El Caballo

0 41
Pulsa sobre la foto para ampliar

PRINCIPIOS BÁSICOS PARA LA REALIZACIÓN DE UN MASAJE

Si hay algo importante a la hora de dar un masaje es que cada movimiento y/o contacto que se realice deberá tener un propósito claramente preestablecido. Debemos tener claro que con el masaje lo que se busca es aliviar un síntoma o liberar una contractura, aumentando el calor y la circulación; en ningún caso debemos confundirlo con las caricias afectivas.

Por eso el masajista deberá estar totalmente centrado en el ejercicio que está realizando, pensando que cada una manipulación, cada estiramiento, cada flexión, deberá ser lo más eficiente posible.

A nivel general podemos diferenciar dos tipos de masajes:

Sedativo: con un ritmo lento y pausado, puesto que su objetivo es el de relajar al animal.  Debe realizarse con una presión suave.

Estimulante:realizados con mayor presión y con un ritmo más marcado, que permita estimular la zona.

Antes de realizar un masaje se deberán examinar los músculos, determinando dónde existen los desequilibrios; Si el objetivo es el de rehabilitar una zona, lo mejor será comenzar el masaje en el lugar más lejano a la lesión, de tal forma que evitemos cualquier reacción dolorosa que provoque que el caballo sienta mayor tensión.

El primer objetivo es conseguir que el animal se relaje, para que nos deje trabajar en la zona cercana a la lesión.

Tras varios masajes el caballo comenzará a sentir conciencia de sí mismo y aprenderá las reacciones habituales, pero también sabrá diferenciar claramente los beneficios que obtiene cómo es capaz de utilizar su cuerpo y sus músculos de otra manera.

Esto llega a conseguirse debido a que el masaje produce estímulos en un nivel de la corteza cerebral y estos estímulos despiertan nuevas reacciones. Un masaje bien realizado produce liberación de endorfinas, sustancias responsables de la sensación de bienestar. De esta forma, el caballo supera la tecnicidad, por haber compensado un dolor determinado y descubre cómo aprovechar su capacidad locomotriz de la forma más eficaz.

Siempre resulta recomendable que el masaje sea dado por un fisioterapeuta que conozca a la perfección el estado del animal. Este fisioterapeuta deberá entrar en contacto sensible y profundo con el caballo, para que la terapia resulte efectiva. Y es que no basta con ser muy bueno a nivel técnico, puesto que es necesario meterse en el campo del animal, conocer su lenguaje corporal y psicología, para poder entender sus reacciones y saber darles una explicación.

Por ello para ser un buen fisioterapeuta, la técnica siempre debe ir unida a una gran sensibilidad y a unas buenas dosis de paciencia.

Debemos tener muy presente que aunque un animal presente una incapacidad física, ésta no es sinónimo de incapacidad mental. Por ello si somos capaces de estimular correctamente sus partes sanas, será capaz de aprender a utilizar sus articulaciones, tendones, músculos y columna de una manera mucho más inteligente.

Al igual que hace el hombre, el caballo levanta contra sus dolores una serie de corazas corporales de las que deberemos ayudarle a salir.

Tenga en cuenta que el fin del masaje es siempre la búsqueda del mayor bienestar para el animal.

 

0 79

LOS EFECTOS DEL MASAJE

En nuestros días está considerado como una técnica alternativa a utilizar después de una lesión y efectivamente puede mejorar la recuperación del tejido lesionado; ahora bien, lo más importante es siempre utilizarlo como método preventivo, esto es, aplicarlo siempre antes de iniciar la sesión de trabajo.

El objetivo principal de un masaje es el de tratar las masas de tejido blando del cuerpo mediante diversas técnicas manuales.

Con el masaje previo se conseguirá preparar el cuerpo del caballo para el ejercicio posterior, mejorando así su rendimiento y evitando las lesiones.

Por supuesto, también deberá realizarse después del ejercicio, con el objetivo de reducir la fatiga muscular, garantizando una rápida vuelta a la normalidad.

En general podemos hablar de tres efectos principales del masaje:

Mecánico: favorece el paso de la sangre venosa cargada de sustancias residuales cuando se dirige hacia el centro del cuerpo. El masaje mejora de forma notable la circulación, permitiendo una buena aportación de nutrientes a los grupos musculares.

Con la eliminación de sustancias residuales de los músculos se mejora el estado general de salud.

Reflejo: efecto relajante. El deslizamiento de las manos por la superficie de la piel provoca impulsos en las pequeñas terminaciones nerviosas, impulsos que se convierten en señales que llegan al cerebro, provocando una relajación muscular local.

Estimulante: realizando ejercicios enérgicos con las manos se puede provocar la estimulación de determinadas zonas.

Además, con el masaje se consigue aumentar la relación afectiva establecida con el caballo (sobre todo si éste es joven), el cual aprenderá a relajarse, aceptando cada vez mejor las instrucciones dadas por el masajista.

Ahora bien, debemos tener bien claro que el masaje nunca puede sustituir al ejercicio, por sí mismo no sirve para desarrollar la fuerza muscular.

Además debe considerarse al masaje como una de las mejores técnicas de diagnóstico que existen, puesto que con él podremos detectar irregularidades en el animal mucho antes de que éstas sean plenamente visibles. Para ello debemos ser capaces de notar con precisión lo que palpamos con nuestras manos, lo que exige un pleno conocimiento de las zonas sobre las que se trabaja, así como del método de trabajo.

Algo que sólo se consigue con la experiencia.

0 102

El masaje es un sistema terapéutico natural. Aporta gran cantidad de beneficios al animal.

Reduce  la  tensión  muscular  ayuda,  entre otras  cosas,  previene los  desgarros,  aumenta  la circulación,  relaja la zona…   en definitiva es un método más que eficaz para evitar la aparición de  lesiones.

Pero no sólo eso, el masaje es también una de las mejores formas que tenemos para establecer un estrecho vínculo persona/animal.

En esta nueva sección aprenderemos cómo dar diferentes masajes a nuestro animal.

Contenido:    

BENEFICIOS DEL MASAJE
LOS EFECTOS DEL MASAJE
PRINCIPIOS BÁSICOS PARA LA REALIZACIÓN DE UN MASAJE
CUÁNDO REALIZAR UN MASAJE
LA DURACIÓN DEL MASAJE
LAS RESPUESTAS DEL CABALLO ANTE EL MASAJE
PRINCIPIOS GENERALES PARA DAR UN BUEN MASAJE
CONSEJOS GENERALES PARA LA REALIZACIÓN DE UN MASAJE
LOS MOVIMIENTOS
GOLPETEOS
LA IMPOSICIÓN DE MANOS
RESUMEN

 

BENEFICIOS DEL MASAJE

La función principal del masaje es la de preparar al músculo y a las articulaciones para el posterior esfuerzo, consiguiendo que éstas funcionen en completo rendimiento.

Y es que, aunque el masaje se realice para una zona en particular, con seguridad afectará a todo el cuerpo del animal.

Debemos tener en cuenta que un masaje siempre supone una relajación y un animal que se encuentre relajado siempre estará más tranquilo y consecuentemente más preparado para aprender.

Una preparación tanto mental como física, puesto que los músculos también podrán ser utilizados con mayor eficacia y sin el constante temor a que resulten dañados.

Podremos observar como el caballo salta y corre mejor y eso se fundamentará en el hecho de que su musculatura estará caliente y relajada, lo que le hará confiar más en sus propias capacidades; efectivamente, confiará más y mejor en su capacidad motriz y estará mejor equilibrado. Podrá pasar por encima del miedo, la tensión y el dolor.

La relajación conlleva un estado anímico mucho más equilibrado y saludable; por tanto más abierto al exterior, más proclive a relacionarse.

Además el uso del masaje reducirá notablemente la necesidad de medicamentos, puesto que sirve igualmente para aliviar el dolor.

Pero sumados a todos estos beneficios físicos para el caballo; existe otro punto que se verá igualmente recompensado: la relación entre el caballo y el jinete.

El contacto que exige la realización de cualquier masaje conlleva el establecimiento de un vínculo entre la persona que lo realiza y el animal, generándose un clima de confianza que hace que el caballo responda mucho mejor a cualquier tipo de tratamiento.

Por supuesto la persona que realice el masaje (el fisioterapeuta o en su caso un jinete experimentado) deberá conocer a la perfección la situación del animal, de tal manera que el masaje se integre dentro del tratamiento curativo que esté recibiendo.

Gracias a un masaje podemos llegar a determinar dónde existe la tensión, el miedo al contacto, el dolor o la lesión; que en cualquier caso siempre supondrá una limitación para el funcionamiento correcto del caballo.

En general, podemos listar los siguientes beneficios del masaje:

Mejora la circulación.
Disminuye la tensión.
Mejora el tono muscular.
Alivia la congestión.
Aumenta el número de glóbulos rojos.
Ayuda a la eliminación de toxinas.
Relaja los espasmos musculares.
Ayuda a devolver sangre venosa al corazón.
Aumenta los nutrientes en los tejidos.
Aumenta el suministro de sangre y nutrientes a los músculos.
Aumenta la capacidad de crear el mejor de los vínculos entre el caballo y el jinete.

 

 

 

 

 

 

 

 

Distribución natural de la energía y presión ejercida por el andar del animal.

0 439

Este estudio presenta la primera evidencia de las habilidades de los caballos para discriminar espontáneamente entre expresiones faciales humanas positivas (felices) y negativas (enojadas) en fotografías. Estos resultados mostraron que las caras enojadas indujeron respuestas indicativas de una comprensión funcional de los estímulos: los caballos mostraron un sesgo de izquierda-mirada (una lateralización generalmente asociada con estímulos percibidos como negativos) y un aumento más rápido de la frecuencia cardíaca (FC) hacia estas fotografías.

Tales respuestas lateralizadas hacia la emoción humana han sido previamente documentadas solamente en perros, y los efectos de las expresiones faciales en la HR no se han demostrado en ningún estudio heterospecífico. Junto con las ideas que estos hallazgos proporcionan en la comunicación interespecífica, plantean interesantes preguntas acerca de la generalidad y adaptabilidad de la expresión emocional y la percepción entre especies.

 

1. Antecedentes

En muchas especies sociales, las emociones proporcionan valiosa información social y ambiental y es probable que desempeñen un papel clave para facilitar la cohesión y el funcionamiento del grupo.

Dado que la observación de la emoción positiva provoca el comportamiento de acercamiento hacia estímulos gratificantes, mientras que las emociones negativas promueven la evitación de posibles amenazas, la capacidad de respuesta a la emoción en otros es potencialmente altamente adaptativa.

La percepción de la emoción entre especies puede ser un reto donde la variación morfológica considerable divide el emisor y el receptor. Hasta la fecha, se ha encontrado que varias especies reconocen las expresiones emocionales humanas cuando se les presenta el conjunto completo de señales corporales, o después del entrenamiento para que se adapten específicamente a rasgos faciales asociados con emociones particulares.

Sin embargo, la medida en que las expresiones faciales pueden ser discernidas espontáneamente a través de las barreras de las especies ha recibido sorprendentemente poca atención.

Se ha realizado pruebas funcionalmente relevantes para explorar esto directamente, en un paradigma que nos permite evaluar tanto los mecanismos cognitivos y fisiológicos subyacentes involucrados.

La aparición de respuestas lateralizadas puede proporcionar un medio importante para evaluar cómo las señales se procesan cognitivamente. La valencia emocional percibida de los estímulos puede determinarse a través de sesgos hemisféricos, generalmente con especialización hemisférica derecha para procesar estímulos negativamente validados incluyendo encuentros agonísticos.

En consecuencia, también se ha informado de la especialización hemisférica izquierda para estímulos ambientales positivos, pero hay evidencia contradictoria sobre la lateralización de respuestas a situaciones sociales positivas.

La percepción lateralizada de las señales faciales heterospecíficas a la emoción sólo ha sido documentada en perros, donde las expresiones faciales humanas “enojadas” se ven con un sesgo de izquierda-mirada, aunque no se ve sesgos de mirada hacia expresiones faciales felices. Además, las medidas de la frecuencia cardiaca (FC) tienen el potencial de proporcionar ideas objetivas sobre la percepción de un animal de los estímulos externos. En los caballos, HR se correlaciona con los índices de comportamiento del estrés y fluctúa de acuerdo con el estrés del entrenador, lo que demuestra una potencial sensibilidad fisiológica a los afectados humanos.

Los caballos son un modelo ideal para la investigación de la comunicación interespecífica de la emoción, ya que son capaces de producir expresiones faciales complejas y percibirlas en especifico , así como ser sensible a las señales humanas, incluyendo señales faciales.

Además, las medidas de lateralización son particularmente apropiadas para los caballos dado sus ojos colocados lateralmente y su tendencia hacia los comportamientos lateralizados. Este estudio examina si los caballos discriminan espontáneamente y responden apropiadamente a expresiones faciales humanas positivas (felices) y negativas (enojadas). A cada caballo se le mostraron dos fotografías -una feliz y otra enojada- a lo largo de dos ensayos, mientras que se midieron sus respuestas conductuales y fisiológicas (HR).

Se esperaba que los estímulos negativos inducirían un comportamiento de evitación y un sesgo de la mirada de la izquierda, mientras que los estímulos positivos inducirían un comportamiento de aproximación y un sesgo de la mirada derecha o ningún sesgo. Además, se esperaba que los HRs de los caballos fueran más altos, para aumentar más rápido y requerir períodos de recuperación más largos en respuesta a estímulos negativos.

2. Material y métodos

Los caballos fueron reclutados en cinco caballerizas de Sussex y Surrey, Reino Unido, entre abril de 2014 y febrero de 2015.

La muestra final contenía 28 caballos en los análisis de comportamiento (21 caballos, siete yeguas, de 4 a 23 años, M = 15,46, sd = 5.25), con un subconjunto de 17 en los análisis de HR principales y 15 en los análisis de recuperación de HR.

Los estímulos eran fotografías de color laminadas de alta calidad de A3 (42 × 29,7 cm) de dos modelos montados en una cartulina A1, cada uno con una imagen positiva (feliz) y otra negativa ( figura 1a ). Las expresiones faciales fueron validadas utilizando descripciones del Sistema de Codificación de Acción Facial (FACS).

 

a ) Estímulos (L-R, positivos, negativos); (E1 = experimentador 1 que sostiene el caballo mientras se aleja del estímulo, E2 = experimentador 2 detrás del tablero, sosteniendo el estímulo, los triángulos representan las cámaras). Vea el material suplementario electrónico para la fotografía del montaje. (Versión en color en color.)

Los ensayos fueron conducidos en establos por un equipo de experimentadores.

En primer lugar, el experimentador 1 mantuvo el caballo sobre una cuerda de plomo suelta durante 4 minutos para obtener medidas de FC de línea de base, luego movió al caballo en su posición y esperó hasta que la FC volviera a la línea de base. El experimento 2 entró entonces en el establo y presentó los estímulos fotográficos en el campo de visión binocular del caballo.

La parte superior de la tabla se mantuvo a la altura de la marchita para estandarizar la colocación de los estímulos. Los estímulos se mantuvieron a 1 m de la nariz del caballo durante 10 s, luego se movieron hacia delante en 10 cm y se mantuvieron durante 10 s, luego volvieron a la posición original y se mantuvieron durante 10 s finales ( figura 1 b ).

Las mediciones de HR abarcaron el período de prueba más aproximadamente 5 s antes y después de la presentación del estímulo.

Durante las presentaciones, el experimentador 1 se colocó en el hombro izquierdo del caballo, lejos del estímulo, con el caballo sostenido en una cuerda de plomo suelta de 1,5 m (permitiendo el libre movimiento dentro de esta longitud) mientras que el experimentador 2 se agazapaba detrás del tablero de estímulos. Se controló la FC durante 4 minutos finales para evaluar las tasas de recuperación.

Cada caballo vio expresiones tanto positivas como negativas del modelo 1 o del modelo 2 con al menos dos meses de diferencia, contrapesadas igualmente por la emoción y el modelo. La HR se midió con un monitor Polar Equine ® RS800CX y se registraron ensayos con las videocámaras digitales Panasonic HC-X900 y HC-V720.

Las respuestas de comportamiento (duraciones de búsqueda, duración de aproximación y evitación y ocurrencias de comportamientos relacionados con el estrés: consulte el material complementario electrónico, tabla SI) fueron codificadas a ciegas a partir de videos en formato .mov en un Macbook Pro usando Sportscode Gamebreaker Plus ® 7.5.5 ( www.sportstec.com ).

Los experimentadores fueron ciegos al estímulo en el 82% de los ensayos y los análisis no mostraron diferencias en las respuestas de los sujetos de acuerdo a este factor. Diez de los 56 vídeos fueron codificados por AS y KG y se encontró que eran confiables en o por encima de r = 0,85, p ≤ 0,002.

3. Resultados

(a) Respuestas conductuales

El número de caballos que giraron inicialmente a la izquierda oa la derecha para cada emoción se evaluó mediante pruebas binomiales de dos colas.

Para cada sujeto, se calculó un índice de lateralidad (LI) para el tiempo total de observación: LI = ( LR ) / ( L + M + R ), donde L , M y Rrepresentan la longitud de tiempo (s) , media y derecha, respectivamente. Las puntuaciones positivas indican un sesgo de la izquierda-mirada y las puntuaciones negativas un sesgo de la mirada derecha. Las desviaciones de la mirada binocular (nivel de probabilidad: 0) se midieron mediante pruebas t de una muestra (de dos colas).

Al ver estímulos negativos, más caballos parecían a la izquierda para su primer aspecto monocular que a la derecha ( n = 28, K = 20, p = 0.036). También hubo un sesgo de la izquierda-mirada en el tiempo de búsqueda total (índice de lateralidad) ( M = 0,23, sem = 0,07), t 27 = 3,49, p = 0,002. No hubo efectos de lateralidad en las respuestas a estímulos positivos ni en la primera mirada monocular ( n = 26, K = 16, p = 0,33), ni en el tiempo total de observación ( M = 0,09, sem = 0,063), t 27 = 1,48, p = 0,15 ( figura 2 ).

Figura 2.

( a ) Frecuencias de la primera mirada por emoción; ( b ) índice de lateralidad media por emoción (± 1 sem); ( c ) tiempo mediano empleado para alcanzar la FC máxima durante la prueba (IC ± 95%). No hubo diferencias significativas en la duración de las observaciones cuando se compararon directamente las valencias, t 27 = -1,49, p = 0,15 (prueba t de muestras pareadas, dos colas). p > 0,05, ** p > 0,01.

No hubo diferencias significativas en la duración del enfoque frente a estímulos negativos (positivo, Mdn = 0,48, IC ± 1,58, negativo, Mdn = 0,00, CI ± 1,27), z = -0,97, p = 0,33, ni en la duración de la evitación , Mdn = 2,9, CI ± 1,23, positivo, Mdn = 1,14, CI ± 1,38), z = -1,03, p = 0,30 (pruebas de Wilcoxon, de dos colas).

Sin embargo, el tiempo que pasó mirando a la izquierda se correlacionó positivamente con el tiempo que se pasó evitando, r = 0,37, p = 0,005, pero no el tiempo que pasó acercándose, r = -0,12, p = 0,37, -0,003, p = 0,99, ni aproximación, r = 0,16, p = 0,23 ( ρ de Spearman).

Se observaron más comportamientos relacionados con el estrés en comparación con los estímulos positivos; sin embargo, el número de incidencias fue relativamente pequeño y los análisis estadísticos carecían de energía.

(b) Frecuencia cardiaca

Desde el comienzo de la fase de prueba, los HRs de los caballos aumentaron significativamente más rápido cuando se expusieron a estímulos negativos (Mdn = 19,4, CI ± 6,50) en comparación con los estímulos positivos (Mdn = 32,1, CI ± 4,01), z = -2,20, p = 0,028 ( figura 2) , prueba de Wilcoxon, de dos colas).

Sin embargo, el cambio promedio de HR de los caballos entre la línea de base y la prueba, la HR máxima absoluta y el tiempo de recuperación no fueron significativamente afectados por la emoción (cambio de HR: z = -0.54, p = 0.59; HR máxima: z = -0.26; p = 0.80; tiempo de recuperación: z = -1,22, p = 0,22, pruebas de Wilcoxon de dos colas, véase la tabla electrónica de materiales suplementarios SIV). Por último, la diferencia de HR media entre la prueba y la línea de base se correlacionó positivamente con el índice de lateralidad, r = 0,34, p = 0,047 y tiempo de evitación, r = 0,58, p > 0,001 ( ρ de Spearman).

4. Discusión

Los resultados conductuales y fisiológicos aquí presentados apoyan la hipótesis de que los caballos son capaces de reconocer y responder de una manera funcionalmente relevante a las expresiones faciales heterospecíficas (humanas) de ira.

Los caballos demostraron polarización hemisférica derecha hacia estímulos enojados (preferentemente viendo imágenes con el ojo izquierdo), que se correlacionaron positivamente con la duración de la evitación y el aumento medio en la HR; Además, los caballos mostraron un aumento general más rápido de la FC a la ira en comparación con los estímulos felices.

También hubo tendencias no significativas para realizar más conductas relacionadas con el estrés hacia estímulos enojados. Estos hallazgos plantean preguntas interesantes sobre la naturaleza del reconocimiento de la expresión emocional, incluyendo los roles relativos del aprendizaje y las habilidades innatas en su desarrollo.

Existen numerosas explicaciones posibles para la aparición de las habilidades de los caballos para discriminar las expresiones faciales humanas particulares.

Los caballos pueden haber adaptado una capacidad preexistente (ancestral) para responder apropiadamente a las expresiones emocionales negativas de los congéneres y, a través de su coevolución con los humanos, transfirieron esta habilidad a una especie morfológicamente diferente.

Alternativamente, los individuos pueden tener que aprender a interpretar las expresiones humanas durante su experiencia de vida con los seres humanos.

En apoyo de este último argumento, la familiaridad se encuentra ser un factor significativo en el reconocimiento de los perros de las expresiones humanas; se desempeñan mejor cuando se enfrentan con sus dueños o con personas del mismo sexo que sus dueños, lo que sugiere que la experiencia de vida tiene un papel importante en la formación de esta capacidad. Para elucidar los mecanismos evolutivos y ontogenéticos involucrados, las respuestas de las especies y los individuos con diferentes grados de exposición humana deben ser comparados.

El sesgo hemisférico derecho de los caballos hacia las expresiones faciales negativas del hombre se esperaba sobre la base de la literatura anterior  y también se observa en perros.

Sin embargo, la falta de una respuesta lateralizada a las expresiones positivas en nuestro estudio es más difícil de interpretar. Esto también se observa en los perros y puede ser porque los estímulos positivos son menos evidentes.

El reconocimiento de los estímulos negativos tiene una relevancia funcional particular, ya que permite a los individuos anticipar posibles consecuencias negativas (por ejemplo, manipulación brusca, castigo).

Alternativamente, en este estudio, los caballos pueden no percibir los estímulos como abiertamente positivos debido a la falta de familiaridad de los seres humanos representados en los estímulos y de la puesta en marcha experimental.

También es notable que en nuestros experimentos, los estímulos fotográficos eran de dos machos desconocidos. La generalidad de nuestros hallazgos podría ser investigada más a fondo a través de estudios futuros sobre los efectos particulares de la identidad, la familiaridad, la edad y el género sobre las habilidades para discriminar una gama de expresiones emocionales.

5. Conclusión

Aquí presentamos la primera evidencia de la habilidad de los caballos de discriminar espontáneamente, tanto de manera conductual como fisiológica, entre expresiones faciales humanas positivas y negativas, y la primera evidencia de expresiones faciales heterospecíficas de emoción que afectan a la HR de una especie.

Esto plantea preguntas intrigantes acerca de la flexibilidad y adaptabilidad de la percepción emocional en este contexto, el rol potencial de la experiencia y la posibilidad de una capacidad generalizable, conservada y extendida para leer señales emocionales a través de las especies.

Ética

Esta investigación se adhiere a las directrices de la Asociación para el Estudio de Comportamiento Animal (ASAB) y fue aprobada por el Comité de Revisión Ética de la Universidad de Sussex (ERC), número de referencia: Non-ASPA 3-January 14. Se obtuvo el consentimiento por escrito de ambos modelos presentados en los estímulos ( figura 1a ).

No hubo diferencias significativas en la duración del enfoque frente a estímulos negativos (positivo, Mdn = 0,48, IC ± 1,58, negativo, Mdn = 0,00, CI ± 1,27), z = -0,97, p = 0,33, ni en la duración de la evitación , Mdn = 2,9, CI ± 1,23, positivo, Mdn = 1,14, CI ± 1,38), z = -1,03, p = 0,30 (pruebas de Wilcoxon, de dos colas). Sin embargo, el tiempo que pasó mirando a la izquierda se correlacionó positivamente con el tiempo que se pasó evitando, r = 0,37, p = 0,005, pero no el tiempo que pasó acercándose, r = -0,12, p = 0,37, -0,003, p = 0,99, ni aproximación, r = 0,16, p = 0,23 ( ρ de Spearman).

Estudia Realizado por la Universidad de Sussex (ERC) 

 

0 1667

Revisar la temperatura del caballo

Debes utilizar un termómetro de veterinario de 15 cm (6 pulgadas) y sacudirlo hasta que marque 35 °C (95 °F). Pon un poco de vaselina en un extremo del termómetro y sujeta el otro lado con un pedazo de tela. Párate a un lado de la cola de tu caballo e inserta el termómetro en su recto. Deja pasar 2 o 3 minutos, sácalo y revisa la temperatura.

    • La temperatura normal de un caballo adulto y sano es de 37-38 °C (99-101 °F). Para un potro no debe ser más alta que 37,5- 38,9 °C (99.5-102 °F).
    • Un cambio de temperatura de 1-3 grados no es de gran importancia, pero si la temperatura del caballo aumenta más de 4 grados puede que haya un problema, recuerda que el clima cálido o el ejercicio también pueden ser la causa del aumento de temperatura en el caballo.

Si la temperatura fuera inferior a la normal su posible causa podría ser hipotermia, o shock.

Si la temperatura fuera superior a la normal podría existir una posible infección,  insolación, o ejercicio muscular.

Toma el pulso de tu caballo

La manera más sencilla de revisar el pulso de un caballo es con un estetoscopio.

Sujeta el estetoscopio en el pecho del caballo, justo atrás del codo izquierdo. Cada sonido “lup-dup” significa una pulsación; cuenta las pulsaciones que escuches en un minuto.

Un caballo saludable, en descanso, tiene entre 35-42 latidos por minuto.

Un número muy por encima o muy por debajo de esto, puede indicar un problema de salud.

Inferior a la normal => Buena constitución, problema cardíaco, intoxicación, hipotermia, shock.

Superior a la normal => Ejercicio, dolor, fiebre, insolación, shock, problema cardíaco,

Asegúrate que la respiración de tu caballo no está desincronizada.

Observa su caja torácica y cuenta cuantas veces se expande en el transcurso de un minuto. Otra manera seria poner los dedos de nuestra mano en la cara inferior del carrillo para localizar la arteria facial que cruza por debajo de la quijada (izquierda) una vez localizada presionar suavemente sobre la misma y contar el número de latidos en 15 segundos luego multiplicarlo por 4 para así saber los latidos por minuto. Un caballo saludable tendrá una frecuencia respiratoria de 10-15 respiraciones por minuto.

    • Si tu caballo se ha ejercitado recientemente, o si se encuentra en un clima cálido o húmedo, si está embarazada o si es muy viejo, puede presentar una respiración agitada, sin que esto signifique que está enfermo.

Si las inspiraciones fueran inferiores a las normales su posible causa seria => constitución atletica, hipotermia, shock, efecto de fármacos.

Si las inspiraciones fueran superiores a las normales su posible causa seria => Ejercicio, dolor, fiebre, insolación, desequilibrio hidroelectrolítico, shock, infección respiratoria.

Comprueba la hidratación de tu caballo

Debes revisar los niveles de hidratación de tu caballo especialmente cuando hace calor, si tu caballo ha estado trabajando mucho o si estás preocupado por su salud.

Pellizca ligeramente un poco de la piel del caballo, ya sea en el pecho o el hombro. Si tu caballo está bien hidratado, la piel regresará a su estado normal en menos de un segundo. Si el animal está ligeramente deshidratado, tomará 2 a 4 segundos. Una deshidratación severa se notará si la piel toma 5-10 segundos en volver a su estado normal.

signos vitales3

Revisa el color de sus encías y la rapidez en de llenado capilar

Si te preocupa que tu caballo esté sufriendo una reacción tóxica, shock o deshidratación severa, revisa sus encías. Levanta el labio superior y aplica presión con tu dedo en un punto de su encía y espera a que se ponga blanca. Después, quita tu dedo y cuenta cuánto tiempo le toma regresar a su color rosa natural. Un caballo sano tendrá el color de vuelta en 1 o 2 segundos. Siendo el color normal entre pálido y rosa chicle.

    • Si toma más de 3-4 segundos, es probable que tu caballo esté enfermo y debas llamar a un veterinario.
    • Si las encías están rojas en lugar de rosas, tu caballo puede haber ingerido una sustancia tóxica.
    • Si las encías tienen un color blanco alrededor, tu caballo puede haber tenido una pérdida de sangre o puede estar en shock.

Si las encías están de un color azul, debes llamar a un veterinario inmediatamente, pues esto es señal de que el caballo está muy enfermo.

Si el TCR es más rápido de lo normal significa que el caballo tiene la tensión arterial alta, probablemente debido a la realización de ejercicio o nerviosismo o ansiedad.

Si el TCR es lento, puede ser indicativo de enfermedad, intoxicación o shock.

Si la encias son de color blanquecino puede ser indicativo de anemia o shock.

Encias de color rosa oscuro pueden ser indicativas de enfermedad, intoxicación, shock o puede ser normal si el caballo acaba de hacer ejercicio.

Si las encías están en rojo oscuro, azul o de un color tirando a marrón puede ser indicativo de intoxicación o shock

signos vitales2

 

La piel del caballo esta expuesta constantemente a infecciones y enfermedades parasitarias que, además de resultar enormemente molestas para el animal, pueden llegar a suponer un serio riesgo para su vida.

La sarna es, sin lugar a dudas, una de las enfermedades parasitarias más comunes entre los equinos.

Es importante conocerla bien, saber cuáles son sus diferentes síntomas, el por qué aparece en determinados caballos y cómo debemos luchar contra ella.

Tenemos que destacar que en la época de calor, es cuando proliferan los mosquitos (una de las principales formas de propagación de este tipo de enfermedades) y la falta de humedad provoca la aparición de polvo y suciedad en la que los ácaros se encuentran a sus anchas.

TIPOS DE SARNA
La sarna del caballo surge por la acción de diversos tipos de ácaros que se asientan en determinadas zonas del cuerpo del animal. Debido a esos ácaros, el caballo comenzará a tener un fuerte prurito y el pelo, antes brillante, se tornará opaco y se llenará de costras y ampollas.
Podemos destacar tres tipos fundamentales de sarna que pueden presentar los caballos:

SARNA SARCÓPTICA

Causada por el “Sarcoptes equi”, un parásito que se introduce en la piel del caballo, donde deja sus huevos.
Este tipo de parásito se manifestará primeramente en la cabeza (labios, ojos y orejas), espalda, cuello y en la zona de la silla; desde estos lugares se irá expandiendo por el cuerpo del animal.

Identificaremos este tipo de sarna de la siguiente forma:

– Comenzará con un fuerte picor, que aumentará en los momentos es que expongamos al caballo al sol, en el interior de establos calurosos y durante la noche.

– Pequeños bultos sobre la piel,  perfectamente perceptibles al tacto.

– El pelo se agrupará en mechones que corresponden a cada uno de estos nódulos.

– El pelo se caerá con facilidad, dejando pequeñas alopecias. En algunas de estas calvas podremos localizar llagas, que terminarán por transformarse en costras espesas.

– Si la sarna continúa, acabarán por formarse bastas zonas cubiertas por costras, con llagas que se localizarán principalmente en el cuello y en la garganta.

– Llegados a este punto, el caballo se encontrará claramente desmejorado, se mostrará desganado y apenas comerá.

SARNA PSORÓPTICA Y AURICULAR

Causada por el parásito denominado “Psoroptes equi”, el cual busca las zonas del cuerpo provistas de pelo largo, así como las partes de flexión de las articulaciones.

El modo de contagio es por contacto directo o por transmisión por ejemplo arneses.

Por debajo del mechón de la nuca, debajo de la ingle, en el muslo, axilas, zonas de la grupa, son los lugares preferidos por este parásito que provocará un intenso y desagradable picor en el animal.

El caballo suele reaccionar ante este picor sacudiendo la cabeza violentamente.

.
SARNA CORIÓPTICA

Denominada también “Sarna de los pies”, puesto que suele empezar en la zona de las extremidades posteriores desde donde avanza para cubrir, principalmente en el caso de los potros, todo el cuerpo.

A pesar de esto se trata del tipo de sarna menos contagioso y su avance suele ser lento, en muchas ocasiones puede estar localizado en una única extremidad durante largos meses.

Su aparición se hará notar con un fuerte picor, el caballo reaccionará dando pisotones al suelo de manera continuada y mordiéndose las cuartillas.

A simple vista localizaremos la sarna a través de una descamación en la piel que terminará en la caída de la epidermis, llevando poco a poco a la formación de costras escamosas y a la aparición de grandes llagas transversales.

sarna 1

CÓMO COMBATIR LA SARNA

En primer lugar debemos hacer fuerte hincapié en la necesidad de mantener las cuadras y elementos que tengan que ver con el caballo perfectamente limpios. Debemos tener en cuenta que los ácaros y parásitos se desarrollan a sus anchas en la suciedad, por lo que nunca está de más que las cuadras, patios, potreros y arneses se desinfecten con abundante creolina, lisoformo y agua con sal.

Es muy importante ubicar y retirar los bebederos y comederos de las excretas, para evitar que se contaminen; eso sin olvidarnos de que es fundamental que nuestro caballo tenga acceso al agua limpia y fresca durante todo el día.

Mantener al caballo fuera de la cuadra, al aire libre y realizando ejercicio bajo el efecto curativo del sol, es siempre recomendable; no sólo estará más alegre sino que además lo mantendremos por más tiempo alejado del peligro que supone el contacto con sus excrementos.

Retirar el estiércol todos los días resulta una tarea prioritaria; una vez retirado, este estiércol deberá ser depositado en un estercolero que estará colocado lo más lejos posible de las cuadras para que éste se deseque con los rayos del sol, de este modo los parásitos, los huevos y las larvas serán destruidos por el simple exceso de calor.

Deberá llevar a cabo un control de desparasitación para todos los caballos. Un control que deberá ser respetado correctamente si queremos evitar la infestación, la sobrecarga parasitaria, la contaminación ambiental, la transmisión a otros caballos e incluso la re infestación de los animales.

Este programa de desparasitación deberá tener en cuenta múltiples variables; desde el tipo de parásitos existentes y su cantidad en el animal afectado, el tipo de tratamiento llevado a cabo, el estado de las cuadras, el estado de los alrededores.

Vigilaremos muy de cerca los medicamentos dados, cambiándolos a menudo para evitar que los parásitos generen su propia resistencia.

De cualquier manera y en caso de que su animal se contagie con la sarna, para combatirla deberá llevar a cabo los siguientes pasos:

Lo primero proceder al esquileo general, incluidas las crines y a la consiguiente quema de todos los pelos cortados.

Limpiaremos la piel con un cepillo blando y mucho jabón. En esta limpieza deberemos poner especial cuidado en las costras aparecidas a causa de la sarna, para no dañar innecesariamente al caballo.

Aplicaremos cataplasmas con una solución a base de esteres fosfóricos. El uso de cataplasmas sirve para eliminar la infección, reducir la inflamación, aliviar las contusiones y limpiar las heridas; deben dejarse puestas un máximo de 12 horas, pasadas las cuales convendrá repetir la aplicación; además no conviene colocarlos durante más de tres días seguidos, a no ser por indicación expresa del veterinario.

No nos cansaremos nunca de señalar la enorme importancia de llamar al veterinario en el momento en que advirtamos cualquier problema en nuestro animal. El es el único que, tras realizar un examen exploratorio, podrá determinar el alcance de la enfermedad y, por supuesto, el tratamiento más adecuado a seguir.

Una vez curado al animal y para prevenir una nueva aparición, convendrá llevar a cabo algunas medidas de prevención:

– Seguir una alimentación intensiva y abundante, en la que pongamos especial atención a la calidad de los piensos así como al aporte vitamínico. Administrar reconstituyente con vitamina B12 es siempre adecuado.

– Los caballos afectados deberán permanecer al aire libre y , en caso de ser posible, en el pastizal.

– Ni que decir tiene que los animales afectados deberán ser separados de los sanos, teniendo en cuenta que el contagio entre un animal enfermo y otro que no lo está es relativamente sencillo, pudiendo producirse por contacto directo o indirecto (sillas, lugares de cobijo…); toda precaución es poca.

– Una correcta alimentación, una adecuada rutina de limpieza y un programa de ejercicios adecuados es la mejor prevención para cualquier enfermedad. Cuidemos correctamente a nuestro animal para no tener que lamentar sus enfermedades.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.” Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 6842

Miembros de Locomoción.

Las extremidades del caballo además de servir como medio de sostén y equilibrio son útiles para el movimiento armónico del caballo. Estas son relativamente delgadas en comparación con el cuerpo, de ahí la importancia de que se encuentren en perfectas condiciones y bien orientadas, ya que las actividades que realiza el caballo dependen directamente de ellas.

 Extremidades (Remos) Anteriores

extr anteri

Estas son las que soportan la mayor parte del peso corporal; esto se debe a la posición del cuello y de la cabeza, por lo que se consideran de sostén. Sus principales regiones son:

Espalda. Debe ser musculosa pero sin grasa, limita por delante con las tablas del cuello, con el costado por detrás, con la cruz por arriba y con el brazo por abajo.

Hombro. Tiene como base la articulación escápulo-humeral, la cual debe presentar un ángulo de 90°.

Brazo. Limita por arriba con la espalda y por abajo con el antebrazo.

Codo. Tiene como base la articulación húmero-radio-cubital y debe presentar una angulación aproximada de 135°.

Antebrazo. Se encuentra limitado por arriba con el brazo y el codo, y por debajo con la rodilla.

Rodilla. Es una de las regiones muy importantes, ya que tiene como base la articulación del carpo; por arriba limita con el antebrazo y por abajo con la caña y la región del tendón.

Caña. Esta región adquiere su longitud definitiva a los dos años de edad; será recta y sin bordes, ya que esto denotaría la presencia de problemas óseos. Por arriba limita con la rodilla y por abajo con el menudillo.

Tendón. Está ubicado en la parte posterior de la caña; por esta región pasan los principales tendones y ligamentos flexores del miembro, por lo que alguna alteración en su forma y volumen manifestaría problemas en su estructura.

Menudillo. Se encuentra entre la caña y la cuartilla; en la parte posterior e inferior de esta región se localiza un apéndice córneo o “espolón”, que es un vestigio de dedos atrofiados.

Cuartilla. Limita por arriba con el menudillo y con la corona por abajo. Esta región debe presentar un ángulo de 45° con respecto al suelo, el cual se puede afectar debido a la longitud de la cuartilla.

Corona. Se localiza entre la cuartilla y el casco; es una banda delgada que rodea completamente a este último; su función es formar y nutrir la uña o muralla del casco; las lesiones en esta zona modifican el crecimiento de la uña y se producen malformaciones.

Casco. Esta es una estructura muy importante en el caballo porque protege los huesos y los tejidos blandos y sensitivos de esta región; tiene la función de amortiguador por su elasticidad y también sirve como órgano táctil. En la parte externa está formado de dos estructuras, la muralla o tapa, que comprende todo el tejido córneo visible; y la palma, que corresponde a la parte inferior o de apoyo del casco.

El casco y sus partes.

La muralla se divide en pinza o lumbre, que es la porción anterior y central; a los lados siguen los hombros; enseguida las cuartas partes; por último y atrás los talones. El tejido córneo de esta región debe de ser liso, firme y no tener fracturas ni anillos.

El casco del caballo.

La palma es la parte inferior del casco que se apoya en el suelo. La región de los talones está formada por los bulbos de los talones, frente de los cuales se encuentra la ranilla en forma de “V”, esta se compone por la laguna media y la punta o vértice del candado. Esta región fundamentalmente la compone la suela o palma, la que se une a las paredes o a la tapa a través de la línea blanca o sauco.

Los cascos anteriores son más redondos y anchos, tienen la suela más plana y los talones separados, la muralla tiene un ángulo de 45 a 47° en relación con su pinza y el suelo. Los cascos de las extremidades posteriores tienden a ser más cerrados de talones y puntiagudos hacia la pinza, la suela es más cóncava, y tiene una angulación de 50 a 55° en relación con sus pinzas y el suelo.

2416_03

Defectos de los cascos

TOPINO. Defecto conocido como casco muleño, presentando una muralla vertical y talones altos.

DESPARRAMADO. En este caso la pinza está muy inclinada y larga; los talones tienden a estar bajos.

ABOMBADA. Es una consecuencia de la rotación de la tercera falange provocada por un ataque de laminitis.

ACAMPANADO O DISTORSIONADO. Así se denomina cuando el casco sufre malformaciones y mayor o menor crecimiento en alguna porción.

 Extremidades (remos) posteriores

ext poste

Muslo. Región muy musculosa, por delante limita con el flanco y la babilla, por arriba con el anca y por abajo con la pierna.

Babilla. La base de esta región es la articulación de la rodilla o fémoro-tibio-rotuliana, la cual debe tener un ángulo de 135°, aproximadamente.

Pierna. Limita por arriba y por abajo con la babilla y el muslo, y por abajo con el corvejón.

Corvejón. Esta región se ubica entre la pierna y la caña y forma un ángulo de 150°, aproximadamente; es muy importante porque su base es la articulación del tarso y ésta tiene que soportar gran parte del esfuerzo de tracción o impulso durante el trote.

Las demás regiones del remo posterior son similares y se encuentran limitadas del mismo modo a las descritas en el remo anterior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 3224

A continuación expondremos unas tablas que serán de artículos necesarios para tratar las enfermedades  o heridas leves que pueda sufrir nuestro caballo o para  utilizar según las indicaciones de nuestro veterinario durante el tiempo de espera de su llegada.

Como podréis observar cada tabla tiene una columna marcada con una * que corresponde a los artículos que debe incluir nuestro botiquín.

ARTÍCULOS A TENER A MANO
PRODUCTO CANTIDAD/USO  COMENTARIOS
Artículos para efectuar vendajes.4   rollos de algodón hidrófilo de 500g.6   compresas higiénicas.6   pañales desechables.1   caja de gasas de 4X4.12 rollos de gasa elástica de 10 cm.12 rollos de Vetrap de 10cm.12 rollos de Elastikon de 10cm.

6   rollos de Expandover de 10cm.

1   rollo de 5 cm de esparadrapo.

1   tijeras especiales para cortar vendas.

*
Compresas de frío químico.Para enfriar las heridas cuando no se dispone de hielo.*Seguir las indicaciones Puede ser causa de congelación en caso de contacto prolongado con la piel.
Guantes de látex o de goma.Para la manipulación segura de líquidos corporales infectados; o medicamentos*Escoger guantes de doma en caso de alergia al látex.
Botas especiales de cascos.Para proteger el casco o para uso terapéutico.*Comprar dos si los cascos anteriores y posteriores son de distinto tamaño.
Tenazas desclavadoras.Para arrancar clavos y sacar las herraduras flojas o mal puestas.*
Legra de cascos.Para detectas posibles problemas de cascos.*Hay legras para zurdos.
Limpia cascos.Para el cuidado habitual del casco.*
Cepillo de cerdas de plástico con mango.Para limpiar el casco antes de remojarlo, poner un cataplasma o vendarlo, para aplicar un desinfectante en caso de enfermedad infecciosa.*
Estetoscopio.Para escuchar la frecuencia cardiaca y respiratoria y los ruidos intestinales.*Escoger uno tipo Littman con tubo central de 50 cm aproximados.
Termómetro de cocina de lectura rápidaPara controlar la temperatura de las soluciones medicinales (colirios, agua de beber).*Lectura en unos 20s.
Termómetro rectal.Para poder tomar la temperatura  por el recto.*Escoger un electrónico y señal acústica, tener uno de recambio.
Máquina de esquilar.Para esquilar alrededor de las heridas y en el caso de enfermedades cutáneas.*O bien maquinillas de afeitar, eliminar después de cada uso.
Envase con vaporizador.Para irrigación a presión de heridas con solución salina.*O bien envase de chorro.

 

PRODUCTOS DE LIMPIEZA Y DESBRIDAMIENTO DE HERIDAS
PRODUCTOUSO*COMENTARIOS
Solución salinaPara heridas irritadasSe puede utilizar fría o caliente.
Solución salina concentradaPara vendajes húmedos en que se desea arrastrar los residuos.Se puede utilizar fría o caliente.
10% de peróxido de benzoico para limpieza del acné.Para eliminar la caspa de pieles escamosas o presenten engrosamientos.También en gel del que se deja puesto en puntos de difícil limpieza.
Sustancia emoliente para ablandar costras.*Para retirar de forma indolora las costras debidas a infecciones cutáneas.Tiene una duración de una semana. Guardar tapada.

 

Solución salina.

Una cucharada de café de sal de mesa.

¼ litro de agua.

Mezclar ambos ingredientes en un recipiente limpio hasta que la sal se haya disuelto completamente.

Solución salina concentrada.

Dos cucharadas de café de sal de mesa.

¼ litro de agua.

Mezclar ambos ingredientes en un recipiente limpio hasta que la sal se haya disuelto completamente.

Producto emoliente para escaras.

Una botella de medio litro de aceite de parafina (el aceite para uso infantil va bien), una botella de medio litro de agua oxigenada al 3%, una botella de tintura de yodo de 15ml.

Mezclar todos los ingredientes en un envase grande, ojo el envase no debe cerrarse herméticamente ya que la mezcla burbujea lentamente y se expande pudiendo explotar.

DESINFECTANTES
PRODUCTOUSOCOMENTARIOS
YodoPara limpiar determinadas heridas abiertas*Se puede aplicar con una gasa o bien verterlo sobre la herida.
Yodo en pomada.Para determinadas enfermedades infecciosas cutáneas.*Excelente para limpieza de heridas.
Sustancia limpiadora de Yodo.Para determinadas enfermedades infecciosas cutáneas.Excelente para limpieza de heridas.
Concentrado desinfectante.Para desinfección de instalaciones y determinadas infecciones en los cascos.Diluir dos cucharas y media en 4/5 L de agua o dos gotas en una taza.

 

PRODUCTOS ANTIFLAMATORIOS, EMOLIENTES…
PRODUCTOUSOCOMENTARIOS

Pomada no antibiótica.Oxido de Cinc.Gel 100% Aloe vera

Para ablandar y proteger determinadas heridas abiertas o quemaduras.En quemaduras utilizar pomadas que tengan base acuosa en vez de base de vaselina.
Gel antiinflamatorio.No mezclarlo con sustancias tóxicas. Ponerse guantes, no ponerlo en heridas abiertas (de menos de 3 días).
Pomada de cortisona.Producto para el uso de las personas que funciona muy bien como antiinflamatorio tópico. *Mayor absorción si se tapa con vendaje.
Repelente de moscas de posible uso en heridas.Para heridas superficiales o sobre vendajes.*No utilizarlo debajo de los vendajes impermeables.
Pomada de oxido de cinc y dióxido de titanio.Protección solar
Olmo escocés.Producto tópico contra el picor para determinadas enfermedades cutáneas.Mayor eficacia si se lava el caballo antes de la aplicación.
VaselinaPara hidratar y proteger los tejidos.*Se utiliza también para colocación de botas especiales para cascos.
Calamina (loción).Para secar, suavizar y proteger la piel en ciertas ocasiones.Agente contra el picor.

 

AGENTES ABSORBENTES
PRODUCTOSUSOCOMENTARIOS
Cataplasma preparada.Para reducir inflamaciones y heridas que supuran.Se pueden utilizar en frio o caliente.
Cataplasma casera*Para reducir inflamaciones y heridas que supuran.

Preparado para exudar.Comercial o casero

Para reducir hinchazones. Antiinflamatorio tópico.El  preparado comercial compuesto de DMSO (dimetil sulfóxido) requiere limpiar cuidadosamente la extremidad.

 

 Cataplasmas (no son irritantes). Cuatro recetas.

1.-Mezclar sulfato de magnesio con agua caliente para hacer una pasta.

2.-Mezclar ½ taza de sulfato de magnesio con 4 tazas de salvado y añadir agua hasta formar una pasta.

3.-Bicarbonato sódico mezclado con hojas y corteza de olmo escocés para hacer una pasta.

4.-Azúcar de mesa, lo  trituramos y mezclamos con yodo líquido hasta hacer una pasta.

 

Solución de sales de Epson (sulfato de magnesio).

Media taza de sulfato de magnesio, 3.8 litros de agua caliente ( a la temperatura de un baño caliente).

Mezclarlo hasta que el sulfato esté bien disuelto. Empapar la parte afectada sumergiéndola en un recipiente(los cascos) o aplicando una compresa mojada).

PARA LOS OJOS
PRODUCTOSUSOCOMENTARIOS
Colirio.Para el lavado de los ojos irritados.*Una vez abiertos duran 3 semanas.
Acido bórico o colirio grasoPara la protección en caso de sequedad de ojos y/o irritaciones oculares.*Una vez abiertos duran 3 semanas.

 

MEDICAMENTOS
PRODUCTOSUSOCOMENTARIOS
Electrólitos en polvo o en pasta.Restablecer el nivel de electrolitos, estimular la sed.*Utilizar únicamente productos específicamente preparados para caballos.
Producto antiparasitario.Para desparasitar mediante administración de un producto purgante o para afecciones parasitarias cutáneas.*Puede provocar un aumento momentáneo de la inflamación a lo largo del proceso de eliminación de parásitos.
Producto antiinflamatorio.Procesos inflamatorios, administración vía oral. Componente fenilbutazona.*Tratamiento para el dolor en general.

 

 

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

0 1000

Cuando se acaba el invierno y empieza la primavera, nos apetece disfrutar del tiempo y empezamos a trabajar los caballos, más fuerte y planear los primeros análisis de sangre de la temporada, mirar el pasaporte o LIC y poner las vacunas de primavera si toca, miramos los cascos y el herraje y se repasa las dietas.

Toca actualizar las licencias federativas, repasar el nuevo reglamento y requisitos para la clasificación, mirar los concursos programados por la federación  y planear la temporada de trabajo y de la competición.

Toca también lavar mantas, repasar el equipo, asegurar que tenemos sudaderos de concurso y de trabajo suficientes, re-emplazar las riendas, ramales, cabezadas de cuadra y acciones de estribos si hace falta, mandar todo a reparar y asegurar que todo está preparada y en buen estado para cuando necesitamos el equipo.

Repasa el botiquín de urgencia y asegura que se haya repuesta lo que se hay utilizado la temporada anterior y que todo está en fecha. Hay que decidir si hace falta esquilar el caballo y luego hay que mandar los cuchillos a afilarse y guardar la maquina correctamente para que esta lista para el otoño.

No es mal idea, ya que tiene que venir el veterinario de todas maneras, para vacunar y desparasitar, que lleva a cabo un chequeo y que mire también las tendones y ligamentos, las articulaciones, extremidades y los cascos para asegurar que no habido ningún cambio durante los meses de descanso y trabajo ligero. Se puede también evaluar el desarrollo de músculo que tenga el caballo para planear el trabajo y mirar los aplomos y su manera de moverse.

Si tenemos un camión o un remolque, ahora es el momento para asegurar que tiene el ITV al día, que esta pagado el impuesto de tracción mecánica y que tenga las pegatinas adecuadas para la tarjeta de transporte que tenga. Si se va a ir de concurso, hay que chequear el motor y el suelo del vehículo y también mirar que los extintores están al día y cargados.  Aseguramos que las ruedas y las ballestas están en buen estado, ponemos silicona en el techo del vehículo si hace falta, y sujetamos con un es torneador cualquier tornillo que puede estar suelto. También hay que repasar las gomas o la moqueta encima de las rampas y el suelo, y por supuesto los frenos. Tampoco viene demás desinfectar y lavar todo.

Para los que tengan la suerte de tener un prado

Si el caballo está suelto todo el día, es posible que con el nuevo crecimiento de hierba no haga falta ni siquiera heno para proporcionar sus requisitos nutritivos. Si el caballo está en su peso apropiado, puede que el caballo este bien con un simple multivitamínico apropiado para su nivel de trabajo.

Al principio, cuando suelta el caballo en un prado con hierba de primavera puede que el estiércol se pone liquido. Esto es normal por el hecho que se ha cambiado de una dieta alta en fibra pero bajo en líquido a una dieta alta en fibra y alta en líquido. Como cualquier cambio en la dieta, hay que empezar despacio con periodos cortos en el prado. Después de unos días, se debe volver  a la normalidad.

¡OJO! Si el caballo está por encima de su peso optimo o ha padecido algún problema digestivo como cólico o laminitis, hay que limitar la cantidad de hierba que puede ingerir para prevenir futuros casos. En este caso, hay que cortar la hierba, tenerle en un cercado donde hay poco hierba, utilizar un bozal o limitar el tiempo suelto para asegurar que no tiene la oportunidad de ingerir demasiado cantidad.

Si el caballo tiene acceso a hierba o esta suelto en un prado hay que tener en cuenta que la hierba de primavera tiene un nivel energético de nos 12 MJ por kilo seco que  el equivalente un pienso de competición medio. Por esta razón, hay que ajustar o suavizar el pienso para equilibrar su dieta y asegurar que no se engorda y no hay un aumento energético fuera de proporción.

Hay que empezar a aumentar el trabajo poco a poco para reducir el riesgo de lesión. Uno de las equivocaciones más común es subir el nivel de trabajo de golpe y terminar la temporada antes de que empiece con una lesión.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

Foto By TopCavalls

0 1073

En España, el calor del verano puede afectar seriamente al rendimiento y salud de nuestros caballos, especialmente si el animal ha sido recientemente importado desde otra región donde hace menos calor y donde hay una diferencia notable en la humedad del aire.

Como siempre, es mejor prevenir los problemas asociados con el exceso de calor y hay que saber identificar las señales de cuando el caballo está padeciendo el estrés de calor. También se debe preparar y aclimatar al caballo para aguantar el calor, sea o no, un caballo importado.

El Cuerpo del Caballo produce Calor

El ejercicio aumenta la temperatura del cuerpo del caballo. El proceso en que el glucógeno se convierte en energía es en sí ineficaz (Termodinámicamente hablando) y produce calor. La cantidad del calor producido depende del trabajo. Cuanto más rápido sea el galope, más empinada la cuesta, más grande el salto o más pese el jinete, más aumenta el calor producido dentro del cuerpo del caballo.

La temperatura normal de un caballo es aproximadamente 37.2 a 37.8 ºC. El ejercicio normalmente aumenta la temperatura unos grados y eso es positivo para calentar los músculos. Pero un aumento excesivo puede dañar tejidos o incluso puede causar la muerte. Es responsabilidad del jinete identificar las señales del estrés del calor para decidir cuándo parar el caballo y enfriarle.

El cuerpo del caballo puede bajar su temperatura principalmente por evaporación mediante el sudor y la respiración. También es capaz de expulsar calor por convección y radiación a través de la piel.

Un jinete debe conocer la temperatura normal de su caballo y cuantos grados suele subir después del trabajo. En invierno puede que solo suba algunos grados mientras que en el verano lo normal es que suba algo más. Este aumento también está afectado por la humedad del ambiente. Si sabemos cómo reacciona el caballo ante el calor, vamos a poder averiguar si el caballo está siendo perjudicado por el calor.

El caballo criado en España, y especialmente el caballo de Castilla, Andalucía o Levante aguanta el calor mejor que el caballo criado en otras regiones de Europa. Está acostumbrado desde nacimiento a las altas temperaturas de la primavera, verano y otoño. También, el caballo pequeño, con menos masa muscular, razas como Árabes y Pura Sangre tienen mejor capacidad para bajar su temperatura corporal que caballos más grandes.  Hay otros factores que influyen como aguantan al calor. Si el caballo tiene demasiado pelo, esta gordo o fuera de forma no podrá reducir su temperatura con la misma capacidad y corre serio riesgo de estar perjudicado por el calor.

Cuando hace calor, el caballo puede responder aumentando el sudor y la respiración.  El sistema respiratorio ayuda a enfriar el cerebro, uno de los órganos más sensibles al exceso del calor. Si hace calor, pero hay poca humedad, al principio, el caballo puede bajar más eficazmente su temperatura que cuando la humedad el alta, pero en este caso si suda excesivamente, puede perder electrolitos y minerales importantes y deshidratarse. Cuando llega a deshidratarse, ya no tiene la capacidad de producir suficiente sudor y su temperatura volverá a aumentar.

En Madrid especialmente, los caballos importados no están acostumbrados a un ambiente tan seco y caluroso y se deshidratan con cierta facilidad. El chequeo más fácil para notar la deshidratación es observar si la piel no vuelve a su sitio después de pellizcarle. Pero lo malo de este chequeo es que cuando se llega a notar la deshidratación por la piel, el caballo ya ha perdido un 6% de su líquido corporal total, es decir unos 30 litros. El rendimiento físico queda perjudicado a partir de una pérdida de solo un 3% o sea que ya llegamos tarde cuando se note en la piel.

Si el caballo no bebe suficiente agua puede resultar en un constante estado de deshidratación, que le pondrá en peligro no solo de bajar su rendimiento en competición, sino también de contraer cólicos por impactación o por falta de flora intestinal y otros tipos de problemas de salud.

En regiones donde hay más humedad, el caballo no puede bajar su temperatura con la misma eficacia. En estas condiciones, puede aumentar su temperatura corporal mucho más rápidamente. Si no bajamos su temperatura con acciones especificas, la recuperación después del trabajo será mucho más lenta.

Prestigiosos estudios realizados para la Olimpiada de Atlanta nos enseñan que hay unos pasos que hay que seguir para prevenir problemas  relacionados con el calor. Si se entrena con calor, el caballo se adaptará al calor. Ahora bien, hay que acostumbrar al caballo al calor poco a poco.  Puede tardar meses en acostumbrase al calor de España, las moscas y el polvo. Hay que empezar trabajando el caballo en horas en las que no haga tanto calor, darle electrolitos y no dejarle sudar demasiado. También, hay que limitar la duración y la intensidad del trabajo hasta que esté seguro de que el caballo está preparado. Si se entrena durante los cambios de temporada, el caballo se adaptará al calor con más facilidad. La mejor época para traer un caballo a España es en Octubre o Noviembre. Así le dejas todo el invierno para acostumbrarse al cambio de humedad y ambiente.

Si el caballo viene a España en primavera desde un país donde hace frío todavía, necesitará unas semanas para que se acostumbre, hay que esquilarle, darle electrolitos y asegurarse de que está físicamente preparado para el trabajo que tiene que hacer. Aun así muchos caballos sufren el primer año en España y queda mermada su competitividad durante este primer año.

La deshidratación se convierte en el problema principal para el caballo importado especialmente el caballo de carreras, raid o completo. Cuando hace calor, el animal puede perder hasta 15 litros de líquido por hora de ejercicio. La deshidratación y los otros efectos del calor no solo ocurren en verano. Si el caballo no está acostumbrado, pueden ocurrir en un día de calor en primavera. Si el caballo no está en forma, o si tiene el pelo de invierno, corren el mismo riesgo con respecto al calor.

Las Señales de Exceso de Calor

La temperatura, las pulsaciones y la respiración nos señalan cuando el caballo está siendo afectado por el calor. La recuperación de un caballo en forma es rápida. Después de unos 10 o 15 minutos las pulsaciones del caballo deben bajar a unos 40-50 latidos/min. y la respiración a unas 60 a 80 exhalaciones/min.

Un caballo con la respiración elevada, es decir entre 120 a 140 por minuto está bajando su temperatura con el sistema respiratorio. Pero si sigue así después de 10 minutos, hay que enfriar al animal. También si la temperatura del caballo está por encima de 40.5 a 41 ºC hay que preocuparse y tomar medidas inmediatamente.

Otra  señal de que el caballo está sufriendo con el calor es, si notas una diferencia en su personalidad. Si el caballo está apagado o pesado, es mejor ralentizar su trabajo o incluso reducir el trabajo durante una temporada.

La ducha de agua fría es la mejor manera para bajar su temperatura rápidamente. Antes no se duchaba a los caballos con agua fría porque se pensaba que esto podría causar mioglobinuria (la enfermedad de los Lunes). Numerosas investigaciones nos dicen que los músculos sufren daños por exceso de calor no por el frío aplicado después. El agua se calienta con rapidez así que si el agua que tenemos es limitada hay que mojarlo esperar a que se caliente el agua sobre su piel y volver a repetir la operación hasta que el agua salga más fría de su cuerpo y su temperatura rectal esté por debajo de 38ºC. El uso de una esponja mojada es mucho menos eficaz y cubrir el caballo con toallas mojadas termina calentando más al caballo. Después de ducharle, hay que poner al caballo a la sombra y cualquier brisa o un ventilador eléctrico le ayudara a recuperarse.

Si el caballo no se enfría después de media hora, debe llamar a su veterinario.

Hay que dejar al caballo beber. Si el caballo ha estado galopando fuerte, no hay que dejarle beber mucho, esto sería contraproducente, pero en situaciones normales se puede dejar al caballo beber hasta 8 litros en unos 15 minutos, justo después del trabajo.

Otros pasos que puede dar para prevenir la deshidratación son mojar el heno o utilizar ensilado equino ya que contiene un 50% de agua. Hay que asegurarse también que el caballo tenga disponible agua fresca en todo momento. El olor a podrido de un bebedero automático puede quitarle las ganar de beber al caballo así que en verano, hay que asegurar que el agua es especialmente limpio.

Gastamos mucho dinero en caballos, tanto en los caballos criados en España como en los importados y les cogemos mucho cariño. Hay que cuidarles como se merecen y prepárales para el trabajo que tienen que hacer. Como siempre, prevenir vale más que curar.

Listado de Chequeo para el Calor:

· Traer el caballo a España en Octubre o Noviembre es apropiado.

· Asegurarse de que el caballo esté en forma para el trabajo que tiene que realizar.

· No viajar al caballo de día en épocas de calor.

· Ofrecer al caballo agua durante el viaje y si se ha de parar abra las puertas y las rampas y aparque a la sombra.

· No deje al caballo sudar demasiado.

· Esquílele si hace falta.

· Póngale en una cuadra con buena ventilación.

· Elija sus mantas con cuidado. Si suda con la manta puesta, quítesela.

· Trabájele muy por la mañana o muy por la tarde.

· Protéjale contra las moscas y el polvo.

· No le canse excesivamente.

· No le deje engordar excesivamente.

· Dúchele después de trabajar.

· No le exponga al sol directamente.

· Anote su temperatura y reaccione a tiempo si no se recupera con rapidez.

· Déle electrolitos y sal en su pienso para prevenir la deshidratación.

· Déjele pastar en verde, moje su heno o dele ensilado equino para prevenir la deshidratación.

· Proteja la flora intestinal de los caballos en viajes o en trabajo. Ayúdele con probióticos si hace falta.

· Llame al veterinario si tiene diarrea durante más de 1 día.

· Llame al veterinario si el caballo no  recupera su temperatura normal después de media hora.

AVISO LEGAL

“Los contenidos de este sitio son incluidos solo a título informativo. La información para el uso de los mismos es proporcionada por el fabricante junto con el producto, por lo que no se asume ninguna responsabilidad respecto errores u omisiones en los contenidos aquí publicados.”  Ante cualquier duda Consulta a tu Veterinario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
error: Content is protected !!