Authors Posts by topcavalls

topcavalls

254 POSTS 0 COMMENTS

0 122

Nos complace presentaros a nuestro nuevo Colaborador Omar El Bachiri.

Omar es Psicólogo Clínico, conferenciante y escritor.

Entre sus múltiples obras podemos destacar las siguientes publicaciones:

  • Feliz y con ahorros
  • Vivo como quiero
  • Drogas y Adicciones.

Conferenciante sobre los temas tratados en sus libros, en múltiples medios de comunicación.

Viajero insaciable, ha estado en los cinco continentes, así como un gran apasionado a los deportes, siendo instructor de Taekwondo con cinturón negro 4º DAN.

Esperamos que con sus artículos, disfruteis de una buena lectura, pero lo más importante, nos ayudara a mejorar y ser mejores.

Os dejamos este enlace, donde podéis encontrar sus publicaciones.

https://www.lulu.com/shop/search.ep?keyWords=omar+el+bachiri&type

0 131

Després d’uns quan any d´ experiència i seguiment avui parlarem només d´una apreciació que per nosaltres i molts dels nostres lectors que es dediquen als concursos de Doma Clàssica hem pogut apreciar i alguns viure a les seves pròpies carns.

Es tracte del Transfuguisme de concursa’ns entre Centres Hípic amb plena temporada de campionat de Doma Clàssica.

No pot ser normal que durant el desenvolupament de la temporada de Concursos de Doma, per Lliges Provincials o la Lliga Catalana, que alumnes que es presenten amb un club, puguin canviar en qualsevol moment de la temporada i presentàs amb un altre club.

Aquesta pràctica, primer és molt usual, Clubs que fan el imposible per sostreure els concursants d’una alta club que puntua millor, per així ells intentar remuntar.

Però la realista és una altra, els dos clubs surten perjudicats i el més perjudicat és l’alumne, i aix ho demostren les estadístiques, el rendiment no és el mateix, canvi de professorat, ambient, etc.

Des de aquet mitja, demanem a la Federació Catalana D´Hípica que estableixi una normativa, com bé està amb altres espots.

S’estableixi una finestra de dates on els participants poden canviar de club per poder participar amb aquestes lligues, i fóra d´aquests terminis no es pot concursar amb un altre club.

Així evitem el transfuguisme i la mala praxi de molts dels Clubs Hípics de Catalunya.

Tampoc estaria malament que aquests Clubs hagueren de presentar a la Federació la documentació, segons compleixen amb la legislació actual vigent.

Lamentablement creiem que el nombre de clubs inscrits es reduiria considerablement i els ingressos de la Federació caurien d’una forma inimaginable per la manca d´inscripcions.

Però tothom ha de complir les lleis o entrem amb una roda por ètica i legal i la Federació és la primera que ha de vetllar perquè això no passi.

Ara sou vosaltres el pocs Clubs legals de Catalunya, qui heu de dir alguna cosa i fer la força necessària.

0 79

Masaje en los Caballos parte final

RESUMEN

A modo de resumen de lo comentado en estos tres artículos dedicados a los masajes a caballos, y poniendo en práctica todo lo que en ellos hemos explicado, hablaremos ahora de los movimientos que deben contemplarse a la hora de realizar un masaje correctamente.
En primer lugar, debemos recordar que un masaje siempre debe tener tres grandes objetivos.

• Tranquilizar.
• Estimular.
• Generar reflejos nerviosos.

Veamos cómo conseguirlo:

MASAJE TRANQUILIZANTE
Con un masaje tranquilizante podemos llegar a interrumpir la llegada de impulsos nerviosos a los músculos, lo que significa relajación de la zona.
Para conseguirlo, los movimientos son los siguientes:

• Caricias, que deberán realizarse a un ritmo lento.
• Rozamientos suaves.
• Vibraciones suaves.
• Sacudidas tenues.
• Amasamientos suaves (aplicando las técnicas de deslizamiento, presión y compresión).

MASAJE DE ESTIMULACIÓN
Con este masaje los efectos buscados son totalmente contrarios a los del masaje tranquilizante, puesto que se pretende excitar los nervios situados en los músculos con el objetivo de estimular el tono muscular.

Debemos ser conscientes del grado de estimulación que deseamos, puesto que éste determinará el ritmo y la presión con la que realizar cada movimiento, teniendo siempre presente que debemos comenzar de manera pausada para no incomodar al caballo y, progresivamente, ir aumentando el ritmo.
Nos basaremos más en la repetición mecánica de los movimientos que en la presión ejercida; por lo que no es necesario realizar mucha presión (entre 5 y 10 kilos es más que suficiente).

Los movimientos de estimulación son:

• Caricias rápidas.
• Rozamientos.
• Vibraciones enérgicas.
• Sacudidas enérgicas.
• Fricciones suaves y enérgicas.
• Manipulación de los nervios mediante presiones, fricciones y estiramientos.
• Golpeteo con manos ahuecadas, golpes de hacha, percusiones y martilleo.

MASAJE PARA PRODUCIR REFLEJOS NERVIOSOS
Con los movimientos que producen reflejos nerviosos se consigue disminuir la tensión nerviosa, el estrés y la ansiedad, generando una gran sensación de relajación.

Estos movimientos son:

• Caricias.
• Vibraciones suaves.
• Imposición de manos.

 

Copyright TopCavalls Todos los derechos reservados, prohibida su copia reproducción sin el permiso explicito de TopCavalls

0 151

El programa para la detección del virus del Nilo Occidental que lleva a cabo IRTA-CReSA, ha encontrado el primer caso de la comunidad catalana. El caballo infectado, un animal hannoveriano castrado, presentaba los síntomas típicos de la enfermedad, tales como debilidad muscular, falta de coordinación y movimientos poco habituales. Los síntomas habrían aparecido el pasado día 1 de octubre. Posteriormente el caso fue observado por el Hospital Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona y el centro IRTA-CReSA. Finalmente, el diagnóstico concluyó con que el animal estaba infectado por el virus del Nilo Occidental y fue notificado a las autoridades sanitarias. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Durante 12 años, el centro de sanidad animal IRTA-CReSA se ha encargado del diagnóstico y la evaluación técnica del programa de vigilancia del virus del Nilo Occidental en Cataluña, dando servicio al Departamento de Agricultura. El programa persigue el objetivo de detectar con rapidez cualquier caso de virus, que puede afectar tanto a caballos como aves y, además, puede ser transmitido a personas por la picadura de mosquitos vectores.

Este caso de Fiebre del Nilo ya es el segundo que se notifica en España en lo que va de mes, el primero tuvo lugar en Huelva, donde otro caballo que presentaba los síntomas de dicha enfermedad fue diagnosticado como infectado. Para los équidos el virus puede resultarles fatal, causándoles la muerte o dejándoles graves secuelas. En el caso de las personas, 4 de cada 5 no muestran síntomas de infección y puede ser contagiada entre humanos por medio de la donación de sangre y órganos.

El virus del Nilo Occidearticulo24_3ntal es transmitido a humanos, aves, y caballos por mosquitos. La presencia del virus en estos hospederos puede causar encefalitis, o inflamación del cerebro. Antes de 1999, el virus no se había encontrado en los Estados Unidos. El virus se encontró por primera vez en la ciudad de New York durante el verano de 1999, y de nuevo en el 2000 y en el 2001 en el nordeste de los Estados Unidos. Apareció por primera vez en Florida durante el verano del 2001.

Los mosquitos adquieren el virus cuando se alimentan en animales (hospederos de almacenaje) que están infectados con el virus. Los hospederos de almacenaje que están involucrados con la transmisión del virus del Nilo Occidental son los pájaros silvestres, en los cuales la infección puede ser mortal. Los cuervos en particular son propensos a ser infectados con el virus del Nilo Occidental y sufren alta mortalidad. Las aves producen gran número de partículas virales que circulan en su sangre, y cuando ciertas especies de mosquito se alimentan en animales infectados, el virus se multiplica en estos mosquitos. Si varios días después, un mosquito infectado toma una segunda cena de sangre de un caballo, el caballo puede ser infectado por el virus. El intervalo de tiempo entre la picada del mosquito y el comienzo de los síntomas es de 5 a 15 días. Seguido de la picada del mosquito infectado, el virus se multiplica en la sangre del caballo, cruza la barrera entre la sangre y el cerebro, e infecta el cerebro. El virus entonces interfiere con el sistema nervioso central, y puede causar inflamación del cerebro

Cuando un caballo es infectado, el número de partículas virales es relativamente bajo en comparación con los hospederos de almacenaje naturales. Debido a que el número de partículas es tan bajo, mosquitos libres de la infección no reciben suficiente virus al picar a caballos o a humanos para infectarse ellos. Por lo tanto, los humanos y los caballos no transmiten la enfermedad y son llamados “hospederos sin salida”.

Señas Clínicas

En 1999, 25 caballos en Long Island, New York presentaron señas clínicas de infección con el virus del Nilo Occidental. Las señas clínicas que se vieron en estos caballos incluyeron letargia, tropiezos y falta de coordinación, debilidad en las extremidades, ataxia, parálisis parcial, y muerte. Por lo general no se observó fiebre. Otras señas que pueden indicar infección con el virus del Nilo Occidental en los caballos incluyen deterioro de visión, inclino de la cabeza, convulsiones, no poder tragar, movimientos en círculos, sobre-excitabilidad, o coma. De los 25 caballos con señas clínicas, nueve murieron por sí o por eutanasia. Los otros 16 se recuperaron. Otros caballos en el área probablemente fueron infectados pero no demostraron síntomas de la enfermedad. Por lo menos 35 otros caballos en el área tenían anticuerpos contra el virus del Nilo Occidental pero nunca demostraron señas de la enfermedad. La infección con el virus no tuvo relación con la edad, casta, o tamaño del caballo. En el año 2000 se reportaron mas de 60 casos en los siguientes estados: Connecticut, Delaware, Massachusetts, New Jersey, New York, Pennsylvania, y Rhode Island.

Diagnosis y Tratamiento

Si un caballo da señas que sugieren infección con el virus del Nilo Occidental llame a su veterinario para que lo examine. Es importante no presumir que un caballo con estos síntomas tiene encefalitis del Nilo Occidental. Se necesita una diagnosis definitiva para poder eliminar otras enfermedades con síntomas similares (por ejemplo, rabia, botulismo, encefalitis equina oriental, encefalitis equina occidental, y encefalitis equina Venezolana). Una diagnosis positiva para el virus del Nilo Occidental se puede obtener haciendo pruebas de sangre para detectar el virus o anticuerpos contra el virus.

En estos momentos no existen vacunas ni curas para los caballos infectados. El desarrollo de una vacuna está siendo facilitado por el Servicio de Inspección de Salud de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-APHIS), el cual provee aislamientos equinos y avícolas a agencias con las facilidades adecuadas para conducir investigaciones sobre el desarrollo de una vacuna.

Caballos que estén vacunados contra la encefalitis equina oriental no están protegidos contra el virus del Nilo Occidental. Estos viruses pertenecen a diferentes familias de virus y la protección no cruza. El tratamiento de caballos infectados consiste en ameliorar los síntomas. Terapia que incluye líquidos y nutrición es a veces empleada.

El Servicio Veterinario de USDA-APHIS está en alerta para identificar actividad del virus en la costa del Atlántico de los Estados Unidos. Según APHIS, no es necesario eliminar a los cabllos que estén infectados con el virus del Nilo Occidental. No es probable que mosquitos que se alimenten de caballos infectados consuman suficiente virus para transmitirlo a otros animales. Los caballos enfermos son eliminados solo para eliminar el sufrimiento debido a una encefalitis severa, de la cual no es probable que se recuperen. Igualmente, debido a que los caballos son hospederos sin salida, no es necesaria la cuarentena.

Medidas de Prevención

La medida más importante es estar al tanto de las condiciones locales y prevenir el contacto de los caballos con los mosquitos. Los siguientes pasos se pueden tomar para prevenir el contacto con mosquitos:

  • Elimine sitios que puedan criar mosquitos. Esto incluye eliminar recipientes que mantengan agua, llantas, carretillas, cubos, desagües de techo tupidos, baños de aves y cualquier otro objeto que pueda acumular agua.

  • Vuelva al revés las piscinas portátiles.

  • Elimine el agua de las cubiertas de piscinas que mantengan agua.

  • Limpie bien los bebederos de ganado por lo menos cada tres días.

  • Haga agujeros en recipientes que mantienen agua para que drenen.

  • Vigile charcos que mantienen agua por mas de cuatro días y vacíelos si es posible.

  • Mantenga a los caballos en los establos durante los periodos mas activos de alimentación de los mosquitos, generalmente durante el amanecer y durante el anochecer.

  • Use repelentes contra mosquitos para caballos. Lea la etiqueta antes de usar el producto, y siga las instrucciones. Por lo general el DEET no se usa en los caballos. La mayoría de los repelentes para caballos contienen permetrín (permethrin).

Preste atención a alertas médicas y veterinarias y siga sus consejos.

Este documento, ENY651S, es uno de una serie de publicaciones del Entomology and Nematology, Servicio de Extensión Cooperativa de la Florida, Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas, Universidad de la Florida. (UF/IUFAS). Fecha de primera publicación: June 2001. Repasado December 2005. Revisado January 2012. Visite nuestro sitio web EDIS en <http://edis.ifas.ufl.edu>.
Jorge Rey, Professor, C. Roxanne Rutledge, Assistant Professor, Florida Medical Entomology Laboratory, Vero Beach, FL; Entomology and Nematology Department, Cooperative Extension Service, Institute of Food and Agricultural Sciences, University of Florida, Gainesville, 32611.

 

0 131

LOS MOVIMIENTOS

A nivel general se puede hablar de ocho tipos de movimientos de masaje, cada uno de los cuales se compone de varios movimientos que pueden producir efectos relajantes o estimulantes, según la presión y el ritmo adoptado.

Conozcamos estos movimientos:

CARICIAS: deben tener un efecto tranquilizante y relajante, teniendo un efecto directo sobre el sistema nervioso central; de hecho un masaje siempre debería comenzar y finalizar con caricias, además de utilizarse para enlazar los distintos desplazamientos. Las caricias se deben realizar con las yemas de los dedos o con las palmas de las manos, recorriendo relajadamente la superficie del cuerpo del caballo con una débil presión. En caso de que agilicemos el ritmo, el efecto de las caricias variará, pudiendo pasar a ser estimulantes e incluso excitantes.
Preferiblemente seguirán la dirección del pelo o los músculos en su sentido longitudinal.2. ROZAMIENTOS: los más usados durante el masaje (cada dos movimientos, para acentuar el efecto de drenaje que se persigue). Se trata de movimientos de deslizamiento realizados con dedos y palmas. La mano debe adaptarse a la zona masajeada, permaneciendo en contacto constante con ella.
Pueden utilizarse ambas manos simultáneamente o ir alternándolas con movimientos constantes y uniformes.

ROZAMIENTOS: Los rozamientos deben realizarse hacia el corazón para favorecer el movimiento natural de la circulación sanguínea venosa. La presión debe ser uniforme a lo largo de todo el movimiento, teniendo en cuenta que el nivel de drenaje es proporcional a la presión aplicada y al ritmo. Así si se aplica poca tensión y un ritmo lento, tendrán un efecto relajante y mejorarán la circulación, pero si se hacen con una presión superior a 4,5 kg., aunque el ritmo sea lento, servirán para estimular la circulación sanguínea.
A la hora de realizar rozamientos en zonas estrechas, será recomendable utilizar únicamente los dedos, no la mano entera, teniendo en cuenta que la presión siempre debe adaptarse a la zona en la que se está realizando el rozamiento.

PRÉTISSAGE: recibe este nombre la técnica que reúne los movimientos de amasamiento, compresión, presión, levantamiento, deslizamiento con compresión y rodamiento:
Amasamiento: movimiento rítmico circular (pequeños semicírculos sucesivos superpuestos), realizado con los pulgares o con la superficie inferior del índice, medio y anular.
Con esta técnica se pretende mejorar el bombeo del corazón, con lo que se estimula la circulación sanguínea y se mejora la oxigenación. También mejora el drenaje linfático, permitiendo localizar puntos de tensión.
Si se pretende realizar una tarea de relajación, el ritmo debe ser de un movimiento por segundo, mientras que si el objetivo es estimularlo, deberá aumentarse hasta 2 ó 3. Resulta fundamental controlar la presión, comenzando suavemente (entre 1 y 1,5 kg.) y aumentando en los grupos musculares grandes hasta alcanzar una presión de entre 4,5 y 6,5 kg.
Compresión: movimientos realizados con la palma de la mano o con el puño ligeramente cerrado, alternando las manos y tratando de ejercer una presión directa contra el músculo. Para realizarlos nos deberemos servir de nuestro peso corporal.
Con ella se favorece el bombeo del corazón, teniendo los mismos efectos que el amasamiento.
Se utiliza en las zonas del cuerpo más grandes y voluminosas, nunca en las partes óseas o de musculatura fina. La presión máxima recomendada es de entre 5 y 14 kilos. El ritmo no debe ser rápido.
Presión muscular: utilizada para la relajación de músculos tensos, principalmente los que se encuentran a lo largo de la crin, las extremidades y la cola. Cogemos el músculo y lo presiona mos con suavidad.
El movimiento de presión debe realizarse con los dedos y la parte inferior de la palma de la mano, tratando de mantener de forma constante el contacto.
Con él se consigue la relación del músculo así como un aumento de la circulación, al tiempo que nos dará importante información sobre la tensión existente en las fibras musculares.
No se debe aplicar mucha fuerza (el objetivo es la relajación del músculo).
• Levantamiento muscular: a realizar con las palmas de las dos manos y los dedos estirados: se envuelve el cuerpo con ambas manos y se presiona con suavidad, separando el músculo de su estructura muscular y formando ángulos rectos; el movimiento consiste en presionar y soltar el músculo.
Esta técnica suele utilizarse en la parte superior de las extremidades, siendo útil igualmente en la articulación de la babilla y en la parte superior del cuello.
• Deslizamiento con compresión: indicado para tratar la zona del dorso, las espaldas y los cuartos traseros; siendo muy adecuado para mejorar la circulación y combatir la inflamación, por lo que suele realizarse después de desensillar al caballo.
Debe efectuarse con las palmas de la mano, colocando los pulgares formando un ángulo de 45º con el resto de la mano.
El ritmo debe ser tranquilo.
Rodamientos: utilizada para mantener el pelo en buen estado, prevenir la formación de adherencias y mantener la elasticidad de la piel.
Consiste en coger y levantar la piel situada entre los pulgares y los dedos, para lo cual se desliza el pulgar hacia delante desplazando la piel hacia los dedos. Todo esto debe realizarse de forma lenta y suave, para no llegar a la excitación cutánea.

VIBRACIONES: utilizadas para actuar sobre las estructuras profundas (músculos y articulaciones) que se localizan bajo los tejidos superficiales, si bien no resulta recomendable en la parte de la cabeza. Consiste en hacer vibrar la mano en principio sólo con el propio peso de la misma y después aumentando progresivamente hasta conseguir el estiramiento de la estructura tratada.

Este masaje es muy adecuado para la relajación del sistema nervioso, por lo que suele utilizarse para las articulaciones y alrededor de las prominencias óseas, donde se consigue el efecto de reducir la inflamación traumática, consiguiendo buenos efectos también con dolencias como el reumatismo o la artritis.

AGITACIONES: movimientos mecánicos muy enérgicos utilizados para aumentar la circulación.
Se realizan manteniendo las puntas de los dedos de las manos en contacto con el cuerpo. Hecho de forma enérgica es uno de los movimientos más estimulantes.
La presión deberá estar entre el 1,5 y los 2,5 kg., adaptándola a cada situación.

FRICCIÓN: utilizada principalmente en las terapias deportivas para deshacer las adherencias y el tejido cicatricial desarrollados sobre las fibras musculares, los tendones, ligamentos y huesos. Con estos movimientos se produce una estimulación mecánica del cuerpo y se fomenta la circulación sanguínea.
Deben ser movimientos pequeños y profundos, en forma de círculo, que se aplican de forma transversal sobre el músculo o longitudinalmente sobre la zona recubierta de tejido fibroso.

MANIPULAR TEJIDOS NERVIOSOS: significa acariciarlos, friccionarlos, estirarlos y presionarlos. Durante el desarrollo de este tipo de movimientos deberemos ser sumamente cuidadosos para no dañar la zona, teniendo en cuenta que en caso de lesión, el nervio se encontrará hipersensible.
El primer acercamiento debe ser casi imperceptible, hasta que el caballo acepte el masaje y a partir de ahí se irá aumentando la presión.
Tenga presente todo el tiempo que la manipulación de los nervios resulta sumamente dolorosa, sobre todo si éstos están lesionados.
Los movimientos necesarios para tratar una afección nerviosa son los siguientes:
Acariciar los nervios:con la única presión que la ejercida por el peso de los dedos que se deslizan sobre la piel, a lo largo de toda la extensión del nervio.
Antes de empezar, se puede enfriar la zona con un paño frío o directamente con la manguera (nunca con hielo directo sobre el nervio, ya que produciría sobre-excitación.
Las caricias también se pueden utilizar al final del masaje, para relajar al caballo.
Presión sobre los nervios: consiste en ejercer presión sobre puntos determinados del nervio, para restablecer la sensibilidad de las extremidades del caballo, con lo que se favorece el crecimiento del tejido nervioso nuevo.
Comenzaremos con poca presión para ir aumentándola paulatinamente hasta un máximo de 1,5 kilos.
Fricción: resulta conveniente friccionar el nervio a lo largo de toda su extensión, con el objetivo de estimular su regeneración y crecimiento. Estos movimientos deberán realizarse siempre después de calentar la zona, para no sorprender al caballo.
Estiramiento: estiramiento de las extremidades que implican toda la extensión del nervio lesionado. Deben realizarse son suma suavidad, empezando con estiramientos muy pequeños y aumentando la intensidad de manera progresiva. Solamente se realizarán en la fase de recuperación de una lesión, nunca en su fase aguda.

  • GOLPETEOS

    PALMOTEO:
    Utilizaremos las palmas de las manos, colocándolas planas con los dedos perfectamente estirados.
  • Comenzamos realizando poca presión (1-1,5 kilos), para finalizar más fuerte (2,5/4,5 kilos).
  • Ritmo: comenzaremos con 2 ó 3 golpes por segundo y cuando el caballo esté caliente, pasaremos a 6.
  • El palmoteo sólo se puede aplicar sobre grupos musculares, nunca sobre huesos.
  • En los músculos estrechos debe aplicarse siempre poca presión.
  • GOLPETEOS CON LA MANO AHUECADA
    Colocamos la mano ahuecada, como si fuéramos a coger agua.
  • Aplicamos una presión de entre 2,5 y 4,5 kilos.
  • Ritmo: comenzaremos con 2 ó 3 golpes por segundo y cuando el caballo esté caliente, pasaremos a 6.
  • Esta técnica se emplea sobre la caja torácica y alrededor de las estructuras óseas.
  • GOLPES DE HACHA
    Este tipo de golpes se aplican con la parte lateral de la mano, manteniendo los dedos estirados (pero flexibles).
  • La presión a aplicar será de entre 2,5 y 4,5 kilos, con un máximo de 7 kilos sobre los músculos más gruesos.
  • Ritmo: comenzaremos con 2 ó 3 golpes por segundo y cuando el caballo esté caliente, pasaremos a 6.
  • Este tipo de golpe permite penetrar más en el músculo, siendo ideales para tratar los dorsales y los músculos gruesos de los cuartos traseros.
  • PERCUSIONES
    Para aplicar percusiones debemos utilizar la parte lateral del puño cerrado y relajado.
  • La presión será de entre 4,5 y 6,5 kilos, con un máximo de 9 en los grupos musculares más grandes.
  • Ritmo: deberá ser constante, de sólo 2 ó 3 golpes por segundo.
  • La aplicación de esta técnica fomenta la circulación de los líquidos corporales.
  • En las partes blandas sólo lo utilizaremos después de los palmoteos y de los golpes de hacha.
  • MARTILLEOS
    Cerramos el puño con fuerza y golpeamos.
  • Presión: de 7 a 11 kilos.
  • Ritmo: deberá ser constante, de sólo 2 ó 3 golpes por segundo.
  • Sólo se utiliza para estimular los grupos musculares grandes y los cuartos traseros.
  • LA IMPOSICIÓN DE MANOS
  • Con la expresión “imposición de manos” se conoce un tipo de masaje de alto valor terapéutico utilizado para aliviar los efectos de las heridas graves, de procesos inflamatorios, sobreexcitaciones nerviosas y tensiones de origen mecánico o nervioso.
  • Realizaremos imposición de manos siempre que no sea posible efectuar un masaje tradicional o bien después de éste para mejorar su efecto relajante. Su objetivo es el de aliviar la zona afectada, al tiempo que relajar al caballo tanto psicológica como físicamente.
    Por todo ello éste es, quizás, el masaje que requiere de mayor concentración, resultando necesario para obtener resultados que cuidador y caballo se sientan perfectamente compenetrados.
  • Para realizarlo debemos seguir estos puntos:
    • Colocamos las manos con suavidad bre la zona en la que vamos a realizar el masaje.
    • Aplicamos una presión muy leve (250 g.).
    • Es necesario que el masajista note el calor que surge de la zona. La cantidad de calor siempre será proporcional al grado de tensión y de dolor que sufre el animal.
  • Al finalizar la imposición, el caballo sentirá una gran sensación de alivio en la zona dolorida.

0 139

PRINCIPIOS GENERALES PARA DAR UN BUEN MASAJE

PRINCIPIOS GENERALES PARA DAR UN BUEN MASAJE

Para que un masaje se desarrolle correctamente de manera que tanto cuidador como caballo obtengan los mejores resultados, deberán respetarse una serie de principios generales, que a continuación detallamos:

1. APROXIMACIÓN AL CABALLO: los primeros minutos que se pasan con el caballo resultan cruciales para el desarrollo posterior del masaje; sólo si conseguimos desde el principio transmitir una imagen de seguridad, nos aseguraremos de que el caballo se sienta cómodo y relajado.

Por ello es aconsejable que, antes de lanzarnos, observemos durante un rato al animal tratando de comprobar cuál es su estado.

Por supuesto nosotros también debemos calmarnos y nunca empezaremos un masaje si tenemos prisa, estamos cansados o simplemente hay algo que nos inquieta, puesto que todos estos sentimientos pueden transmitirse al caballo.

Durante la aproximación deberemos hablarle con voz suave y tono tranquilizador.

Nos acercaremos por los flancos, nunca de frente y siempre con las manos a la altura de la cintura. Por supuesto deberemos dar signos de nuestra presencia antes de tocar al caballo, puesto que de otra forma puede asustarse.

2.EL PRIMER CONTACTO: serán necesarias unas grandes dosis de tranquilidad y sensibilidad para el primer contacto. Nos tomaremos nuestro tiempo, la prisa en este caso es también mala consejera.

Conviene comenzar tocándole el cuello a la altura del hueso occipital, de forma muy sutil.

El contacto se deberá ir aumentando progresivamente, tanto en su duración como en su profundidad.

3.LA POSTURA: un masaje puede alargarse durante más de una hora, por ello mantener una correcta postura no sólo nos va a ayudar a no cansarnos en exceso, sino que además conseguiremos conservar la energía necesaria, exprimiendo al máximo la eficacia mecánica del cuerpo.

Una buena postura permite que la energía que fluye de las manos del masajista pase al caballo.

Los principios de una correcta postura son:

  • Espalda recta: pero sin rigidez ni tensión.
  • Hombros sueltos y con suficiente movilidad.
  • Cabeza alineada con la columna.
  • Estirar brazos, flexionando los codos ligeramente (debemos sentir que el trabajo se realiza desde los codos y no sólo con las manos).
  • Flexionar ligeramente los rodillas, manteniendo los pies separados, a una distancia equivalente a al ancho de los hombros.
  • Cuando deba aplicar presión, conviene trabajar desde la pelvis, puesto que es la única manera de ejercer la fuerza necesaria. Revise que su postura es la correcta varias veces a lo largo del masaje.

4. PERCIBIR SENSACIONES A TRAVÉS DE LAS MANOS: aunque al principio puede que no nos resulte muy sencillo, debemos aprender a traducir los datos que el caballo nos transmitirá a través del contacto con nuestras manos:

Temperatura: la temperatura corporal de un caballo es de 38º, cualquier cambio en esta cifra es el síntoma de un problema. Así si notamos una zona demasiado fría en comparación con el resto del cuerpo es muy posible que sea el signo de un problema como una contracción muscular, tensión profunda… Por el contrario una zona que aparezca máscaliente es síntoma de una inflamación.

• Textura: densidad y elasticidad de la piel y de las fibras musculares. Si un tejido está demasiado blanco o demasiado hinchado puede indicar la presencia de un edema o la existencia de una afección inflamatoria.

• Terneza: se trata de la respuesta dada por el animal al contacto: una sensibilidad excesiva indica la existencia de algún problema (lesión). Tenga en cuenta que la reacción del animal ante el contacto siempre será proporcional a la gravedad del problema en ese momento.

• Tensión: la tensión muscular es el resultado de un exceso de trabajo o de ejercicio. Un exceso de tensión produce la disminución de la circulación y de la cantidad de nutrientes y oxígeno. Si esta sobretensión se produce tras el ejercicio es totalmente normal, pero si se produce tras un periodo de descanso, será la respuesta de compensación ante un problema.

5. LA PRESIÓN: puede que en principio nos resulte difícil calcular la cantidad de presión que ejercemos sobre el cuerpo de nuestro caballo, para conseguirlo muchos realizan prácticas previamente en la báscula del baño o de la cocina, así sabremos el nivel de presión ejercido en cada momento y hasta dónde podemos llegar (empezamos por 2/5 kilos, después de 5 a 10 kg….); teniendo en cuenta que:

• Roce con el dedo: supone una presión entre 45 y 450 gr.
• Roce ligero: presión entre 1 y 1,5 kg.
• Roce medio: presión entre 1,5 y 2,5 kg.
• Roce firme: 3,5 a 4,5 kg. (5,5 en un caballo pesado).

A la hora de trabajar con nuestro caballo será importante no ejercer demasiada presión, puesto que podemos llegar a lesionar las fibras musculares.

La presión puede variar en cada caso, dependiendo de los síntomas que presente el caballo y de la finalidad buscada con el tratamiento; si bien siempre comenzaremos con poca presión y la iremos aumentando progresivamente a medida que avanza el masaje.

6. EL CONTACTO: a través de nuestras manos se transmite gran cantidad de información, tanto del caballo al masajista como a la inversa. Resulta fundamental ser capaces de enlazar todas las caricias, dando una sensación de continuidad a todo el movimiento y evitando perder la relación establecida entre caballo y amo.

7. EL RITMO: en principio debemos decir que el ritmo de movimiento deberá ser pausado, lento, con lo que se consigue la completa relajación del sistema nervioso.

Los ritmos rápidos tienen la función de estimular al caballo y suelen ser utilizados como preparación antes de la monta o antes del trabajo, o simplemente para calentarle cuando siente frío.

 

0 166
TopCavalls

LA DURACIÓN DEL MASAJE y LAS RESPUESTAS DEL CABALLO ANTE EL MASAJE

LA DURACIÓN DEL MASAJE

En función de si se trata de los primeros masajes o de una sesión más, el tiempo empleado para su realización variará.

Los tiempos estimados para la realización de los diferentes masajes son:

  • Primer masaje: realizaremos un masaje de relajación, con movimientos suaves, evitando presiones bruscas. Este primer masaje debe servir para ganarnos la confianza del animal y deberá durar entre 10 y 20 minutos. Por  supuesto  esto  puede  variar  en  función  de  las reacciones que muestre el caballo.
  • Masaje de cabeza: complementa a la fase previa de relajación y puede durar entre 10 y 30 minutos.
  • Masajes de mantenimiento:   sirven  para mantener  los  músculos en forma. Los primeros deberán durar entre 30 y 40 minutos,  alargando las sesiones  a  medida que el caballo se va habituando más.
  • Un masaje de mantenimiento  de  más  de  una  hora  no es algo inusual si bien deberemos vigilar el estado del caballo,  puesto  que pasada una  hora  puede  comenzar a ponerse algo nervioso.
  • Masaje de recuperación: sirve para prevenir rigideces y bloqueos musculares tras el ejercicio físico, debiendo durar entre 20 y 30 minutos.
  • Masaje terapéutico: por supuesto siempre consultaremos con el veterinario antes de realizar un  masaje  de  este tipo  si bien  su  duración nunca  será superior  a  los 50 minutos. En estos masajes  se  deberá  dejar  un  tiempo para  la  hidroterapia  y    otro  para  los  ejercicios de estiramiento.

En  un  principio  los  masajes serán  cortos,  aumentando  de  manera  progresiva  según  se disminuye el grado de la lesión.
Cada caso deberá estudiarse concienzudamente para saber cómo actuar.

LAS RESPUESTAS DEL CABALLO ANTE EL MASAJE

Mientras realizamos un masaje deberemos estar bien atentos a sus reacciones, puesto que de ellas aprenderemos.

Si es la primera vez que realizamos el masaje, el caballo sentirá una enorme curiosidad por lo que le está pasando, algunos se quedan totalmente parados dejándose hacer, mientras que otros se mostrarán inquietos, nerviosos o incluso a la defensiva.

Es preciso que reconozcamos lo que desea transmitirnos con su “lenguaje corporal, puesto que habrá que ir adaptando el masaje a lo que el caballo siente.

Así los signos más habituales de temor son: cabeza alta, orejas hacia atrás, expresión de nervios, agitación de la cola, rápida respiración…mientras que transmitirá relajación y placer siempre que baje la cabeza, ladee las orejas, suspire…

Lo normal es que, tras unas pocas sesiones, el caballo termine por aceptar la actividad del masajista, disfrutando del momento del masaje. A pesar de eso, podemos encontrarnos con ejemplares que no sean capaces de aceptar el masaje, lo cual suele venir motivado por tres causas principales:

Antecedentes traumáticos: malos tratos, que le hagan reticente al contacto con el hombre.

Accidentes: que hayan lesionado la zona.

Timidez ante el contacto: suele venir motivada simplemente porque el hombre no les ha prestado la suficiente atención, por lo que nunca han tenido relación con el ser humano y se cohíben ante su presencia.

De cualquier manera y sobre todo en los primeros masajes, convendrá acercarse con suavidad al animal, hablándole de manera tranquilizadora.

0 158

Como es habitual todos los Años el Club Hípico Castells (Cambrils) realiza la Sortida a la Luna

En TopCavalls no nos gusta realizar favoritismos ni promocionar a nadie si mas, pero hay centros que se hacen escuchar.

El pasado 18 de agosto, como cada año, peques y mayores, bueno, mayoritariamente peques, realizaron la ruta nocturna a caballo, denominada, Sortida a la Lluna.

Se trata de una salida al campo aprovechando la luna llena de este mes de Agosto.

Se quedo en el centro Hípico a las 20H de la tarde para salir a las 21H.

El recorrido fue Cambrils – Montroig del Camp – Montbrio del Camp – Vinyols y regreso a la Hípica.

La Edad Media de los Jinetes era de 14 años.

Se regreso al centro Hípico sobre las 3 de la madrugada, desvistieron y ducharon a los caballos y disfrutaron de una Cena de grupo, hasta las cinco de la madrugada, pero para los mas fiesteros, sobre las 10 horas desayunaron churros con chocolate y pastas, prolongándose la fiesta hasta el mediodía con juegos y actividades.

Nos informan algunos padres que los peques quedaron agotados, pero muy felices.

Os dejamos unas fotos, realizadas por ellos mismos.

 

0 152
Pulsa sobre la foto para ampliar

CUÁNDO REALIZAR UN MASAJE

Existen  determinadas  situaciones  en  las  que  el  uso  del masaje  resulta  especialmente recomendable.

Considérelo  siempre  que  observe algunos  de  los  siguientes puntos:

  • El caballo corcovea.
  • Se queja de dolor en el lomo.
  • Animal que muestra síntomas de clara timidez (el masaje le ayudará sin duda a abrirse al mundo).
  • Cuando se resista al aseo.
  • Para dolores de cabeza o cuello.
  • Siempre que se muestre nervioso o tenso.
  • Cuando vaya a esquilarlos.
  • Para caballos que se muestran resistentes a la consulta veterinaria.
  • Si se muestra desganado o irritable.

Es enormemente útil para los caballos de competición, puesto que se ha demostrado que su nivel de concentración es mucho mayor tras el masaje.

Además de en todos estos casos, el masaje resultará ciertamente beneficioso siempre que exista enfermedad, puesto que relajará el estrés causado por dolor.

Y es igualmente bueno para los potrillos, puesto que les ayudará a tomar confianza ante su nueva situación.

Por otro lado, a la hora de dar un masaje a un caballo deberemos procurar escoger el momento de mayor receptividad del animal; asimismo deberemos enmarcarlo dentro de la actividad diaria del caballo, para que resulte lo más eficaz posible: tras la hora del baño, tras el trabajo, antes de dormir… son buenos momentos para este tipo de actividad; si bien todo dependerá de las características de cada caballo y de sus necesidades.

En cualquier caso, deberán ser tenidas en cuenta una serie de puntos:

Comprobar el estado de salud del caballo; resulta imprescindible asegurarnos de que no existen contraindicaciones antes de proceder con el masaje.

Nunca realizaremos un masaje a un caballo muy cojo que no haya recibido la visita de un veterinario, ni si tiene linfangitis o presenta un problema cutáneo…

Nunca se hará un masaje a un caballo cuya temperatura sea superior a 39ºC, puesto que esto supone fiebre y la fiebre siempre exige reposo absoluto.

Ante cualquier situación que podamos considerar “anormal”, consultaremos previamente al veterinario.

Nunca realizaremos un masaje a un caballo que se encuentre inmovilizado.

En caso de que exista una herida abierta o que se encuentre en fase de curación, podremos realizar el masaje en el resto del cuerpo.

Si existe un traumatismo grave, aplicaremos hielo en las primeras horas.

Deberemos establecer unos hábitos sobre los que se basará el trabajo. Debemos ser conscientes de que el caballo aprende por repetición y asociación, por lo que si asocia el masaje a un momento en concreto del día o a unas determinadas situaciones, lo estará esperando y por tanto lo aceptará mejor y se encontrará más predispuesto.

Por último, señalar que no existen reglas escritas sobre el tema de los horarios, todo dependerá de las características del animal que nadie mejor que el cuidador conoce.

RECIENTES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
error: Content is protected !!