¿Quiero Empezar a Montar a Caballo?

¿Quiero Empezar a Montar a Caballo?

Quiero empezar a montar a caballo y no sé qué centro elegir o me quiero cambiar de centro ecuestre porque me aburro en las clases.

¿En qué me debo de fijar? ¿Que es lo más importante? Intentaremos desde aquí ayudaros dando las pautas o características que a nuestro modo de ver son importantes a la hora de decidir el centro adecuado.

En rasgos generales, primero habría que decir que no el más caro ni con mejores instalaciones será el más adecuado para nosotros. Es decir un club de alta competición quizás no sería el mejor para iniciarnos en el deporte de la equitación o uno específico en Rutas Ecuestres nos ofrecería los mejores caballos de tanda para aprender, o si nos dedicamos a Doma ir a un club de salto tampoco sería la mejor elección.

Tampoco es lo mismo elegir un centro pensando en el pupilaje de nuestro caballo,  que elegirlo para recibir clases de tanda (sin caballo propio). Por lo tanto habría que enumerar además de con que finalidad buscamos el centro, si es para pupilaje (alquiler de box) o clases.

Primero habría que tener en cuenta, nuestro nivel de equitación;  iniciación, medio, avanzado o competición. En segundo lugar si somos principiantes o ya tenemos una disciplina que practicamos, eso será determinante a la hora de elegir el centro,  en tercer lugar si es como hobby o queremos llegar a competir,  y por último de que tiempo disponemos para desplazarnos al club (si está demasiado lejos y necesitamos algo muy cercano).

Una vez analizados estos puntos, en los cuales no nos alargaremos más,  puesto que es información general pasaremos a analizar la parte técnica que muchos de los aficionados desconocen y que creemos os puede ayudar a lo más importante en este caso, que  es buscar un Centro Ecuestre que tenga una buena Escuela de Equitación.

Pasamos a enumerar los puntos a tener en cuenta en una buena Escuela de Equitación.

– Confirmar si hay buenos profesores; es relativamente fácil si nos acercamos al centro varios fines de semana y vemos como imparten las clases.

– Confirmar si los profesores están titulados; Cual es su nivel? Se puede solicitar en el mismo centro y si no, se puede contactar con la federación autonómica o bien en el consejo autonómico del deporte correspondiente y solicitar información del profesor, si no figura en ningún censo es que no está titulado. Aparte hoy en día, todo profesor o monitor deportivo consta de su titulación académica o bien su homologación actualmente realizada.

Estar titulado no sólo es importante por  estar regulado dentro de la ley si no porque además se le ha instruido con las pautas didácticas correspondientes para tener el conocimiento adecuado y ser capaz de enseñar el deporte de la equitación. Puesto que se puede ser un gran jinete y a la vez un pésimo profesor. Saber  no significa saber transmitir nuestros conocimientos.

Además esto comporta que cada profesor tiene que poseer un seguro de responsabilidad civil, independientemente del que pueda poseer el centro hípico.

Estado de salubridad de  los caballos; Si están en buen estado de salubridad    (les brilla el pelo, están contentos, no se les nota las costillas, no están heridos, no realizan defensas habitualmente, etc.). Si además los caballos tienen microchip querrá decir que también están supervisados por un veterinario. También puede ser interesante informarnos de la alimentación que los caballos reciben.

– Recabar información de los alumnos; Hablando con el resto de alumnos  nos dirán cuanto tiempo llevan montando con ese profesor y si los alumnos llevan más de 2 años con él es buena señal. 

– Sistema de enseñanza Preguntar al profesor que sistema  de enseñanza utiliza cuando empiezan los alumnos a saltar si es que saltan? cuando empiezan a competir? Cuando salen al campo? Cuando empiezan a competir si es que lo hacen? Cuando empiezan a galopar los alumnos de iniciación? Si hay variedad en las clases? Un día campo, otro día doma, clases teóricas etc. toda esta información nos valdrá para calibrar si es adecuado o no para nosotros. 

– Nivel técnico de los Caballos. Es difícil para una persona que no es profesional saber determinar el nivel de doma que tiene un caballo, pero en lo que sí os podéis fijar en general es si son caballos nobles, sin vicios, que no se revelan y que obedecen a la voz del profesor más que al jinete en sí. Esto es buena señal porque significa que los caballos están habituados a enseñar a los jinetes tras varios años en tanda y que no los venden para luego  introducir caballos nuevos que apenas están domados. El tiempo que llevan los caballos en la tanda es determinante para saber si son buenos “profesores” y han aprendido el oficio de enseñar a los jinetes.

– Requisitos. Siempre es buena señal que la escuela nos exija una serie de requisitos como es la licencia federativa, casco de montar y botas,  eso querrá decir que miran por nuestra seguridad puesto que la licencia cubre en caso de accidente, durante las clases. 

– Adaptación y atención. Si el centro hípico esta siempre pendiente de nosotros y nuestras necesidades, veremos en la forma de atendernos, nitidez y claridad en todos los términos anteriormente mencionados, siendo ellos mismos quien nos ofrezcan toda la información además de hacernos firmar el contrato o matriculación correspondiente, realizándonos también  cualquier factura de servicio prestado. Y facilitándonos nuestra afición por los caballos.

– Sobre el centro de equitación. No dudar nunca de solicitar nos muestren o nos indiquen que coberturas aseguradoras que posee el centro, siempre por escrito.

Ya que podemos tener un incidente en cualquier momento y siempre es bueno saber quien tiene la responsabilidad en todo momento. Ya seamos alumnos. Ya seamos visitantes del Centro de equitación. Ya tengamos nuestro caballo en la hípica en pupilaje. O bien estemos realizando un clínico o colonias. También es bueno informarnos a la federación autonómica correspondiente, si nuestro centro elegido esta federado o no, y si la persona que lo dirige esta titulado u homologado como director deportivo hípico, documentación que podrá solicitarse sino en el Consejo autonómico del Deporte correspondiente, pues así podremos evaluar el nivel en competición, profesorado y legalidad del  Centro hípico.

Esperamos que este post os ayude a seleccionar una buena escuela que sobre todas las cosas os mantenga viva la llama de la afición!

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply