ETOLOGÍA EQUINA APLICADA AL ADIESTRAMIENTO Parte 2

ETOLOGÍA EQUINA APLICADA AL ADIESTRAMIENTO Parte 2

0 111

Impulsos:

El caballo huyeo pelea, esto quiere decir que siempre que detecte peligro de supervivencia lo primero que su impulso le indicará será huir, evitar el problema y correr. De hecho si se analiza la anatomía del caballo, está desarrollada, no para atacar sino para correr con mucha velocidad y sobretodo resistencia, si las circunstancias no lo permiten y el animal no pueda huir o evitar el problema, su instinto dará la orden de atacar. Los caballos atacan o bien mordiendo, cuya dentadura realmente no está diseñada para el ataque (aunque hace mucho daño), o bien con sus extremidades, tanto con sus miembros anteriores (manotazos) o con los posteriores (coces). Es importante tener en cuenta que un caballo es muy preciso cuando utiliza sus posteriores, no suelen fallar.

Los otros dos impulsos que el instinto tiene para sobrevivir es el de alimentarsey el de la reproducción. Hay que resaltar que la naturaleza ha dotado a estos seres con la capacidad de que siempre prevalezca el impulso instintivo más importante para la supervivencia. Si un caballo está estresado prefiere no comer ni beber, pues su prioridad será huir o pelear. Las yeguas pueden retrasar su parto hasta no estar en un momento que les genere tranquilidad, normalmente de noche.

Los sementales y yeguas estresados presentan siempre índices de fertilidad más bajos, y así un largo etc.

 

LOS ORGANOS SENSORIALES.

Los órganos sensoriales de un animal le dan la información que necesita en su vida. Como tenemos una forma de vida distinta de aquella de los caballos, necesitamos información distinta, y nuestras percepciones son distintas que las suyas. Por esta razón es muy importante conocer cómo se desarrollan los sentidos de los caballos, y de este modo poderse comunicar mejor con el animal.

La Visión:

Los ojos de los caballos están localizados en la parte alta de la cabeza, y bastante separados un ojo del otro, pues su visión al igual que todos los seres presa está adaptada para que sea principalmente perimetral y plana, la cual presenta dos zonas ciegas, gusto por delante de su cabeza, aproximadamente un metro y medio, y toda su parte trasera.

El ojo, no posee la  capacidad para enfocar por sí solo, para lograrlo tiene que mover su cabeza. Está demostrado que pueden ver colores, pero no tan vivos como nosotros, y ven mejor de noche que de día.

A pesar de tener una visión casi de todo su perímetros, hay que saber que la única forma que tiene el caballo para identificar un objeto que se mueva o el que quería ver, en concreto, es moviendo su cabeza, por este motivo los caballos entre mas quieta tengan la cabeza más intranquilos estarán, pues se les está limitando su campo visual. Son mucho más sensibles al movimiento y mucho menos al detalle con relación al ser humano.

El Olfato.

Mucho más importante que en nosotros y es su manera de distinguir los individuos. Órgano de Jacobson para las feromonas (Flehmen). Además es muy potente, puede oler a mucha distancia.

Oído.

Mucho más sensible que el nuestro. Instintivamente, reaccionan fuertes a los sonidos parecidos a los de un tigre en un arbusto, o los de serpientes. Gracias a la gran movilidad de sus orejas pueden oír a todo su alrededor, sus orejas actúan como radares, moviéndose hacia donde prestan atención, igualmente la posición de sus orejas muestras estados de ánimo.

Tacto

Son animales que tienen, sensibilidad por todo su cuerpo y bastante alta. Es muy común escuchar a gente hablar de que los caballos son insensibles, que les pegan por qué no sienten…, todo lo contrario, son muy sensibles incluso al tacto de una mosca justo antes de posarse sobre su pelo. Si se sabe utilizar la sensibilidad del caballo a favor del trabajo los resultados son más satisfactorios.

Respuesta a presión: mejor respuestas a las presiones intermitentes.

Más sensible al cambio que a la presión total. El caballo tenso reacciona contra presión; el caballo relajado cede.

Vibraciones: sensibilidad a las vibraciones por medio de los cascos.

El Gusto:

Al ser herbívoros y ser su alimentación principal la hierba, no necesitan tener una capacidad para discriminar tantos sabores. Los sabores que más les gustan es el dulce y el salado, el amargo es un sabor que rechazan, pues las plantas venenosas en la naturaleza tienen ese sabor.

Aparte de los sentidos del caballo, es importante tener en cuenta:

Equilibrio

Más sensible que el nuestro.

Los belfos

Informan sobre la posición del hocico y distinguen entre las plantas. No cortarlos.

Las extremidades

Sienten las vibraciones

Propioceptores

Informan sobre la posición del cuerpo y las extremidades. El trabajo en terreno desigual ayuda a desarrollar su sensibilidad. Se pueden bloquear después de un accidente fuerte y necesitar estimularse con superficies distintas para despertarse.

Espacio vital y distancia de seguridad:

Percepción del espacio individual (fijo); distancia de huida (cambia con aprendizaje).

El espacio vitales una distancia perimetral que tiene todo ser vivo, que marca el límite, el cual al ser traspasado activa definitivamente sus impulsos instintivos. Cuando se está acercando cualquier cosa a un caballo, al pasar este límite, el  caballo manifestará como se activa su instinto. El trabajo de cualquier persona que se acerca a un caballo debe ser conocer cuál es ese límite y actuar de tal manera que no se active el impulso instintivo, siempre controlando la respiración, haciendo movimientos circulares, no mirar a los ojos, movimientos lentos, demostrar seguridad, pisar seguro etc.

Distancia de huida, una vez se le activa el huir a un caballo, utilizará toda su energía en esa actividad, correrá a su mayor potencial bloqueando los sentidos, recorrerá una distancia en la cual ningún depredador de la tierra lo podrá alcanzar. Por ejemplo, los felinos corren muy rápido pero no una distancia larga, de este modo el caballo corre hasta cuando ya nadie lo alcanza pero para él, el peligro continua, volverá a correr sin parar. Esta distancia que corre y para es la que se conoce como distancia de huida.

En cualquiera de los dos casos: la distancia de huida o espacio de seguridad, es importante hacer sentir lo menos vulnerable al caballo y no hacer ningún tipo de estímulo que haga que active mas su instinto. Lo mejor es apartarse, quedarse quieto y callado.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.