ETOLOGÍA EQUINA APLICADA AL ADIESTRAMIENTO Final

ETOLOGÍA EQUINA APLICADA AL ADIESTRAMIENTO Final

0 268

COMUNICACIÓN SER HUMANO-CABALLO.

 

El lenguaje corporal.

El caballo ve y percibe nuestra tensión, miedo o susto como señal de posible peligro. Por eso busca ver el peligro, se pone nervioso, quiere escapar. Se siente cómodo y confiado con nosotros cuando estamos calmados y confiados.

Los movimientos muy lentos o bien muy rápidos y centrados y la mirada muy fija, le pueden parecer como aquellos de un depredador.

Su sensibilidad hace que los movimientos de los dedos, de un pie o un movimiento brusco y corto, le llamen la atención. Es muy importante aprender a auto controlar los movimientos, que debe partir desde un estado de ánimo y mental equilibrado, solo así se le podrá trasmitir lo que se desea a un caballo.

La coordinación del movimiento.

Si confían en una persona, los caballos se coordinan con nuestros movimientos.

Nuestro movimiento provoca el suyo. Nuestra quietud provoca la suya. Nuestro saber estar provoca actitud positiva y deseada de cualquier caballo.

Las señales

Claras y concretas, no confusas ni contradictorias.

Una señal, sea natural o aprendida, es un cambio claramente perceptible.

Cada señal tiene sólo un sentido.

Las señales confusas confunden el caballo, que se pone nervioso o nos ignora según su carácter.

Las señales contradictorias le confunden aún más.

No repetimos una señal cuando el caballo ya está respondiendo de manera adecuada.

Las ayudas

Las ayudas son presiones leves a las cuales el caballo, si no está tenso, responde moviéndose para quitarse de ellas.

Lo que mantiene su sensibilidad consiste en quitar la presión en el segundoen que responde. Si la mantenemos, no es una señal, es una molestia sin sentido que le provoca ignorar, ponerse rígido o protestar según su carácter.

Hay sólo 3 modos con las ayudas:

Acompañar: estamos juntos coordinándonos en paz: no hay ninguna presión.

Pedir: se percibe mejor los toques repetidos y vibratorios que la presión que se aumenta paulatinamente, que puede provocar que el caballo responda con igual presión. Efectivamente, le molestamos hasta que empieza de responder, pues soltamos. La claridad con la cual paramos la molestia en el momento justo efectúa que el caballo se sensibiliza en vez de protestar o ignorarnos.

Resistir: Bloqueamos, con la mano o la pierna, el movimiento del caballo en una dirección no deseada. Si el caballo aumenta la presión, también nosotros. Cuando cede, la soltamos de inmediato. Nos convertimos en un árbol, que no aplica presión sino resiste a la suya. Los caballos no discuten con árboles.

Nunca se tira de la soga o la rienda.

EL APRENDIZAJE

Hay formas distintas de aprendizaje:

  1. No asociativo: el animal cambia la fuerza de su respuesta a una señal (habituación y sensibilización)
  2. El animal hace una conexión nueva.
  3. Condicionamiento clásico (Pavlov): da una respuesta a un estimulo nuevo.
  4. d) Condicionamiento operativo (ensayo y error): crea una respuesta

Habituación: reduce el estímulo al mínimo, se presenta hasta que el caballo no reaccione, se aumenta, repite (acercamiento/alejamiento).

Nunca se castiga las reacciones de miedo

Condicionamiento clásico.El estimulo nuevo (no natural) tiene que presentarse antes del estimulo natural.

Depende de: habito + refuerzo

Condicionamiento operativo. Pide una respuesta mínima, refuerza, pausa, pide un poco más…

Depende de. Refuerzo.

Refuerzos y castigos

Cambian la probabilidad de una respuesta si llegan durante la respuesta o inmediatamente después.

Refuerzo positivo (premio). Los mejores son trozos de zanahoria, manzana o pan que el caballo no come normalmente. Las caricias y la paz también refuerzan.

Los premios motivan. Motivan más cuando no llegan cada vez que el animal responde sino sólo a veces.

Refuerzo negativo. Aplicamos algo desagradable y cuando el animal responde, lo quitamos. Su refuerzo es el quitar lo desagradable.

El refuerzo negativo a menudo se confunde con el castigo, que (se supone) inhibe una reacción, no la refuerza

El refuerzo negativo no motiva.

Castigo positivo. No se puede enseñar a un animal, que hacer por medio del castigo. Lo que sí se puede enseñar es agresividad, resabios, miedo…

Castigo negativo.Retiramos algo placentero para desanimar la repetición de una reacción que no queramos. Utilizamos el castigo sólo en la manera en que los caballos lo usan, es decir, echando el caballo de nuestro espacio cuando se comporta de manera antisocial.

 

Lo que se quiera de un caballo debe ser lo más fácil y coherente para él.

Se debe pedir lo que yo quiera pero a su manera.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.