Sarna corióptica

Sarna corióptica

    0 510
    « Back to Glossary Index

    también denominada “Sarna de los pies”, puesto que suele comenzar en la zona de las extremidades posteriores desde donde avanza para cubrir, principalmente en el caso de los potros, todo el cuerpo. Se trata del tipo  menos contagioso y su avance suele ser lento, en muchas ocasiones puede estar localizado en una única extremidad durante largos meses. Su aparición se hará notar con un fuerte picor, ante el cual el caballo reaccionará dando pisotones al suelo de manera continuada y mordiéndose las cuartillas. Tratamiento: Debemos tener en cuenta que los ácaros y parásitos se desarrollan a sus anchas en la suciedad, por lo que más vale prevenir, por lo que tendremos que desinfectar las caballerizas, patios, potreros y arneses, con abundante creolina, lisoformo y agua con sal. Ubicar y retirar los bebederos y comederos de las excretas, para evitar que se contaminen, y por supuesto que  nuestro caballo tenga acceso al agua limpia y fresca durante todo el día. Un caballo  realizando ejercicio al aire libre, estará mucho mejor que en la cuadra, ya que se encontrará alejado de peligros de infecciones. Retirar el estiércol todos los días y  depositarlo en un estercolero que estará colocado lo más lejos posible de las caballerizas para que éste se deseque con los rayos del sol, y así  los parásitos, los huevos y las larvas sean destruidos por el exceso de calor. Para combatirla deberá llevar a cabo los siguientes pasos: Esquilado general, incluidas las crines, quemando después  todos los pelos cortados. Limpiar la piel con un cepillo blando y mucho jabón, cuidando de no dañarlo cuando tenga heridas o costras. Aplicar  cataplasmas con una solución a base de esteres fosfóricos, que servirá para eliminar  la infección, reducir la inflamación, aliviar las contusiones y limpiar las heridas. Dejarlas  puestas un máximo de 12 horas, pasadas las cuales convendrá repetir la aplicación, no conviene colocarlos durante más de tres días seguidos, a no ser por indicación expresa del veterinario, al cual deberemos llamar siempre para consultarle, y nos indicará el mejor tratamiento a seguir. Una vez curado al animal y para prevenir una nueva aparición, convendrá llevar a cabo algunas medidas de prevención, como seguir una alimentación intensiva y abundante, en la que pongamos especial atención a la calidad de los piensos así como al aporte vitamínico. Administrar reconstituyente con vitamina B12 es siempre adecuado. Deberán permanecer al aire libre y, si fuera  posible, en el pastizal. Tampoco debemos olvidar separar al animal de los sanos, para evitar el contagio, teniendo en cuenta que el contacto también puede realizarse indirectamente, a través de sillas, arneses, establo, etc.  

    « Back to Glossary Index

    SIMILAR ARTICLES

    0 140

    NO COMMENTS

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.