ETOLOGÍA EQUINA APLICADA AL ADIESTRAMIENTO Parte 1

ETOLOGÍA EQUINA APLICADA AL ADIESTRAMIENTO Parte 1

DOMA NATURAL

La etología equina es la única herramienta que posee el ser humano para poderse relacionar y comunicarse con los caballos, no importa que sea simplemente a través de la observación, montándolos, compitiendo…  La correcta aplicación de la etología equina toma aun mayor relevancia cuando se desea adiestrar y/o recuperar un caballo.

Es a partir de la interiorización de las bases etológicas cuando el ser humano y caballo comienzan a interrelacionarse, siendo dos cerebros que procesan la información de manera distinta, pero que interactúan con un mismo objetivo.

Es ahí donde se comienza a comprender lo que la mitología explica como el centauro, no siendo ni magia ni cosas extra sensoriales, simplemente se trata de conectar con un mismo canal de comunicación, entre dos seres que aparentemente son tan diferentes.

 

INSTINTO:Conjunto de reacciones exteriores determinadas, heredadas y comunes a todos los individuos de la misma especie, adaptadas a una finalidad de las que el sujeto que obra no es consciente.

INTELIGENCIA:Capacidad de resolver por el pensamiento nuevos problemas o facultad de percibir relaciones justas y necesarias entre objetos.

 

DEFINICIÓN INSTINTO DEL CABALLO.

Todos los équidos del planeta han desarrollado a lo largo de su evolución su instinto, cuyas características son las propias de todos los seres presa de este planeta.

Son herbívoros, no necesitan cazar para comer, la libertad es algo fundamental para su equilibrio y lo que hacen es que su instinto se desarrolle para no ser depredados.

Teniendo en cuenta, que los caballos pertenecen a los équidos, se concluye que su instinto se puede enmarcar en lo que se denomina instinto de supervivencia o de conservación, siendo atávico, y se manifiesta como se describe a continuación.

 

Instinto de supervivencia o de conservación:

Lo primero que hacen los caballos para poder sobrevivir a los posibles ataques de depredadores es unirse en manadas, esto se conoce como instinto gregario, pues para un depredador es más complejo atacar a la manada que al individuo, la defensa de las crías es más fácil entre todas las madres y no solo una, se generan ritmos internos de la manada para poder desarrollar todas las actividades que un animal necesita para sobrevivir, alimentarse, descansar, reproducirse, interactuar, de este modo mientras un miembro de la manada come, otro descansa, y otro vigila y luego rotan la actividad.

Igualmente nace lo que se conoce como movimientos simétricos entre miembros de la manada, esto lo hacen los potros cuando juegan, pero sobre todo cuando están corriendo y huyendo de algún peligro, pues para un depredador de mirada lineal y fija es muy complicado identificar el individuo que tiene que atacar, cuando tres o cuatro se mueven de forma uniforme el depredador ve en “bloque”, no ve al individuo.

De esta conducta gregaria, nace la necesidad de crear lazos de unión entre semejantes, es muy importante la claridad del papel que cada individuo juega en su manada, solo así se podrá sobrevivir a posibles ataques.

La manada:

Por definición dos caballos ya son manada, y cumplen perfectamente todas las conductas necesarias para su bienestar, sin embargo es importante analizar cómo funcionaría una manada de caballos en libertad:

Sus manadas son de dos formas: la banda natal, con 1, 2 o 3 sementales, 3 o 4 yeguas para cada semental, y sus crías hasta los 2 o 3 años. Los machos que sobran viven en bandas de solteros hasta que consiguen sus propias yeguas a los 6-8 años.

Cada banda tiene un rango no defendido, que comparte con otras bandas pacíficamente. Los sementales que evitan conflictos con sus vecinos tienen más y mejores potros.

La unidad de la banda se mantiene por: la inseguridad que sufren solos; los vínculos fuertes de familia y de amistad; la actividad del semental; la coordinación de sus actividades y movimientos. Las bandas estables tienen más éxito en la creación que las bandas inestables.

La banda natal tiene un líder, que es una yegua madura y sabia a la que los demás siguen voluntariamente. Cuando hay peligro se agrupan por detrás del semental. El papel del semental es vigilar y defender su manada.

Para procrearse y pastar en paz, las yeguas maduras mantienen a los jóvenes al margen de la banda, desde donde pueden juntarse con otras bandas cuando llegan a la madurez sexual. Para evitar la consanguinidad, ni el semental ni las yeguas se aparean con los jóvenes de su propia banda.

Dentro de la manada, existe una cohesión de grupo bastante importante, y que gracias a la yegua líder se conserva. Ahora bien, en los seres vivos que son presa y que la comida no es una recompensa a su estrategia de caza, la característica  principal del grupo es que se desarrolla la jerarquía de liderazgo y no de dominancia.

Hablamos de una jerarquía de liderazgocuando existe un líder que tiene las capacidades innatas para serlo y no requiere imponerse para ser respetado ni que se cumplan sus órdenes, y el de jerarquía inferior acata, porque ese líder le ofrece seguridad confianza y sabiduría, simplemente con su presencia. Se podría decir “te sigo porque confío en ti”.

La lucha de jerarquías entre miembros de la manada existe, y siempre habrá individuaos que deseen el lugar de otro que está por encima del suyo. En la dominancia existe un reto y generalmente el más fuerte gana, en el liderazgo, la sola presencia y saber poner las cosas claras en el cuándo y el cómo es suficiente. La forma que tienen los caballos para escalonar en su posición consiste en insistir de menos a más y por ensayo y error, ganando más espacio, si el líder permite ese abuso  estará perdiendo rango, por eso las yeguas líderes son implacables pero ante todo asertivas en corregir las conductas no deseadas, siento en su conducta  firmes, justos  ycoherentes.

Los caballos se encontrarán tranquilos, relajados y receptivos a cualquier cosa que su líder les pida, solo cuando él tenga muy clara su posición respecto a ese líder (ese líder puede ser un ser humano), por eso es tan importante en la relación ser humano-caballo, que la persona sea la que le dé el lugar a cada caballo. En el universo cada cosa tiene su sitio, su tiempo y su espacio, cuando algo no está en el lugar y tiempo que le corresponde, es cuando los problemas y descontrol aparecen, así que el trabajo de cualquier persona que interactúe con caballos es darle su lugar en el universo a cada caballo, a través de la correcta aplicación de la etología.

Como se ha comentado anteriormente el instinto del caballo es de conservación, simplemente lo que este animal ha hecho es ocuparse de sobrevivir, pues eso es lo único que a  un caballo le puede llegar a preocupar en su vida. Es en este punto donde los impulsos instintivos actúan, estos impulsos son esas reacciones instantáneas que realiza el caballo para cumplir su único objetivo de vivir.

Sin Comentarios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.