU/Kg

300

300

300

300

300

300

Vitamina E

IU/Kg

50

80

80

80

80

80

Tiamina

mg/kg

3

3

5

3

5

5

Riboflavina

mg/kg

2

2

2

2

2

2

 

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies