Anatomía

0 7582

Miembros de Locomoción.

Las extremidades del caballo además de servir como medio de sostén y equilibrio son útiles para el movimiento armónico del caballo. Estas son relativamente delgadas en comparación con el cuerpo, de ahí la importancia de que se encuentren en perfectas condiciones y bien orientadas, ya que las actividades que realiza el caballo dependen directamente de ellas.

 Extremidades (Remos) Anteriores

extr anteri

Estas son las que soportan la mayor parte del peso corporal; esto se debe a la posición del cuello y de la cabeza, por lo que se consideran de sostén. Sus principales regiones son:

Espalda. Debe ser musculosa pero sin grasa, limita por delante con las tablas del cuello, con el costado por detrás, con la cruz por arriba y con el brazo por abajo.

Hombro. Tiene como base la articulación escápulo-humeral, la cual debe presentar un ángulo de 90°.

Brazo. Limita por arriba con la espalda y por abajo con el antebrazo.

Codo. Tiene como base la articulación húmero-radio-cubital y debe presentar una angulación aproximada de 135°.

Antebrazo. Se encuentra limitado por arriba con el brazo y el codo, y por debajo con la rodilla.

Rodilla. Es una de las regiones muy importantes, ya que tiene como base la articulación del carpo; por arriba limita con el antebrazo y por abajo con la caña y la región del tendón.

Caña. Esta región adquiere su longitud definitiva a los dos años de edad; será recta y sin bordes, ya que esto denotaría la presencia de problemas óseos. Por arriba limita con la rodilla y por abajo con el menudillo.

Tendón. Está ubicado en la parte posterior de la caña; por esta región pasan los principales tendones y ligamentos flexores del miembro, por lo que alguna alteración en su forma y volumen manifestaría problemas en su estructura.

Menudillo. Se encuentra entre la caña y la cuartilla; en la parte posterior e inferior de esta región se localiza un apéndice córneo o “espolón”, que es un vestigio de dedos atrofiados.

Cuartilla. Limita por arriba con el menudillo y con la corona por abajo. Esta región debe presentar un ángulo de 45° con respecto al suelo, el cual se puede afectar debido a la longitud de la cuartilla.

Corona. Se localiza entre la cuartilla y el casco; es una banda delgada que rodea completamente a este último; su función es formar y nutrir la uña o muralla del casco; las lesiones en esta zona modifican el crecimiento de la uña y se producen malformaciones.

Casco. Esta es una estructura muy importante en el caballo porque protege los huesos y los tejidos blandos y sensitivos de esta región; tiene la función de amortiguador por su elasticidad y también sirve como órgano táctil. En la parte externa está formado de dos estructuras, la muralla o tapa, que comprende todo el tejido córneo visible; y la palma, que corresponde a la parte inferior o de apoyo del casco.

El casco y sus partes.

La muralla se divide en pinza o lumbre, que es la porción anterior y central; a los lados siguen los hombros; enseguida las cuartas partes; por último y atrás los talones. El tejido córneo de esta región debe de ser liso, firme y no tener fracturas ni anillos.

El casco del caballo.

La palma es la parte inferior del casco que se apoya en el suelo. La región de los talones está formada por los bulbos de los talones, frente de los cuales se encuentra la ranilla en forma de “V”, esta se compone por la laguna media y la punta o vértice del candado. Esta región fundamentalmente la compone la suela o palma, la que se une a las paredes o a la tapa a través de la línea blanca o sauco.

Los cascos anteriores son más redondos y anchos, tienen la suela más plana y los talones separados, la muralla tiene un ángulo de 45 a 47° en relación con su pinza y el suelo. Los cascos de las extremidades posteriores tienden a ser más cerrados de talones y puntiagudos hacia la pinza, la suela es más cóncava, y tiene una angulación de 50 a 55° en relación con sus pinzas y el suelo.

2416_03

Defectos de los cascos

TOPINO. Defecto conocido como casco muleño, presentando una muralla vertical y talones altos.

DESPARRAMADO. En este caso la pinza está muy inclinada y larga; los talones tienden a estar bajos.

ABOMBADA. Es una consecuencia de la rotación de la tercera falange provocada por un ataque de laminitis.

ACAMPANADO O DISTORSIONADO. Así se denomina cuando el casco sufre malformaciones y mayor o menor crecimiento en alguna porción.

 Extremidades (remos) posteriores

ext poste

Muslo. Región muy musculosa, por delante limita con el flanco y la babilla, por arriba con el anca y por abajo con la pierna.

Babilla. La base de esta región es la articulación de la rodilla o fémoro-tibio-rotuliana, la cual debe tener un ángulo de 135°, aproximadamente.

Pierna. Limita por arriba y por abajo con la babilla y el muslo, y por abajo con el corvejón.

Corvejón. Esta región se ubica entre la pierna y la caña y forma un ángulo de 150°, aproximadamente; es muy importante porque su base es la articulación del tarso y ésta tiene que soportar gran parte del esfuerzo de tracción o impulso durante el trote.

Las demás regiones del remo posterior son similares y se encuentran limitadas del mismo modo a las descritas en el remo anterior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 3382

La mayor parte del caballo la representa el tronco y dependiendo de su constitución nos permite imaginar la actividad que puede desarrollar el animal, es decir, que según la raza o el individuo la caja torácica puede presentar un gran desarrollo, así como también sus funciones respiratorias, por lo que al presentar un mayor volumen respiratorio se puede decir que el caballo será un buen corredor.

Aunque existen caballos con gran desarrollo óseo y muscular, por lo que presentan una gran resistencia física y son aptos para trabajos de tiro o carga.

La región del tronco se subdivide en: cruz, dorso, lomo o región renal, grupa, cola, anca, rafé o región perineal, pecho o encuentro, axilas, cinchera, vientre, costados, flancos o ijares e ingles.

En el tronco del macho se encuentran los testículos y el pene; en la hembra se encuentran la vulva y las mamas.

La cruz.

Debe ser alta, amplia y musculosa; asimismo, deberá tener una amplitud de acuerdo a la actividad que realice el caballo (silla, tiro, etcétera.). La cruz esuna parte importante del caballo porque en ella es donde se determina su alzada hasta el suelo y proporciona el asiento en los caballos de silla; limita por delante con la crinera, por detrás con el dorso y a los lados con ambas espaldas.

Defectos de la cruz

Alta.. Se dice cuando la cruz se presenta elevada y delgada, lo que hace que la montura le cause heridas y contusiones frecuentes al caballo.

tronco2

Baja. Cuando la cruz está poco definida y es considerada indeseable en caballos de silla, ya que la montura se desacomoda con frecuencia.

Empastada o grasa. Se denomina así cuando la cruz es ancha y presenta gran musculatura o tejido graso; es propia para caballos de tiro. En caballos de silla esta cruz es considerada un gran defecto porque no se mantiene en su lugar.

tronco3

Doble. Cuando en la línea dorsal se forma un surco medio ocasionado por el exceso de carne.

Cortante. Es una cruz muy delgada que se presenta por atrofia muscular, ocasionando lesiones en esta zona.

tronco4

Dorso.

Debe ser breve en su longitud, recto, resistente, musculoso, y ancho sobre todo hacia atrás. Limita con la cruz por delante, con la región de los riñones o lomo y con los costados a los lados.

Defectos del dorso 

Ensillado o pando. Dorso cóncavo y débil que da mal aspecto y causa cansancio muy pronto.

tronco5

De carpa o de mula. Dorso convexo. Propio en animales de carga y que puede producir incomodidad al jinete.

tronco6

Lomo o región de los riñones.

Región que debe se corta, horizontal, amplia, musculosa y resistente; limita con el dorso por delante, con la grupa por detrás y con los ijares o flancos lateralmente.

Defectos del lomo

Doble. Cuando a los lados de la región se presentan protuberancias y se nota una canaladura media longitudinal. En caballos de tiro este defecto es considerado una cualidad y belleza.

Vacilante. Se denomina así al hecho de que el lomo presenta una actitud vacilante al caminar. En casos de debilidad se les llaman “lomos mal unidos”.

Grupa.  

Región limita por delante con el lomo, en la parte posterior con la base de la cola y lateralmente con las ancas. La grupa debe ser firme, amplia y tener buen desarrollo muscular. Al seleccionar yeguas de cría se debe tomar en cuenta la amplitud y no la gordura. La grupa doble (partida) y redondeada, con la formación de un surco medio es motivo de belleza en caballos para charrería, vaqueros y de tiro.

Defectos de la grupa 

Cortante o de mula. Grupa que presenta un escaso desarrollo muscular con prominencias óseas acentuadas; lo que hace que el caballo no resista carreras intensas.

tronco7

Estrecha. Grupa de poca amplitud y corresponde a caballos débiles y de poco fondo.

Cola.

Región apendicular que limita por delante con la grupa; esta se encuentra cubierta por una piel gruesa, de la cual nacen las crines; tiene pelos largos y gruesos que cubren el maslo, salvo en su lado interno hacia el periné; tiene movimientos hacia todas direcciones y su función principal es defensa contra los insectos; su implantación depende de la raza.

Defectos de la cola

Larga. Cola que generalmente durante el trote tiene un movimiento como de péndulo, lo que causa mala impresión.

Pegada. Caso en que la cola cuelga desde el sitio de su implantación y no presenta el arco adecuado.

Escondida. Cola implantada más abajo de lo normal.

tronco8

Viciada o torcida. Cola que en estado de reposo se mantiene hacia alguno de los lados.

Anca.

Está localizada a los lados de la grupa; limita por delante con el ijar, por detrás con la punta del anca y por abajo con el muslo.

Defectos de las ancas 

Alto de ancas. Caballo que presenta ancas prominentes, conocido también como ancado.

Despuntado o lunanco. Ancas asimétricas, es decir, una más alta que otra.

Pecho o encuentro.

Está localizado por debajo de las partes posterior e inferior del cuello; presenta un surco vertical medio y a los lados dos prominencias musculares; se denomina pecho de león cuando está ancho, musculoso y muy desarrollado y se considera una cualidad en caballos de tiro.

Defectos del pecho 

De cabra. Pecho hundido y con poca profundidad torácica.

De gallo. Pecho de músculos poco desarrollados y esternón muy saliente, lo que indica debilidad y estado físico inadecuado.

Estrecho. Cuando los miembros del pecho se observan muy próximos por falta de desarrollo muscular en el encuentro y con reducido volumen torácico.

tronco9

Vientre.

En el caballo el vientre debe ser poco voluminoso, levantado escasamente, y reducido; generalmente en las razas finas y en las de carrera de velocidad el vientre tiende a reducirse. Las características de la región del vientre varían de acuerdo con la edad del animal, el sexo, la alimentación, el ejercicio, etc.; sus principales límites son: por delante con la cinchera y los costados; por detrás con las ingles, las mamas o el prepucio; lateralmente con los ijares y las últimas costillas.

Defectos del vientre 

De vaca. Se dice del vientre voluminoso y colgante; este tipo de vientre dificulta los movimientos y la respiración en el animal. Por eso se recomienda una alimentación bien fibrosa para combatir esta anormalidad.

De galgo(AGALGADO). Se dice del vientre elevado, reducido y falto de volumen. Este tipo de anormalidad es aprovechada en caballos de carreras, siempre y cuando no se encuentren desnutridos o enfermos.

Cinchera.

Se denomina así esta región; porque por ella pasa la cincha que sostiene la albarda; por delante limita con la región axilar, por detrás con el vientre y con los costados lateralmente.

Costados.

En esta región se encuentran los pulmones. Las costillas deben estar bien arqueadas sin llegar a redondearse. Los costados deben mostrar una buena capacidad respiratoria y una simetría bilateral; con la espalda, la cruz y el dorso limitan en la parte de arriba; con la cinchera y el vientre en la parte de abajo y con el flanco y el vientre en la parte de atrás.

Flancos o ijares.

Por arriba limitan con el lomo, por delante con los costados, por debajo con el vientre y por detrás con las ancas. Los flancos no deben ser muy largos ni presentar una depresión muy profunda, ya que darían un aspecto desgarbado al caballo.

Región perineal.

Esta región comprende el ano y los testículos en los machos, y el ano y las mamas en las hembras; está cubierta con una piel fina que tiene en la parte media una especie de costura que es conocida como rafe; en el macho se extiende hasta el forro, entre los testículos.

Pene.

Está cubierto por el forro o prepucio; se encuentra unido al vientre desde las bolsas hasta el ombligo. Este forro debe tener paredes delgadas y amplias.

Testículos o bolsas.

Estos deben estar cubiertos por una piel fina que presenta un rafe medio, el que divide esta región en dos bolsas independientes. Los testículos pueden presentar criptorquidismo unilateral izquierdo o derecho según el caso. Esta anomalía consiste en que los testículos no han descendido y se encuentran en la cavidad abdominal y puede heredarse por lo que no debe presentarse en sementales.

Vulva.

Esta se encuentra debajo del ano, tiene forma de ranura vertical y presenta dos labios abultados recubiertos de una piel fina y flexible.

Mamas.

En la yegua las glándulas mamarias son dos, izquierda y derecha y se encuentran en la región inguinal.

0 3023

Nuca parte superior de la frente.

Tupe nacimiento del fleco.

Frente limita con la nuca en la parte superior, con la ternilla y el chaflán en la parte inferior y las sienes y los ojos en la parte lateral.

Ternilla parte inferior de la frente, limita lateralmente con el chaflán y en la parte inferior con los ollares.

Chaflán (partes laterales de la ternilla) limita con parte inferior de la frente, en la parte media con la ternilla, en la inferior con los ollares y en la lateral con los carrillos.

Ollares orificios nasales y punta de la nariz.

Belfos labios.

Barba limita con el labio inferior y la mandíbula.

Carrilloslimita en la parte superior con los ojos, en la parte posterior con la mandíbula y en la parte anterior con los belfos.

Saleros depresiones sobre los ojos.

Sien entre las orejas y los ojos.

La Cabeza

La cabeza, constituye la parte más expresiva, tiene forma de pirámide cuadrangular con base en la nuca; deberá estar proporcionada con el resto del cuerpo, tener líneas precisas y formar un ángulo de 90° en relación con el cuello. De la dirección de la cabeza y del cuello, depende el centro de gravedad del animal, funcionando como una especie de palanca, lo que facilita o dificulta sus movimientos.

El aprovisionamiento de aire tiene una íntima relación con la dirección de la cabeza.

Es propio en los caballos de carrera que la cabeza tienda a la horizontalidad y en los caballos que se utilizan para tiro que tienda a la verticalidad, esto debido a que los primeros necesitan de gran volumen de aire para una rápida y correcta oxigenación de los pulmones.

La posición vertical reduce el campo visual para actividades como el rejoneo, pero no conveniente para caballos de carrera larga, principalmente para el de carreras con obstáculos o para el de silla que se debe desenvolver en lugares sinuosos.

La gran cantidad de músculos que existe en la cabeza de los caballos intervienen en las gesticulaciones, y éstas, junto con las orejas y los ojos de manera bastante aproximada indican  el temperamento, estado de ánimo, salud, y manifestaciones sexuales de éstos; además la cabeza contribuye a poner de manifiesto la vigorosidad, la debilidad  y en general, la fisonomía propia del animal.

En la región de la cabeza se localizan parte de los órganos del sistema nervioso central, así como los órganos de los sentidos, y se divide en: región auricular, ocular, nasal, cuencas o saleros, sien, frente, ternilla y chaflán o puente de la nariz (región naso maxilar), carrillos, boca, quijada y canal exterior o Inter mandibular.

Los perfiles que puede presentar la cabeza, son entre otros recto, cóncavo y el convexo, a nivel de esta parte del cuerpo se contemplan otras estructuras como las orejas, que deben ser finas, moderadamente largas y móviles, cuando estas presentan poca movilidad denotan el temperamento flemático del caballo.

Los ojos deben estar bien trazados y carentes de defectos traumáticos que puedan provocar la disminución de la vista o la ceguera total.

Tipos de Cabeza

Empastada. Cabeza demasiado grande debido a que su piel y músculos son muy gruesos; se le llama así porque las prominencias óseas son poco notables. Este defecto deja al caballo fuera del centro de gravedad y se cansa con facilidad; esto puede compensarse haciendo que el caballo lleve la cabeza erguida y desaloje un poco de peso hacia el tren posterior. Este defecto es considerado grave.

De viejo. Se llama así a la cabeza con huesos muy gruesos, lo que hace que las prominencias óseas sean muy notables.

De carnero. Este tipo de cabeza se caracteriza por tener un perfil convexo, lo que da al caballo un aspecto de fiereza y poca docilidad, además que en el horizonte reduce la columna de aire en las fosas nasales.

Chata. En este caso la cabeza es de perfil cóncavo, lo que da al caballo un aspecto tímido y desagradable, y reduce la columna de aire en lo vertical pero lo aumenta en lo horizontal.

De lechuza. Es el tipo de cabeza que presenta los ollares y los belfos (extremo inferior) muy agudos.

De liebre. Esta cabeza se caracteriza por tener la región frontal convexa. Es normal en los potros que tengan la cabeza convexa, pero se va aplanando conforme avanza la edad.

Regiones de la cabeza

Frente. Esta región limita con la nuca en la parte superior, con la ternilla en la parte inferior y con los ojos, los saleros y las orejas lateralmente.

Ternilla. Limita con la frente en la parte superior, en la parte inferior con la nariz y con los ojos y los chaflanes lateralmente.

Chaflán. Esta región limita con el ojo en la parte superior, con los ollares en la parte inferior, en la parte media con la ternilla y lateralmente con los carrillos.

Cuencas, saleros o fosas temporales. Son dos depresiones ubicadas a cada lado y ligeramente arriba de la ceja o sobreceja. Esta depresión con la edad o cuando el caballo enflaquece aumenta su profundidad.

Sienes. Están situadas entre la oreja y el ojo, a cada lado de la cabeza.

Ojos. Deben ser grandes y expresivos, estar bien separados entre sí, ser simétricos, y tener reflejos correctos, movilidad en los párpados e integridad en la visión. Estos limitan en la parte superior con la sien y la frente, con el chaflán en la parte inferior, con la frente y la ternilla en la parte media y con los carrillos lateralmente.

Defectos en los ojos

SALTONES O DE BUEY. Los ojos son prominentes hacia adelante; propios de caballos torpes y desconfiados al andar.

DE COCHINO. Son ojos hundidos y pequeños, dan la apariencia de estar escondidos dentro de las órbitas; este defecto es considerado grave.

ZARCOS. Se llaman así cuando el iris es de color claro que tiende a ser blancuzco, lo cual no significa que haya un defecto de visión sino que esta anormalidad se asocia con alguna forma de albinismo en el pelaje.

Orejas. Se encuentran ubicadas donde se unen la frente, la nuca y la parótida; deben ser de tamaño mediano en proporción con la cabeza; finas, activas; estar separadas, erectas, ligeramente inclinadas hacia delante y sostenidas con elegancia.

Defectos de las orejas

DE MULA. Orejas grandes, débiles y quietas.

GACHAS. Orejas caídas por defectos, traumatismos o debilidad en el cartílago auricular.

DE CERDO. Orejas caídas hacia los lados.

DE LIEBRE. Orejas largas, erectas y puntiagudas.

Región nasal. Está comprendida por los ollares y la punta de la nariz; limita con la ternilla y el chaflán en la parte superior y con el belfo superior en la parte inferior. La zona de esta región debe ser fina, bien adherida y tener ollares móviles, amplios y proporcionados con el resto de la cabeza; los ollares muy amplios dan la apariencia de agresividad. A medida que el caballo envejece se presentan arrugas en esta región.

Defectos de la región nasal

HOCICO DE TERNERO. Apariencia tosca, amplia y con ollares muy separados.

Boca. La forman en la parte externa por los labios o belfos superior e inferior; estos se unen lateralmente por la comisura y los cubre una piel fina adherente, con vello corto y algunos pelos táctiles. Estos deben ser firmes, móviles, sensibles y estar bien cerrados. Labios colgantes, flácidos y arrugados indican vejez o debilidad; limitan en la parte superior con la nariz, con la barba en la parte inferior y con los carrillos por detrás.

Defectos de la boca

BOQUIESTRECHO. Boca de comisuras bajas; caso en que el bocado se apoya en los colmillos y es frecuente el desgarro de la comisura, donde la cicatrización suele ser defectuosa y presentar dolor, por lo que el animal se vuelve receloso.

BOCA HENDIDA O BOQUIRRASGADO. La comisura se encuentra muy atrás y puede ser el resultado del caso anterior. El bocado en este caso no se apoya bien y puede resbalar hasta el primer molar, lo cual dificulta el control del caballo.

BOCA BLANDA. Boca que presenta barras altas y delgadas, el caballo es muy sensible al bocado y mueve constantemente la cabeza y los belfos (picotea).

BOQUIDURO. Boca con barras bajas y redondeadas; la acción del freno disminuye y el caballo tarda en obedecerlo.

Barba. Limita con el barboquejo en la parte posterior y con el belfo inferior en la parte anterior y lateralmente.

Carrillos. En la parte superior limitan con la región ocular y el chaflán, con la rama ascendente de la mandíbula o quijada en la parte posterior y con los belfos en la parte anterior.

Canal exterior. Está comprendido entre las dos ramas de la mandíbula.

Quijada o mandíbula. Región que separa en la parte inferior de la cabeza a los carrillos del canal exterior.

Cuello El cuello tiene forma de trapezoide, su base menor está unida a la cabeza y la mayor al tronco; aunque puede haber variaciones morfológicas según la raza o incluso de un caballo a otro.

El borde superior puede ser recto, cóncavo o convexo, lugar donde se implantan las crines; las que suelen ser más abundantes en el macho que en la hembra; en cuanto a su longitud pueden haber ciertas diferencias raciales. En ocasiones el cuello puede presentar cierta convexidad en el borde superior, por lo que se le nombra “cuello delgado”, cuando la convexidad es más cercana a la cabeza, se denomina “cuello de cisne”, ambos tipos de cuello son aceptados para caballos de silla y paseo.

El cuello interviene en la actividad del caballo y su dirección está íntimamente ligada con el equilibrio del resto corporal. Este no debe tener un ángulo menor de 90° en relación con su borde inferior y la cabeza; porque sino su peso se recarga sobre el tren posterior; lo que aligera el tren anterior al desviarse el centro de equilibrio hacia atrás, lo cual favorece los movimientos rápidos de los remos anteriores y el buen apoyo en los posteriores; característica útil en caballos rejoneadores. Por el contrario, si el cuello tiende a la horizontalidad, el centro de equilibrio se desvía hacia adelante y se aligeran los remos posteriores que son los de impulso; característico de los caballos de carreras.

El cuello largo al accionar como brazo de palanca facilita los movimientos y los cambios de marcha que deben efectuar los caballos de carrera o de silla; sin embargo el cuello proporcionalmente corto es adecuado en los caballos de tiro, pues en este tipo de labor no se requieren movimientos de cuello largo. De la dirección del cuello también dependen el salto, el coceo, el encabrita miento, etcétera.

El cuello se subdivide en: nuca, crinera o borde superior, tablas del cuello, canaladura y región traqueal.

Nuca. Se ubica en la parte anterior y superior del cuello.

Crinera. Borde superior del cuello que limita con las tablas del cuello en la parte inferior, con la nuca en la parte anterior y con la cruz en la parte posterior.

Tablas del cuello. Regiones más amplias del cuello que limitan con la cabeza en la parte anterior, con la crinera en la parte superior, con la canaladura en la parte inferior y con la espalda en la parte posterior.

Canaladura. Región por la que pasa la vena yugular interna; limita mediante la región de las tablas por un lado y mediante la región traqueal por el otro.

Región traqueal. Corresponde al borde inferior del cuello, el cual limita con la cabeza, la canaladura y el pecho.

Defectos del cuello.

La falta de fuerza y la delgadez son defectos determinantes que indican debilidad y desgarbo en el caballo.

Los más comunes son:

ESTRELLERO. La cabeza y el cuello tienen un ángulo mayor de 90°; el animal parece mirar hacia arriba y descuida el suelo. Se considera normal en caballos de carreras, pues en esta posición la columna de aire entra con mayor facilidad.

ENCAPOTADO. La cabeza y el cuello forman un ángulo menor de 90°, por lo que el caballo ve con claridad lo que va pisando pero pierde la noción de la distancia. Los caballos con este tipo de angulación, tienen un aire de elegancia.

DE GALLO. Cuello muy convexo en su borde superior.

DE CISNE. Cuello con el borde superior convexo cerca de la cabeza. Este tipo de cuello como el anterior es propio para caballos de paseo, ya que tienen un aspecto de elegancia.

DE CIERVO. Cuello con el borde superior algo deprimido y el inferior poco convexo; esto da muy mal aspecto físico.

0 1501

El siguiente es un trabajo de análisis primario que debemos tener presente cuando sometemos al caballo a una actividad para la cual su conformación morfológica funcional no es la correcta, de esta manera evitaremos daños o lesiones no deseadas.

La cabeza: el transito cervico cefálico (la unión de la cabeza con el cuello o transferencia cervocefálico) es de gran importancia.

El cuello ideal debe tener la misma longitud que la línea que une la punta del hombro con la cruz, la cruz con la punta de grupa y la punta de la grupa con la punta de nalga (como se dibuja en el trapecio ideal).

Una cabeza situada muy horizontal con respecto del cuello ángulo cervicocefálico mayor a 50º desequilibra el caballo.

Una cabeza muy vertical ángulo menor a 45º aumenta la estabilidad del caballo. Pero implica pérdida de libertad en los movimientos y de impulsión en la locomoción.

Un cuello largo desplaza el centro de gravedad hacia adelante.

Un cuello corto condiciona la amplitud del tranco. Dando pasos rápidos pero cortos.

Si la cruz está más baja que la grupa el centro de gravedad se desplaza hacia adelante perdiendo agilidad en sus manos.

El centro de gravedad del caballo está localizado en el área de la cruz.

La cruz debe ser lo suficientemente elevada y prolongada para que no quede ahogada por la musculatura. Esta elevación permite trabajar el ligamento supra espinal  que ejerce la polea y facilita la interacción de los músculos del dorso y el cuello (facilitando así la movilidad de las espaldas y codos durante la locomoción).

Grupa con una inclinación de 25º – 35º respecto de la horizontal (implica un brazo de palanca adecuado) siendo mejor si la tuberosidad coxal, la isquiática y la rotula forman un triangulo isósceles. Ángulos de 35º – 40º implican músculos mas cortos pero potentes (deportes de competición).

Una grupa demasiado horizontal menor a 25º falta fuerza y brazo de palanca a los músculos se les exige un mayor esfuerzo de contracción y se fatiga pronto.

Una grupa demasiado oblicua mayor a 40º solo es útil para el tiro.

Espalda con un ángulo de 55º caballo de deporte rápido, ángulos de 67º – 70º caballo de tiro.

El conjunto de un metatarso corto y una pierna larga favorece la velocidad.

El casco debe ser proporcional a la masa corporal y miembros del caballo, tapa redondeada más ancha en la suela que en la corona lisa y preferiblemente de color oscuro. La palma ni excesivamente plana ni cóncava la línea blanca amplia redondeada y bien separada de la tapa barras bien desarrolladas.

La altura de las lumbres debe ser el doble que el de los talones con anulación correcta para cada caballo y para cada disciplina.

Las patas están pensadas mas para la impulsión que para el apoyo. Están dotadas de huesos fuertes y densos.

La propulsión se canaliza hacia el tronco atreves de la pelvis, articulada con el sacro y que junto con la musculatura adyacente constituye la grupa.

El ángulo  de los huesos dinámicos especialmente los de la babilla y el corvejón que permiten hacer palanca sobre el suelo, determinan la impulsión del miembro.

Metacarpo caña debe ser vertical corta y limpia cuanto más corta sea la caña más amplio será el tranco y mas avanzara el caballo en cada paso.

Cuanto más corta mas sólida aunque la solidez la da el grado de calcificación del hueso, el espesor óseo, más que el propio grosor de la caña.

Cuanto más larga la caña, mas elevara el carpo (rodilla) durante la marcha.

El menudillo debe ser grueso, ágil y proporcionado excesivamente fino y flexible estar más predispuesto a lesiones, la articulación del menudillo debe tener un ángulo cercano a 140º.

Articulación coxofemoral, inclinación del fémur respecto horizontal será de 80º, cuando más abierto es el ángulo coxofemoral menor será la velocidad que desarrolle el caballo.

La pierna, tibia y peroné. Debe ser larga más ancha por delante que por detrás, su inclinación algo oblicua 65º – 70º para caballos de velocidad y 55º – 65º para caballos de tracción.

morfol2

Los (4) ángulos del trapecio son importantes para el equilibrio, los ángulos más parejos dan más equilibrio que los ángulos desiguales.

La mayoría de los caballos tienen ángulos desequilibrados, y normalmente los caballos bien equilibrados llegan a ser campeones.

Si el trapecio es incorrecto en cualquier punto, el ejercicio se realizara con tensión, la tensión lleva al dolor y este lleva a la lesión.

0 9451

Aparato Urinario

Los túbulos renales producen la orina al recoger los productos de desecho de la sangre que fluye a través del riñón.

Los conductos colectores se abren en la cresta renal, vaciando la orina en la pelvis renal, que esencialmente constituye el comienzo expandido de los uréteres. La orina del caballo es algo densa por la presencia de mucus producido por las glándulas mucosas de la pelvis y de la porción proximal de cada uréter.

Es además turbia por la presencia de cristales de carbonato cálcico en suspensión, y presenta una coloración amarillo-anaranjada. El volumen de orina producido dependerá de la cantidad de agua consumida, del tipo de alimentación, del ejercicio realizado y de la temperatura ambiental.

Sistema Urinario en el Macho
yegua
Aparato Reproductor. Genital Femenino

Los ovarios presentan una indentación que es la fosa de ovulación. Está cubierta por el infundíbulo de las Trompas de Falopio. El óvulo pasa del ovario a la fosa de ovulación, al infundíbulo y a través del resto del oviducto, a los cuernos uterinos.

El ligamento ancho deja en suspensión desde el peritoneo a los ovarios, los oviductos y al útero. En las hembras, la arteria uterina es una rama de la arteria iliaca externa, mientras que la arteria ovárica nace directamente de la aorta.

urinario3

En la hembra la pubertad se inicia entre los 15 y 18 meses de edad, durante la primavera-verano del segundo año de vida. Se caracteriza por tener un ciclo poliéstrico estacional, esto equivale a muchos celos durante una estación reproductiva que coincide con primavera-verano, es también foto lumínico dependiente, ya que para el inicio del celo los ciclos necesitan un aumento de horas-luz diarias, las cuales tienen efecto a través del ojo sobre la glándula pineal.

El ciclo ovárico comprende las siguientes etapas: maduración folicular, ovulación y formación del cuerpo lúteo, seguido de su desarrollo y regeneración, con la posterior maduración de un nuevo folículo, que trae como consecuencia la iniciación de un nuevo ciclo ovárico.

Este ciclo es un complejo sistema de retroalimentación en el que intervienen las hormonas sexuales estrógeno y progesterona, las gonadotrofinas hipofisarias LH, FSH y la hormona liberadora de gonadotrofinas GnRh del hipotálamo.

Cuando cesa el flujo menstrual y bajo la influencia de las hormonas gonadotrópicas, una célula huevo y su folículo comienzan a madurar, a medida que crece, secreta cantidades crecientes de estrógenos, estos estimulan el crecimiento del endometrio para la implantación del óvulo fecundado. El rápido crecimiento del nivel estrogénico cerca del punto medio del ciclo desencadena un incremento agudo de la producción de LH por la hipófisis. Los altos niveles de LH estimulan al folículo para la liberación de la célula huevo, que inicia su pasaje hacia el útero.

Bajo el continuo estimulo de LH, las células del folículo vacío crecen más y llenan la cavidad dando lugar al cuerpo lúteo, a medida que estas aumentan de tamaño comienzan a sintetizar progesterona y estrógenos. A medida que aumenta la progesterona y junto con los estrógenos, inhiben la producción de GnRh y por lo tanto de las hormonas gonadotrópicas de la hipófisis, como resultado la producción de hormonas ováricas cae. Sin el apoyo hormonal una porción del endometrio se desprende en líquido menstrual. En respuesta al bajo nivel de hormonas ováricas el nivel de hormonas hipofisiarias comienza a elevarse, se desarrolla un nuevo folículo y se eleva el nivel de estrógeno

Durante el invierno,  período de inactividad ovárica cuando la yegua esta flaca y peluda, los ovarios son duros al tacto y miden entre 4 y 5 cm. de diámetro, y se los denomina ovarios de anestro. Todo este periodo dura hasta que comienzan a aumentar las horas-luz, para luego ingresar en la etapa vernal.

La transición vernal, se caracteriza por celos irregulares, que pueden durar 4 días a 2 meses.

En el período primavera-verano, el ovario es de textura blanda al tacto y aumenta su tamaño hasta los 10 cm. de diámetro aproximadamente, el folículo maduro alcanza unos 5 cm. de diámetro y se llama a este período estro o ciclo estral. El ciclo estral se divide a su vez en dos etapas con un total de 21 días. Esta etapa presenta 6 días de celo y 15 días de diestro.

urinario5

Resulta muy conveniente realizar el servicio al 3º día del comienzo del celo, y luego día por medio hasta finalizado el mismo. Esto porque la ovulación se produce 24 a 48 hs. Antes de finalizado el celo.

Es muy común que las yeguas queden preñadas en primavera  ya que para esa fecha salen de la transición vernal y su celo es estable.

Los folículos producen estrógeno durante el estro y presentan una fosa de ovulación por donde es expulsado el óvulo, esta fosa tiene menor irrigación sanguínea que el resto del folículo, evitando así mayores hemorragias.

La formación del cuerpo lúteo es consecuencia de gestación y fecundación, produce progesterona, que determina la placentación, actúa en el desarrollo de la glándula mamaria y tiene acción inhibidora sobre la hipófisis frenando la acción de la hormona folículo estimulante. A los 150 días de gestación sufre una regresión anatómico-fisiológica, transfiriendo sus funciones endocrinas a la placenta.

La ovulación se lleva a cabo cuando la LH es solicitada por los estrógenos de los folículos, favoreciendo la formación del cuerpo lúteo. Las tecas del folículo pierden vascularización y el óvulo sale del folículo por la fosa de ovulación.

Ovarios
Son glándulas pares que elaboran las hormonas estrógeno y progesterona y producen una determinada cantidad de óvulos que la yegua presenta en gran cantidad al momento de nacer. Los ovarios se encuentran por debajo de la cuarta o quinta vértebra lumbar, tienen forma de poroto y están recubiertos por el peritoneo.

Trompas
Uterinas son dos conductos sinuosos de 20 a 30 centímetros de largo, que llevan el óvulo del ovario al cuerno del útero. Están formadas por una capa externa fibro serosa, una capa intermedia de fibras musculares lisas y una capa interna mucosa.

Útero
Es un órgano muscular de pared gruesa que ocupa un lugar central en la pelvis. Presenta la forma de una pera invertida y consta de cuerpo, cuello o cérvix y dos cuernos. El cuerpo del útero está revestido con una clase especial de tejido llamado endometrio. El cuello uterino se proyecta en sentido caudal dentro de la cavidad de la vagina y es en realidad un robusto esfínter de músculo liso firmemente cerrado excepto en el periodo de celo y en el acto del parto. En el primer caso el cuello se distiende ligeramente, lo que permite que los espermatozoides penetren en el útero, no es raro que en este caso cierta cantidad de moco salga por el cuello y se expulse por la vulva.

El aumento de la secreción mucosa se debe a las células caliciformes del conducto cervical durante la gestación, esto evita que las materias sépticas procedentes de la vagina asciendan hasta la cavidad uterina. Sus funciones son la gestación y la síntesis de prostaglandina.

El embrión llega al útero al séptimo día y se establece en un lugar del endometrio del útero donde se desarrollará y se convertirá en feto. Hasta la implantación, los nutrientes los proporcionan el vitelio y ciertas secreciones del útero que luego son aportados por intermedio de la placenta.

Vagina
Parte del canal de parto situado horizontalmente en la cavidad de la pelvis, entre la cérvix y la vulva, mide unos 20 centímetros de largo y sirve como receptáculo del miembro del macho durante la cópula. Está dividida por el himen.

Vulva
Es la parte externa del aparato reproductor de la yegua y continuación de la vagina, consta de dos labios con una gran cantidad de glándulas sudoríparas y sebáceas.

Aparato reproductor. Genital masculino

Cada testículo está suspendido por un pliegue de peritoneo denominado mesorquio y encerrado por su continuación, la túnica vaginal. Internamente a la porción visceral de la túnica vaginal aparece la túnica albugínea, que proyecta tabiques que sostienen al testículo.

El escroto es una bolsa de piel, músculo liso, fascia y túnica vaginal parietal que contiene los testículos. El músculo liso del escroto y el músculo esquelético del músculo cremáster externo ayudan en la regulación de la temperatura testicular al acercar o separar los testículos de la pared abdominal.

urinario3

 

0 4419
Aplicación rutinaria de Polvos garrapaticidas

Las orejas del caballo no sólo detectan el peligro, sino que indican su temperamento y conducta. En la rutina diaria del manejo con nuestros caballos raramente nos detenemos a revisar problemas con las orejas de nuestros caballos. La oreja del caballo, ahora bien, es una herramienta de comunicación indispensable.

El sentido tan agudo del caballo le permite detectar el peligro, comunicarse con otros  caballos y es la manifestación de su expresión vocal. La dirección de las orejas imparte un mundo de información. Si miramos cuidadosamente, las orejas revelan el temperamento del animal y nos permiten conocer hacia donde está enfocada su atención.

 

 

 

 

 

Caballo bajo tratamiento médico, comportamiento de curiosidad.
Caballo bajo tratamiento médico, comportamiento de curiosidad.

ESTRUCTURA DEL OÍDO   

Las orejas del caballo son instrumentos finamente templados diseñados a convertir los sonidos del ambiente en potenciales de acción traducidos por el nervio auditivo. Este nervio está localizado en la base del cráneo, manda la información al cerebro para ser traducido e interpretado. Para colectar los sonidos del medio ambiente, el caballo utiliza su “pinna”, que es un cartílago del meato acústico externo y corresponde a la parte puntiaguda de la oreja. La “pinna” puede rotar para capturar sonidos de todas direcciones.

Esta habilidad es debida a que los caballos tienen 16 músculos auriculares que controlan su pinna. Los humanos, en contraste, sólo tienen tres de tales músculos. Después de que el sonido es atrapado por la pinna en el oído externo lo conduce por el canal auditivo al oído medio donde se expresa la audición (mediante la ventana coclear y la membrana timpánica). Las vibraciones  son mandadas entonces a los osiculos, una serie de tres huesos pequeños llamados: martillo, yunque y estribo.

La estructura básica del oído es la cóclea, magnifico traductor, absorbe el choque de ondas hidráulicas causadas por las vibraciones del estribo y envía los estímulos eléctricos al nervio auditivo. Este nervio envía los impulsos al cerebro.

oido2
Anatomia y Fisiologia del Oido del Caballo

Fig. 2. Diagrama del Oído.La audición es el resultado de la colección de sonidos captados por el tímpano; estas vibraciones son enviadas a los osiculos, una serie de tres huesecillos (martillo, yunque y estribo), que proyectan las vibraciones a la Cóclea.

Los finos filamentos dentro de la cóclea actúan como transductores y generan los impulsos eléctricos que estimulan el nervio coclear. Este nervio envía los impulsos al cerebro.

EL OÍDO EN LA COMUNICACIÓN

La dirección de las orejas del caballo nos indica el foco de su atención (cuando tienen hambre, cuando están enojados, cuando están contentos, cuando están alertas). La posición de las orejas refleja el temperamento del caballo.

Cuando están hacia delante reflejan signos de amabilidad y generosidad.

Cuando están hacia atrás reflejan un temperamento malo o de enojo.

Las razones por las que los caballos realizan estos gestos cuando tienen hambre o están enojados se remonta tiempos prehistóricos, los caballos adoptaban esta postura para prevenir que sus orejas fueran dañadas durante sus peleas (rivalidades, lucha de líderes, etc.).

EL SENTIDO DEL OIDO

De acuerdo al Dr. Rickye Heffner, profesor de Psicología de la Universidad de Toledo y especialista en audición animal, los caballos  pueden escuchar sonidos entre 55 Hz y 33.5 kHz, a diferencia del hombre que no puede escuchas sonidos más altos de 20 kHz. A pesar que el equino tiene un oído muy sensible, escuchando sonido de altas frecuencias, su habilidad para localizar la fuente de un sonido no es muy precisa. Ellos pueden solo localizar la dirección general de un ruido, pero no su origen exacto.

El hecho de considerar al caballo un animal de “presa”, podría suponerse que ésta característica fuese su punto débil que haría a los caballos salvajes más susceptibles a ser depredados. Ahora bien, el ojo del caballo, ha evolucionado para suplir ésta falta de destreza en la localización de los sonidos. Los ojos son grandes y redondos para detectar fácilmente a sus depredadores en varias direcciones y a distancia.

oido6
Cuadra de caballos, Vocalizaciones entre ellos.

Es importante comentar que los sonidos pueden estar asociados a experiencias negativas en su medio ambiente (Un compañero agresivo, una persona hostil, el sonido de una maquina de rasurar, etc.). Por instinto los equinos ponen atención a las vocalizaciones de otros caballos, como mecanismo de adaptación a su medio.

PÉRDIDA DE LA AUDICIÓN

La pérdida de audición en el caballo puede darse debido a la edad, algunos antibióticos, garrapatas y por desordenes genéticos. De acuerdo a Heffner, la edad relacionada con pérdida de la audición es alrededor de los 15 años, pero puede ocurrir si el caballo es expuesto a sonidos fuertes.

La pérdida de la audición casi siempre afecta las altas frecuencias, que son particularmente útiles en la localización de los sonidos, es decir, la habilidad para localizar sonidos en un plano vertical por medio de su “pinna”, en éste caso se reduciría.   Haffner sugiere si se sospecha de una pérdida de audición, realizar un sonido de silbato fino atrás del caballo cada vez que se le da grano por varios días y después hacerlo sin darle el grano, si no respondiese podría asociarse a éste padecimiento.

Sin embargo, para establecer un buen diagnóstico se han empleado Test a base de electrodos colocados sobre la piel de la base del cerebro para detectar actividad eléctrica en la cóclea y modelos auditivos.

La pérdida de audición puede llevar al caballo ha no detectar vehículos u otros animales y poner en riesgo su vida y la del jinete.

Este padecimiento  puede presentarse como complicación de distintas infecciones como:

Parotitis (Inflamación de la glándula saliva parótida, localizada en la base de la oreja). Enfermedades de las bolsas guturales pueden también causar inflamación en ésta área y ocasionar la pérdida de la audición. La función de las bolsas guturales, son sacos (grandes divertículos) que se abren dentro de los tubos de Eustaquio del oído interno.

Estos sacos al comunicarse con la faringe están expuestos a infecciones del tracto respiratorio alto y en su defecto acumulan pus. Hongos pueden también invadir las bolsas guturales, causando dolor en el área de la parótida presentando descarga nasal purulenta, inflamación del cuello y una postura anormal de la cabeza.

PROBLEMAS  POTENCIALES  DE  LA  OREJA

Los problemas en las bolsas guturales (infecciones micóticas o bacterianas) pueden desafortunadamente también migrar al oído medio.

Los signos clínicos que se presentarían: Oreja inflamada, caída hacia un lado, secreción purulenta que drena por el canal del oído externo. En el oído medio se produce una inflamación de la bulla timpánica y del hueso estiloides (parte del cráneo). Con el tiempo ésta inflamación ocasiona excesiva formación de hueso que ocasiona la fusión de la articulación temporo-hioidea donde  el hueso estiloides y el hueso temporal se unen, dicha fusión conduce a estrés por pequeñas fracturas de ambos huesos, manifestándose en problemas neurológicos en el caballo.

El caballo podría exhibir signos de frotarse las orejas, sacudir la cabeza y manifestar dolor al tocar la base de la oreja. Los caballos afectados seriamente están deprimidos, inclinan su cabeza, caminan en círculos y parece estuvieran mareados. Los nervios de la cara podrían también estar paralizados, resultando en orejas inclinadas, belfos (labios) caídos así como la falta de movimientos con la boca.

Éste tipo de problemas es raro en el caballo, las infecciones de oído medio no son tan comunes como sucede en perros y gatos.

Aplicación rutinaria de Polvos garrapaticidas
Aplicación rutinaria de Polvos garrapaticidas

Probablemente el problema más encontrado y más frecuente con las orejas de los caballos son los parasitos externos. Garrapatas, fases larvarias de éstas y ácaros (Psoroptes). Se manifiesta por sacudidas frecuentes de la cabeza, frotado de las orejas, irritabilidad.

En casos extremos puede haber inflamación por el acumulo de cerumen, parásitos y bacterias ocasionando una otitis media (inflamación del oído medio) visible y palpable a simple vista, así como la presencia de los parásitos.  Para realizar una exploración de oído (podemos hacer uso de un otoscopio) es necesario aplicar un sedante para manejo del paciente y realizar la curación respectiva.

El tratamiento consiste en limpiar con una gasita impregnada con isodine espuma y aspersar polvos de Neguvón (Organofosforados) rutinariamente por una semana. Si existe inflamación se puede aplicarantibióticos (Penicilina-Estreptomicina) por vía parenteral.

Desparasitantes como la ivermectina pueden utilizarse para batir a los ectoparásitos (garrapatas, ácaros  “Psoroptes spp”).

En épocas calurosas, las moscas llegan a ocasionar irritación por las picaduras que éstas producen en los caballos, además de ser transmisores de virus que causan placas aurales (Papilomas de color blanco-grisáceo) localizadas en la parte interna de la “pinna” o pabellón auricular.

Generalmente éste padecimiento es asintomático y no causa problemas.

La mosca negra (como otros insectos) contribuye a la transmisión (De caballo a caballo del virus) de las “Placas aureales” (lesiones blancas de tamaño variable dentro de la oreja) ocasionando daño en la piel debido a la invasión viral.
La mosca negra (como otros insectos) contribuye a la transmisión (De caballo a caballo del virus) de las “Placas aureales” (lesiones blancas de tamaño variable dentro de la oreja) ocasionando daño en la piel debido a la invasión viral.

Existen tumores benignos y malignos. Algunos adenomas (Tumor benigno glandular) como los de glándulas sebáceas llegan a presentarse en la base de la oreja, una secreción cristalina o purulenta se detecta por la parte externa de la oreja e inflamación del oído externo. Éste tipo de tumor es extirpable y con buen pronóstico.

Figura 7 (a,b,c,d) .Adenoma de glándulas sebáceas. Las fotografías muestran el estado inicial del tumor, la extirpación quirúrgica y el estado de recuperación del tumor en una Yegua Pura sangre Inglés de 3 años.

Los tumores malignos (de origen desconocido o viral) como los“Sarcoides” en su variedad verrugosa que llegan a localizarse en la base de la oreja.

De manera terapéutica se ha empleado la terapia con frio (crioterapia), la resección quirúrgica, la aplicación de autovacunas o vacunas (BCG=Bacille Calmette guerin) utilizadas en quimioterapia del cáncer humana, o bien drogas como el Platinol o el cisplatin.

Consulte a su médico veterinario.

Figura 8. El sarcoide es uno de los más comunes tumores de piel en los caballos. Hay varios tipos,  en éste caso se trata de la  variedad “verrugosa”.

CUIDADO GENERAL DEL OIDO

A pesar de que estos problemas no son frecuentes, se sugiere no perder de vista actitudes erráticos o signos que tome su caballo: como sacudidas de cabeza, tallado de orejas o bien la presencia de sangre o alguna descarga purulenta; consulte a su médico veterinario.

oido14

Higiene de la oreja, rasurado con máquina.

Mantenga aseadas las orejas de su caballo, ¡sí es necesario! rasúrelas (existen máquinas especiales, pequeñas y no ruidosas, o bien con tijera de punta roma) y aplique rutinariamente una vez por semana polvos de Negasunt como medida preventiva o control de parásitos externos.

Algunas personas combinan repelentes (en forma de loción o crema) de acción residual contra moscas, así como protectores de tela o plástico.

Bibliografía

Por MVZ Carlos Ignacio Ortiz Espinosa y MVZ Jose Luis Estrada Rodríguez Grupo Veterinario “ESOR” Hipódromo de las Américas.Dra. Psc.Erika Street. Universidad  de Cornell. EAR-LY WARNING SYSTEMS. September 2005. The Horse.-M.J.Shively, DVM. 1993. Anatomia Veterinaria. Editorial El manual moderno.-Sisson y Grossman. 2001. Anatomia de los Animales Domésticos. Editorial Salvat.-Michael A.Ball,DVM. August 2004. Dealing with Warts. The Horse.-Heather Smith Thomas. February 2006. Skin Problems in Horses. The Horse.

0 8166

Párpados: En la parte externa están compuestos por piel, en la parte media se componen de tejido conectivo, del músculo orbicularis oculi y su parte interna está compuesta por la conjuntiva palpebral. Su función más importante es proteger al ojo; al cerrarse crean una barrera física con el ambiente y al moverse producen la distribución constante de lágrimas a través de la película precorneal para el mantenimiento de la salud del epitelio corneal y de la conjuntiva.

Membrana nictitante: También se conoce como tercer párpado; la cara anterior es húmeda y lisa con folículos linfoides y la orilla está generalmente pigmentada. La carúncula está localizada en la base de la membrana nictitante, adyacente al canto medial. Su función es proteger al ojo. La glándula nictitante es seromucosa y se encuentra en la base del cartílago.

Sistema lagrimal: Se encarga del drenaje de la película precorneal que no se pierde mediante evaporación y se compone de la punta lagrimal, los canalículos, el saco lagrimal y el ducto naso lagrimal.

Córnea: Es transparente, vascular, húmeda y sin pigmento, con un contorno suave y llano. Se compone de cuatro capas que son epitelio, estroma, membrana de Descemet y endotelio. Su transparencia está dada por células avasculares y el acomodamiento de fibras de colágeno.

Globo y órbita: La órbita se compone de los huesos frontal, lagrimal, cigomático, temporal y esfenoides. La órbita contiene al globo, a los músculos extra oculares, al nervio óptico, a los vasos sanguíneos, al sistema lagrimal y al tejido conectivo peri orbital.

Iris: Divide el segmento anterior del ojo en cámara anterior y en cámara posterior. El color del iris en la mayoría de los caballos va de un café medio a un café obscuro, la pupila se encuentra elongada, elíptica y horizontalmente. En el iris de los caballos existen múltiples nódulos pigmentados a lo largo del margen pupilar dorsal conocidos como corpora nigra o granula iridica.

Conjuntiva: Se divide en las porciones bulbar, palpebral y nictitante. La conjuntiva bulbar normal es transparente, cubre a la cara anterior de la esclera por lo que el color blanco del ojo se debe a la esclerótica que se encuentra debajo. Deben de verse los vasos conjuntivales. La conjuntiva palpebral es un poco más roja que la conjuntiva bulbar y recubre por dentro a los párpados. La conjuntiva nictitante cubre al cartílago del tercer párpado.

Esclerótica: Es delgada y contiene vasculatura y nervios que van hacia todo el ojo. El estroma profundo escleral es relativamente acelular y contiene poco colágeno.

Cámara anterior: Está delimitada por la córnea, por el ángulo iridocorneal de filtración, por el borde anterior del iris y por la zona pupilar; se comunica con la cámara posterior. Está llena de humor acuoso que es un fluido acelular y claro que provee de oxígeno y nutrientes a la córnea, al cristalino y al humor vítreo, además mantiene la presión intraocular.

Cristalino: Es biconvexo, transparente y asimétrico, consiste en una cápsula fuerte, relativamente inelástica, la parte media suave y un núcleo duro que se vuelve denso con la edad. Su cara anterior está en contacto parcial con la cara posterior del iris y su cara posterior es soportada por la fosa patelar, que es una depresión del vítreo.

Cámara posterior: Está delimitada por el iris, el cuerpo ciliar y el cristalino.

Humor vítreo: Es un gel normalmente claro que ocupa la mayor parte del volumen ocular. Es una solución diluida de sales, ácido hialurónico y proteínas. El volumen en un adulto es de aproximadamente 28 mililitros.

Fondo ocular: Es la base del segmento posterior, localizado entre el vítreo y la esclera formado por la retina, el epitelio pigmentado retiniano, la coroides —incluyendo al tapetum— y el nervio óptico. La visión es el resultado acumulativo de la interacción compleja del fondo del ojo con las vías centrales visuales.

Las enfermedades oftálmicas no incapacitan a un caballo tanto como una claudicación, aún así, se les debe de dar la misma importancia y consideración para el diagnóstico y tratamiento, debido a que si cualquier enfermedad ocular persiste y no se trata a tiempo puede ocasionar una enfermedad crónica o ceguera.

Una buena historia clínica es esencial para un diagnóstico acertado y para la elección de la mejor terapia. La raza y la edad son muy importantes para poder predecir alguna lesión ocular en particular, pues algunas patologías son específicas de cierta raza y de cierta edad como la ceguera nocturna que ocurre con frecuencia en los potros de raza apaloosa. La información general útil para el diagnóstico oftalmológico incluye el medio ambiente en el que vive el caballo, las enfermedades previas del paciente y de sus familiares, las vacunaciones, la dieta y el contacto con otros animales.

El examen oftalmológico de un caballo se dificulta mucho, debido a que un caballo con dolor ocular o disminución de la visión se vuelve temperamental y no cooperativo. En animales que son demasiado nerviosos es necesario sedarlos —puede utilizarse xylacina— y en caballos más tranquilos con ayuda de bloqueos neurales regionales —usando lidocaína— puede ser suficiente para poder realizar exitosamente el examen. Un buen bloqueo motor produce angostura de la fisura palpebral y flacidez del párpado superior. El bloqueo de los nervios sensoriales aumenta la parálisis de los cantos lateral y medial.

EXAMINACION

Visión: Debe observarse al animal cuando camina en su medio ambiente; si está ciego puede presentar la mirada fija, pasos agrandados, chocar o rehusar a moverse en un ambiente extraño. Para revisar cada ojo independiente del otro, se debe tapar el ojo contrario al que es examinado y revisar la respuesta de amenaza y la reacción de colocación visual.

Órbita: Se debe revisar la simetría, posición de los párpados, relación ojo-órbita, posición de las pestañas y la integridad del globo ocular. Se puede observar la presencia o ausencia de estrabismo o nistagmos, deformidades o agrandamientos de la órbita. La función de los músculos extra oculares se evalúa por los reflejos tónicos del ojo; cuando se mueve la cabeza hacia arriba y hacia abajo, hacia la derecha y a la izquierda, ocurre un nistagmos opto cinético. La habilidad del animal para seguir el movimiento de un objeto sin mover la cabeza también ayuda a evaluar la función de los músculos extra oculares.

Nervios craneales: Los pares craneales II —nervio óptico— y III —nervio oculomotor— se revisan mediante la respuesta pupilar hacia la luz, este examen se debe realizar en un área obscura mediante un trans iluminador con luz brillante. La posición ocular y la habilidad para seguir el movimiento evalúan los pares craneales III, IV —nervio troclear— y VI —nervio abducente— que son inervalos por los músculos extraoculares. La retracción del músculo retractor bulbar, que es inervado por el VI par craneal, causa retracción del globo y prolapso pasivo de la membrana nictitante. La inervación sensorial de los párpados y de la córnea se deriva de ramas del par craneal V —nervio trigémino—; la sensibilidad de la cornea se evalúa mediante un toque a la superficie corneal con un cotonete. La inervación motora de los párpados es dada por ramas del VII par craneal —rama auriculopalpebral del nervio facial.

Párpados: Algunos daños muy severos en el ojo ocurren cuando los párpados no cierran apropiadamente. Las lesiones ocurren con frecuencia en el equino y son resultado de alteraciones en la función debido a rasguños o pérdida de tejido; es importante revisar también la dirección de las pestañas. Se debe de revisar la posible aparición de masas en el borde de los párpados examinando la cara de los párpados cerrados con el dedo.

Aparato lagrimal: La punta nasolagrimal se localiza en la parte medial del párpado superior y del inferior cerca de la unión mucocutánea. El orificio distal es localizado en la unión mucocutánea en el piso de la narina. El correcto drenaje del conducto nasolagrimal, es evaluado mediante el pasaje de fluoresceína a través del conducto nasolagrimal mediante canulación distal de la abertura nasolagrimal durante cinco minutos con un catéter flexible de polietileno y mediante la inyección de 10 a 15 mililitros de solución salina estéril a través de este sistema.

Conjuntiva: La conjuntiva palpebral se examina por eversión manual de los párpados superior e inferior. La citología conjuntival se utiliza para el diagnóstico de alguna infección o inflamación intensa en particular, mediante previa instilación de anestésico local —proparacaina al 5%.

Membrana nictitante: Requiere anestesia tópica para la evaluación de las caras anterior y posterior en busca de masas o cuerpos extraños.

Esclera: Se evalúa desde el limbo hasta cerca del ecuador; se inspeccionan los aspectos posteriores moviendo la cabeza del paciente hacia diferentes direcciones. La esclera debe revisarse para notar cambios en color, masas anormales y heridas o laceraciones.

Córnea: Se realiza con una fuente de luz ligera y magnificación —lentes de aumento— o con una lámpara de hendidura para biomicroscopía.

Cámara anterior: Se evalúa desde los aspectos anterior, lateral y dorsal usando magnificación y una fuente de luz dirigida.

Iris: Se examina con una fuente de luz dirigida y magnificación para evaluar color, forma, tamaño de la pupila, superficie y movimiento.

Cristalino: El lente completo puede ser totalmente valorado utilizando midriáticos o en casos en los cuales la pupila se encuentre ya dilatada. En el caballo, el centro óptico del ojo es el polo posterior del cristalino.

Humor vítreo: La porción anterior puede examinarse usando iluminación focal y magnificación; el aspecto posterior se examina por oftalmoscopía o con la lámpara de hendidura con lentes adicionales.

Fondo del ojo: Se examina al último y requiere oftalmoscopía directa e indirecta y se facilita con la dilatación de la pupila. Del fondo ocular se evalúan cambios en la apariencia normal, patrones vasculares, atenuación, congestión, cicatrices, alteración en el color, cambios en la pigmentación y focos de inflamación. El disco óptico debe examinarse también en busca de alteraciones de la forma, tamaño, color, presencia de masas y agujeros o colobomas.

METODOS DE DIAGNOSTICO

Durante el examen oftálmico se utilizan diferentes pruebas diagnósticas bajo el siguiente procedimiento sistemático:

Reflejo palpebral y de amenaza: es la evaluación neurológica de la respuesta al movimiento de la mano cerca del ojo del paciente cuando éste no se lo espera.

Respuesta pupilar hacia la luz y tamaño de las pupilas tanto en luz como en obscuridad: se evalúa la rapidez de la respuesta pupilar a la luz, la extensión de la miosis y la habilidad de mantener miosis ante la estimulación luminosa constante.

Cultivo córneo/conjuntival y citología: son útiles en el diagnóstico y en la clasificación de las enfermedades cornéales y conjuntivales, sobre todo en condiciones extra oculares crónicas, severas y no responsivas. Los cultivos deben realizarse antes de cualquier administración de gotas, ya que la mayoría de los fármacos contienen sustancias bacteriostáticas. Los anestésicos tópicos son utilizados para recolectar el material citológico. Para obtener un raspado conjuntival se vierte el párpado inferior y la superficie conjuntival ventral se frota vigorosamente con una navaja de bisturí. Para obtener una citología corneal, se utiliza la parte sin filo de la punta de una navaja de bisturí para remover gentilmente las células.

Prueba de Schrimer: debe realizarse antes de que se apliquen fármacos, se utiliza para medir los aspectos acuosos de la lágrima. La punta redondeada del papel de la prueba está doblada mientras permanece en su sobre y se posiciona sin contaminar en el fórnix conjuntival en los tercios lateral y medio del párpado inferior; después de un minuto se retira el papel y se mide sobre una escala milimétrica que se encuentra en la envoltura. El valor normal en equinos es de 15 a 20 milímetros.

Tinción con fluoresceína: la fluoresceína se usa para demostrar la presencia o ausencia de úlceras cornéales. La tira de papel se dobla sobre su eje largo y se deja que escurra una gota de solución oftálmica, esta tira humedecida se pone en contacto con la conjuntiva bulbar dorsal y la fluoresceína se transfiere a la película precorneal; entonces se permite que el animal parpadee, distribuyendo la fluoresceína sobre la superficie corneal completa. La fluoresceína es hidrosoluble y el epitelio corneal es selectivo a lípidos y previene una penetración corneal apreciable por la fluoresceína, en presencia de un defecto del epitelio de la córnea, la tinción difunde rápidamente al estroma corneal lo que es indicativo de úlcera o erosión corneal.

Medición de la presión intraocular: se puede estimar por compresión digital, por tonometría de Schiotz o por tonometría de aplanación. La presión intraocular —PIO— se afecta por variaciones diurnas, medicaciones tópicas y sistémicas, contracción de los músculos extra oculares, presión osmótica, presión sanguínea e inflamaciones intraoculares. Cuando se utiliza un tonómetro electrónico de aplanación los valores normales de la PIO en caballos son de 25 +/- 7 milímetros de mercurio –Hg.

Oftalmoscopia directa: se denomina directo debido a que el lente condensador no se interpone entre el oftalmoscopio y el ojo del paciente, la persona que realiza el examen tiene una imagen óptica directa del ojo del paciente.

Oftalmoscopia indirecta: para realizarla se dirige hacia el ojo una luz poco luminosa y se interpone un lente condensador entre la fuente de luz y el ojo, la luz reflejada entonces también es condensada por el mismo lente para formar una imagen virtual invertida y reversa entre el lente y la fuente de luz.


ENFERMEDADES OFTALMOLOGICAS MÁS COMUNES EN EQUINOS

La posición lateral y prominente de los ojos de los caballos, su tamaño y su actividad los predispone sobre todo a traumatismos oculares. A continuación se mencionan las enfermedades más comunes en los ojos de los equinos:

Párpados: triquiasis, ectropión, entropión, blefaritis bacterianas, alérgicas, parasitarias o micóticas, meibomitis —inflamación de las glándulas de meibomio—, traumatismos que ocasionen laceraciones o contusiones, colobomas —ausencia de porciones de los párpados o de la unión mucocutánea—, dermoides —piel en lugares anormales— y neoplasias. Las cilias aberrantes o distiquiasis pueden emerger de los espacios entre los ductos de las glándulas de meibomio. Las cilias ectópicas emergen de la conjuntiva palpebral y son del mismo color que el pelaje del animal. Es importante mencionar que en equinos es muy común y peligroso el tumor de células escamosas en los párpados.

Globo: en los caballos ocurre con frecuencia microftalmia —anomalía congénita en la cual el ojo no se desarrolla—, phitis bulbi —encogimiento del globo que ocurre con frecuencia después de un traumatismo o de severa infección o inflamación intraocular—, estrabismo —frecuente en caballos de raza apaloosa— y exoftalmos —ocasionado por traumatismos, neoplasias, infecciones severas y cuerpos extraños.

Conjuntiva: folículos linfoides excesivos, vascularidad incrementada, cuerpos extraños, cilia ectópica, glándulas térsales obstruidas, dermoides, conjuntivitis, infecciosa, alérgica, química, micótica y parasitaria, amiloidosis —engrosamiento de la conjuntiva y párpados con formación de múltiples nódulos tumorales—, neoplasias, hemorragias, laceraciones, crecimientos anormales y edema —quemosis— sobre todo debida a traumatismos.

Membrana nictitante: sus anormalidades más comunes son la eversión del cartílago, traumatismos, habronemiasis, neoplasias —adenocarcinoma—, prolapso de la glándula, cuerpos extraños, conjuntivitis folicular, hiperplasia de la glándula secretora y agrandamiento del tejido linfoide bulbar.

Sistema lagrimal: queratoconjuntivitis seca, digénesis del sistema lagrimal de drenaje, estenosis u oclusión del sistema de drenaje lagrimal.

Esclera: agrandamiento y congestión de las venas episclerales cuando ocurre glaucoma. Ocurre hiperemia de los vasos episclerales en asociación a condiciones inflamatorias. Pueden ocurrir hemorragias por traumatismos. Es común la aparición de carcinoma de células escamosas.

Córnea: las enfermedades o daños cornéales son los problemas más comunes en la oftalmología en equinos, con frecuencia ocurre pérdida de la transparencia —edema o infiltración—, neoplasias, dermoides, pannus congénito, atrofia corneal, queratopatía inducida por radiación, opacidad, vascularización, pigmentación, resequedad, crecimientos anormales, quemaduras, cuerpos extraños, laceraciones, cambios en el contorno y ulceración. El problema más común y grave es la queratitis —inflamación corneal— que puede ser superficial, parasitaria, crónica, viral, pigmentaria y ulcerativa que es la más peligrosa sobre todo cuando se contamina con hongos y con bacterias y se convierte en absceso del estroma corneal o úlcera destructora de colágeno pudiendo ocasionar descementocele, prolapso de iris y endoftalmitis.

Cámara anterior: el problema más grave es el glaucoma —aumento de la presión intraocular que ocasiona un daño en el nervio óptico y en la visión irreversible. El aumento de proteínas en el humor acuoso, cuando es visto por una fuente de luz focal da la apariencia de luz pasando a través de humo, esto se conoce clínicamente como flama acuosa indicadora de uveítis. También se puede encontrar la presencia de sangre, neoplasias, sinequias, cambios en la profundidad, parásitos y cuerpos extraños.

Iris: con frecuencia se encuentran quistes que no deben confundirse con la corpórea nigra normal —los quistes son translúcidos. En la iritis aguda el iris se encuentra congestionado e inflamado con pérdida de detalle y se puede volver más obscuro con la cronicidad. Se pueden encontrar también cuerpos extraños, aniridia —ausencia congénita de iris sobre todo en caballos belgas y en cuarto de milla—, atrofia de iris, membranas pupilares persistentes, coloboma, hiperplasia de la corpora nigra. Un problema común y recurrente en equinos es la uveítis, y es importante diagnosticarla a tiempo pues casi siempre se acompaña de enfermedades sistémicas. Se clasifica en aguda y crónica. Los signos incluyen dolor, fotofobia, epifora, blefaroespasmo, párpados cerrados fuertemente, enoftalmos por retracción del globo, protrusión del tercer párpado y dificultad para la exanimación.

Cristalino: las cataratas nucleares con frecuencia son estacionales, mientras que aquellas que afectan el ecuador o la corteza posterior con frecuencia son progresivas. Las cataratas focales se localizan en varias partes dentro del cristalino. Las cataratas deben de diferenciarse de la esclerosis nuclear que se identifica como una zona azul limitada al núcleo del cristalino que no obstruye la visualización oftalmoscopia del fondo y no impide la visión. En equinos es común la luxación del cristalino ocasionada por traumatismos.

Humor vítreo: las anormalidades del vítreo vistas con frecuencia son filamentos vítreos, hialosis asteroide, membranas, hemorragias, neoplasias e infiltración con células inflamatorias. La sinquisis centelleante son las opacidades que ocurren cuando hay licuefacción del vítreo.

Fondo del ojo: los problemas más comunes son el desprendimiento de retina, hipoplasia o displasia corioretinal. El edema e inflamación del disco óptico ocurre con neuritis óptica, la cual se caracteriza por ceguera. También puede ocurrir mielinización del disco óptico. Se observan también variantes en la pigmentación, mielinización de los axones ganglionares, persistencia de la arteria hialoide, colobomas, pigmentación del epitelio retiniano, hemorragias retinianas, atrofias retinianas, retinopatías pigmentarias, seniles o isquémicas, retinitis, corioretinopatías, atrofia del nervio óptico y neoplasias.

0 3831

La columna vertebral del caballo es de suma importancia, no sólo por la importancia lógica que tiene en la configuración propia del esqueleto sino porque además las vértebras en su disposición dejan un canal donde está situada la médula espinal, conexión del cerebro con los distintos órganos y estructuras.

En el caballo, como en el hombre se distinguen cuatro regiones en la columna vertebral:

Columna cervical (cuello), compuesta por 7 vértebras.

Columna dorsal (torácica), compuesta por 18 vértebras, aunque en esta región es normal la variante de número por exceso o por defecto y es fácil que existan 17 ó 19 vértebras.

Columna lumbar (lomo), compuesta por 6 vértebras, aunque también es frecuente el que existan 5.

Columna sacra (grupa) , formado por la fusión de 7 vértebras.

Columna coxígea o coccígea (cola), que sufre gran variación en cuanto al número, lo más habitual es que esté formada por 18.

La región cervical que es la estructura ósea del cuello es muy importante pues el caballo utiliza el cuello según la actitud o los movimientos que realice.

La 1ª vértebra cervical se llama atlas y es la vértebra que se une al cráneo. En esta articulación está la flexión de la nuca del caballo, que el jinete debe dirigir y que es fundamental para cualquier tipo de trabajo.

La 2ª vértebra, llamada axís se articula con el atlas y es esta articulación la que permite los movimientos laterales..

En su conjunto , la movilidad de las articulaciones cervicales son las que permiten las distintas disposiciones del cuello, que deben ser tan diferentes dependiendo de la edad, de los movimientos y del trabajo.

La articulación entre el atlas y el cráneo muy frecuentemente se sub-luxa, por movimientos indeseados, por viajes o , la mayor parte de las veces, por trabajos incorrectos. Un buen fisioterapeuta puede descubrir esta alteración y corregirla manualmente de forma muy sencilla, solucionando un problema grande pues esta sub-luxación le produce al caballo dolor e impotencia funcional relativa, que se suele reflejar por rigidez de nuca y tratar de corregirlo montado es imposible y empeora el cuadro.

Las vértebras torácicas o dorsales, tienen menos movilidad y forman parte del armazón del tórax (columna, costillas y esternón). Esta región es importante pues está muy a flor de piel y es donde se asienta la montura. Es muy frecuente, mucho más de lo que se piensa, una mala colocación de la montura , que implica dolor al caballo que se refleja en un comportamiento anómalo que muchas veces ni se sospecha.

La región lumbar, es la que está entre la montura y la grupa, es frecuentemente mal llamada dorso y es de mucha mayor movilidad que la columna torácica o sacra. Guarda gran relación con la región cervical y de hecho un caballo con una mala disposición de cuello no trabaja bien la musculatura lumbar pues la columna lumbar adquiere una posición invertida (debe de tener forma convexa hacia abajo). El trabajo de los caballos jóvenes con los cuellos largos y descendidos favorece esta convexidad lumbar e implicará una buena musculación que es absolutamente fundamental para que el caballo trabaje correctamente.

Es frecuente que los caballos árabes tengan sólo 5 vértebras lumbares.

La región sacra , que es de escasa movilidad, consta de 5 vértebras que están soldadas y constituyen la grupa.

La región coccígea que es la que forma la cola es de gran movilidad. Las variaciones en número de vértebras en esta región son muy grandes. El canal medular en esta región va disminuyendo de calibre distal mente.

El movimiento de la cola del caballo, representa fundamentalmente su actitud. Cuando está enfadado, el celo, el miedo … De todas formas también guarda relación con la región lumbar y un caballo que está reunido trabajando correctamente con los músculos lumbares, tiende a arquear y subir la cola.

Si bien es el veterinario el que debe de valorar las posibles patologías del raquis, el jinete debe palpar con la mano frecuentemente la región espinal y para-espinal pues es una zona muy sensible y en seguida se detecta el dolor.

El montarse en los caballos directamente, según salen de la cuadra y ponerles de golpe el peso encima, algo muy frecuente, sin haber dado tiempo a un calentamiento de la zona es altamente perjudicial y se debe evitar. Una vez que uno se ha subido debe procurar cargar lo menos posible el peso del asiento sobre el caballo.

0 10859

El sistema nervioso comprende todo el tejido nervioso del cuerpo, no es como otros tejidos que están repartidos por diferentes sistemas (ej.: conectivo, muscular, etc.) El sistema nervioso tiene distintas funciones y aunque algunas parezcan relativamente básicas y simples son muy importantes para la vida diaria de todos los seres vivos, por ejemplo, este sistema se encarga de recoger la información del medio interno y externo, procesándola para producir, por ejemplo, una orden motora, en este caso el factor de la acción motora es el músculo, pero este no puede actuar si no recibe la orden motora del sistema nervioso; entonces funciones como proveer información acerca de los medios externos e internos, integrar la información sensorial y coordinar la actividad motora voluntaria e involuntaria son en verdad muy importantes ya que sin ellas no se podría mover ningún ser vivo, aunque tengan los músculos en perfecto estado.

Todos los sistemas nerviosos tienen estas características en común.

nervios1a

Origen embrionario: Tubo neural (SN central) y cresta neural (SN periférico somático y autónomo)

Dividido en sistema nervioso central y periférico.

El Sistema Nervioso Central se compone (encéfalo y medula espinal) está protegido por hueso (cavidad craneana y canal vertebral), por tejido conectivo, denominado meninges (duramadre, aracnoides y piamadre) y finalmente, también lo protege el líquido cerebroespinal (céfalo raquídeo), y el Sistema Nervioso Periférico se constituye por los troncos nerviosos los cuales salen del cerebro y otros que nacen en la medula espinal conjuntamente con lo que forman el sistema simpático (Nervios periféricos y Ganglios), está formado por ganglios que son formaciones modulares en el trayecto de los nervios, son aglomeraciones de cuerpos celulares de neuronas (cuyos axones forman parte de los nervios) y algunas células de apoyo, de soporte, llamadas células glangliales. Hay ganglios sensitivos (espinales o craneales) y autónomos (motores viscerales).


Sistema nervioso central

El encéfalo está constituido por el cerebro, el cerebelo, la protuberancia o puente y la medula oblonga o bulbo raquídeo. También puede dividirse en tres regiones: rombo encéfalo o encéfalo posterior que comprende: los cuerpos cuadrigéminos, los pedúnculos cerebrales y el acueducto cerebral.

Y el prosencéfalo anterior comprende los hemisferios cerebrales, el epitálamo, tálamo y el hipotálamo.

Médula espinal

Parte del SNC ubicada dentro del canal vertebral (columna), cubierta por meninges y por líquido cerebroespinal. Formada por sustancia blanca (periférica, compuesta principalmente por axones) y sustancia gris (central). Va desde el límite inferior del encéfalo (bulbo) hasta vértebras L1 – L2, siendo el origen de nervios espinales. El sitio de terminación de esta medula espinal se llama cono medular (L1 – L2), de ahí para abajo el canal vertebral no está vacío, sino que contiene las raíces que van a formar los distintos nervios, formando la llamada cola de caballo (cauda equina). Las meninges también siguen hacia debajo de L1 y L2 formando el filum termínale interno (piamadre) y externo (duramadre y aracnoides) que llegan hasta el coxís, de esta manera las meninges también contribuyen a fijar un poco la medula. Se divide de acuerdo a la región donde se encuentra en: cervical, torácica, lumbar y sacra.

La medula espinal es la encargada de transportar los impulsos desde el encéfalo hacia los nervios espinales y viceversa.

Meninges encefálicas

De la más superficial a la más profunda son: La duramadre, la aracnoides y la piamadre. Las dos primeras tienen función protectora mientras que la última tiene función nutritiva. Entre la duramadre y el periostio vertebral se encuentra el espacio epídural, útil para la aplicación de anestésicos locales.

Tallo Cerebral

Es el cordón ventral que se extiende desde la médula espinal hasta el tálamo óptico. El tallo cerebral realiza funciones de conducción porque transmite información sensitiva y motora, además en él tienen asiento algunos reflejos, lo que nos permite asignarle una función de tipo reflejo.

Encéfalo

En el encéfalo la sustancia gris es periférica y la blanca central. Dentro de la sustancia blanca encontramos masas de sustancia gris que reciben el nombre de ganglios básales. Estos se dividen en dos grandes grupos:

Grupo Medial: Formado por: tálamo óptico, hipotálamo y núcleo caudado.

Grupo Lateral: Formado por núcleo lenticular, putamen y globus pallidus.

Mesencéfalo o cerebro medio

Es la parte del tallo cerebral que se localiza entre cerebro y cerebelo, está compuesto por: Cuerpos cuadrigéminos o colículos, pilares cerebrales y acueducto mesencefálico o acueducto de Silvio.

Telencéfalo

Está compuesto por el cerebro con cada uno de los accidentes que se describen a continuación: Hemisferios cerebrales: 2, uno derecho y otro izquierdo. Se le pueden distinguir caras de acuerdo con los huesos con los cuales contacta:

Polo frontal (Rostral) decodifica olfato y visión no discriminada.
Polo Parietal (Dorsal) decodifica tacto, temperatura y gusto.
Polo Temporal (Lateral) decodifica oído.
Polo Occipital (Caudal) decodifica vista.

Dentro de las características más importantes encontramos el desarrollo relativamente grande del cerebelo el cual interviene en el control del movimiento debido al largo trayecto que recorre la medula espinal a través de la región cervical lo cual hace que esta parte sea extremadamente susceptible a diversos traumas y afecciones tal en el caso de enfermedades como el tambaleo.

Este sistema depende de la entrada y salida de mensajes los cuales se reciben y parten del centro.

Existen dos tipos de troncos nerviosos los sensitivos, los cuales llevan los mensajes al sistema nervioso central y los que llevan los mensajes a los diversos músculos donde producen movimiento.


Sistema nervioso periférico.

Comunica al organismo en general con el sistema nervioso central, tomando impulsos desde los órganos receptores y llevando respuesta a los órganos efectores, músculos y glándulas. El sistema nervioso periférico abarca ganglios, nervios espinales, nervios craneales y nervios del sistema autónomo o visceral.

Los nervios son el conjunto de fibras nerviosas (los axones neuronales y su envoltura más directa) que son visibles microscópicamente; presentan cubiertas de tejido conectivo (epineuro, perineuro y endoneuro) que le dan apoyo y vascularización al nervio (están sólo en el SN periférico, ya que dentro del SN central no se habla de nervios, ni hay tejido conectivo), según distribución, pueden tener componentes somáticos (piel o músculos estriados) o viscerales (órganos internos) y según función (dirección del impulso nervioso), pueden tener componentes aferentes (sensitivos (piel), sensoriales (otros sentidos)) que llevan el impulso nervioso al SNC, eferentes (motores) que llevan el impulso nervioso del SNC a un efector, o mixtos que llevan componentes sensitivos y motores (gran mayoría).


Nervios Aferentes

Generalmente ubicados en ganglios fuera del SNC

Sensibilidad general (Inerva receptores cutáneos y propioceptivos) (principalmente tacto)

Sensibilidad especial (sensorial) (Inerva receptores de los órganos de los sentidos)

Sensibilidad visceral (Inerva receptores de los órganos internos.)


 

Nervios Eferentes o motores:

Somático (Inerva músculo estriado, voluntario) Formado por una neurona motora (un solo axón). Cuerpos neuronales ubicados dentro del sistema nervioso central.

Visceral (o autónomo) (Inerva músculo liso y cardíaco y glándulas) Formado por dos neuronas motoras, una dentro y otra fuera del sistema nervioso central.


Tipos de nervios

Se llaman de acuerdo al lugar del SNC al que se unen:

Nervios autónomos: Van desde el SNC a ganglios o plexos autónomos, y desde éstos a los órganos.

Nervios craneales: Se unen al SNC a nivel del tronco encefálico o del cerebro (excepto el NC XIe).

Nervios espinales: Se unen al SNC a nivel de la médula espinal.


Nervios espinales

Inervan estructuras del tronco y miembros (no en órganos internos). Contienen fibras motoras, sensitivas y autónomas. Originados en la médula espinal por segmentos (8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo), los nervios se llaman según el canal intervertebral por el que salen, llevando el nombre de la vértebra que va por encima, excepto las cervicales que al ser 7 vértebras y 8 nervios, el nervio lleva el nombre de la vértebra que va por debajo, siendo C8 el que está entre las vértebras C7 y T1. En su origen son mixtos (raíz motora anterior y raíz sensitiva posterior, ambas se unen en el agujero intervertebral), el cuerpo celular de la neurona sensitiva se encuentra en los ganglios espinales. Al salir el nervio por el agujero intervertebral, da un ramo recurrente (meníngeo) y se divide en un ramo dorsal delgado y uno ventral más voluminoso.

Todos los nervios espinales llevan un componente autónomo (axones o fibras postganglionares) llamados ramos comunicantes grises, las cuales pertenecen al sistema nervioso simpático y provienen del tronco simpático (cadena de ganglios ubicados en posición paravertebral), estos ramos inervan músculo liso y glándulas de la pared del cuerpo y no órganos internos a pesar de ser fibras autónomas (estos ramos son muy importante ya que ayudan a regular la temperatura de la piel por medio de la liberación de sudor, la erección del vello, la vasoconstricción, vasodilatación, etc.) Por otra parte algunos nervios espinales, en su origen y por un trayecto corto, contienen además axones preganglionares autónomos, los ramos comunicantes blancos, que pueden pertenecer al sistema nervioso simpático o al parasimpático (Parasimpáticos: Nervios espinales S2 – S4; Simpáticos: Nervios espinales T1 – L2)


Plexos Nerviosos:

Son un conjunto de varios cordones nerviosos unidos (anastomosados) de forma irregular.

Los plexos de nervios espinales se forman luego de su emergencia del agujero intervertebral, por el ramo anterior de estos nervios (muchos nervios espinales forman plexos: cervical, braquial, lumbar, sacro y coccígeo). Los plexos autónomos se encuentran en la vecindad o pared de órganos y alrededor de las arterias (perivasculares). Como resultado de la formación de plexos, los territorios radículares (dermatomas y miotomas) difieren de los territorios de los nervios, eso es porque la composición de los nervios que salen de los plexos no es igual a la de los nervios que entran a los plexos.

nervios 2

Enfermedades del sistema nervioso del caballo:
Las lesiones de los nervios se presentan con cierta parálisis en determinadas áreas del cuerpo o algunas zonas pierden sensibilidad.
Entre las más frecuentes encontramos:
Parálisis radical, con problema para el progreso o del miembro.
Parálisis facial, donde el labio superior se encuentra desviado al lado opuesto donde está la lesión.
Parálisis supraescapular, en la cual se atrofian los músculos del hombro.
Hemiplejia laríngea, los síntomas son rugidos y silbidos causada por una alteración funcional del nervio recurrente que inerva los músculos latíngeos. Se ha encontrado que esta afección posee una base hereditaria.
Enfermedad del tambaleo, descoordinación que afecta al miembro posterior y a veces a los anteriores; producida por una comprensión de la médula espinal en la zona en que pasa a través de las vértebras del cuello. Es incurable se debe a traumatismos o defectos congénitos de los huesos vertebrales.
Temblor, afección de los miembros posteriores, se identifica por movimientos de agitación del miembro posterior y de la cola, al quererlo flexionar para bajarlo hacia el suelo. Existe un trastorno nervioso que provoca exagerados movimientos de retirada en el miembro posterior.
Dichas afecciones son consideradas como invalidantes, de causa desconocida.
El plexo braquial inerva casi todas las estructuras del miembro torácico, siendo las excepciones los músculos trapecio, homotransversario, braquiocefálico y romboides, y la piel de la región superior del hombro.
Las ramas ventrales lumbares y sacras forman un plexo continuo que está mejor desarrollado donde los tres o cuatro últimos nervios lumbares y los dos primeros sacros forman el plexo lumbosacro que inerva el miembro pelviano.

0 24998

Formado por conductos de ventilación de la cabeza, faringe, laringe, tráquea, bronquios y pulmones. En los bronquios y pulmones, se intercambia oxígeno y dióxido de carbono entre la sangre y el aire. Se localizan en la cavidad toráfica, cuyas paredes se dilatan y contraen permitiendo que los pulmones se expandan aspirando y compriman exhalando el aire fuera de los pulmones.

Se caracteriza por tener senos aéreos de la cabeza y bolsas guturales que son grandes sacos ciegos que se comunican con las trompas de Eustaquio del oído. La laringe debe ser vigilada constantemente ya que en determinado momento puede quedar paralizada en uno de sus lados ocasionando obstrucciones en la entrada de aire. Los bronquios con sus diminutas terminaciones, conocidas como bronquiolos, los cuales comunican los sacos aéreos del pulmón.

La función principal del sistema respiratorio es, la de aporte de oxígeno al organismo y la expulsión de los gases sobrantes de los procesos internos que tienen lugar en el cuerpo del caballo. El correcto funcionamiento de este sistema permitirá al caballo múltiples procesos químicos y metabólicos necesarios para la continuidad de su actividad física.

El oxígeno es fundamental como elemento de aporte a las células, y es la expulsión del CO2  primordial para el buen funcionamiento de los procesos metabólicos, si estos procesos se ven alterados por una u otra razón repercutirá en el buen desarrollo de la actividad física del caballo.

  1. Anatomía básica del aparato respiratorio:

Fosas nasales: Son los orificios de entrada y salida de aire, es el comienzo del aparato respiratorio.

Faringe: Comunica con la tráquea.

Tráquea: conducto que  conecta con los pulmones en un momento dado la tráquea se divide en dos para que pueda penetrar el aire en ambos pulmones, derecho e izquierdo.

Bronquios: Son los conductos que se bifurcan de la tráquea y van a los pulmones.

Pulmones: Son las dos masas esponjosas que están suspendidas de la extremidad de los bronquios y es en el interior de los cuales en donde se van ramificando los bronquios en las últimas ramificaciones.

Bronquiolos: Cada bronquio se subdivide en conductos de diámetro cada vez más pequeño, son los bronquiolos.

Alvéolos pulmonares: Las últimas ramificaciones de los bronquiolos, tienen forma de saco. Es entre los alvéolos pulmonares y los capilares donde se produce el intercambio gaseoso.

respiratorio7

  1. El intercambio gaseoso:

Se produce en los alvéolos pulmonares, en ellos confluyen los capilares. Es aquí donde se produce el intercambio de gases mediante difusión. La velocidad del intercambio y el volumen depende de varios factores como la intensidad del ejercicio y la cantidad de oxígeno que puede transportar la hemoglobina en sangre principalmente. Si estos factores se ven alterados, el rendimiento baja, con lo que el metabolismo aeróbico puede verse incapaz de atender las demandas, teniendo el organismo del caballo que buscar soluciones alternativas.

  1. Parámetros normales.

Se considera un estado de normalidad cuando la frecuencia respiratoria oscila entre 8 y 12 respiraciones por minuto. Recomiendo que cada propietario de caballo, observe y registre periódicamente este dato, de tal forma que variaciones sobre los datos que hemos recogidos los podremos analizar mejor en caso de se vean alterados por alguna causa, como por ejemplo:

. La actividad física. El ejercicio hace que las células necesiten aporte de oxigeno para los procesos metabólicos, a mayor intensidad del ejercicio, mayor frecuencia respiratoria.

. Las enfermedades. En el caso de un caballo enfermo, la mayoría de las patologías llevan asociada un aumento de la frecuencia respiratoria.

. Los estados de excitación. Situaciones de caballos nerviosos, sementales cerca de yeguas, etc. contribuyen a un incremento de la frecuencia respiratoria así como de la frecuencia cardiaca.

  1. Aplicaciones prácticas:

El sistema de coordinación locomotor-respiratorio:

El caballo, al moverse a los diferentes aires, adapta las respiraciones a la forma de moverse en cada aire, esto ocurre porque el caballo optimiza el movimiento de la caja visceral que hace hacia adelante y hacia atrás, para que actúe como una especie de pistón sobre los pulmones, y la caja visceral, al presionar sobre los pulmones, ayuda en la expulsión del aire. Es lo que se llama el “pistón” visceral”. Esto no ocurre en los humanos porque el caballo está en posición horizontal, y no erecta como nos ocurre a los humanos.

Las vísceras del caballo al galopar empujan el aire de los pulmones para expulsarlo. De esta forma al paso, al trote y al galope, el caballo adapta sus respiraciones al movimiento que en ese momento se está produciendo.

Así mientras que al galope el caballo sigue una secuencia 1:1 (un tranco inspira y en otro expira), al paso y al trote puede variar desde 1:2, a 1:3 o incluso 2:3.

¿Y esto en que puede afectar a mi caballo? Pues bien, si el ritmo de inspiración y expiración se ve alterado por un cambio de aire (una transición) que modifica el mecanismo de coordinación locomotor-respiratorio (es decir, cambia el ritmo del pistón visceral), el organismo del caballo, tardará unos cuantos trancos en adaptarse al nuevo ritmo, con lo que durante esos instantes el intercambio gaseoso sea menos eficiente, lo que hará que durante unos momentos se activarán metabolismos energéticos que hasta ese  momento estaban en segundo plano.

Por ello, si dentro de lo posible, conseguimos mantener el mismo ritmo, aunque podamos incrementar o reducir la velocidad, estaremos optimizando los procesos metabólicos de nuestro caballo, y como consiguiente su rendimiento en la prueba que estemos disputando.

-El conocimiento del sistema cardiovascular de nuestro caballo permitirá:

-mejorar su estado físico y como consecuencia el técnico,

-implementar prácticas saludables que mejoren su estado de salud,

-disminuir el riesgo de lesiones,

¿Qué es el corazón?

Es el músculo que bombea la sangre por todo el cuerpo. Los latidos o pulsaciones, serán una referencia constante en el seguimiento del estado físico de nuestros caballos. El corazón está colocado en la parte izquierda del caballo, detrás del codo, en la zona del paso de la cincha.

¿Cuántas pulsaciones por minuto tienen los caballos?

En reposo tienen de media, entre 35 y 40 ppm (pulsaciones por minuto), pudiendo tener menos los caballos con buena preparación física, y más los caballos que presenten alguna patología (enfermedad o lesión). La frecuencia cardiaca máxima puede llegar a alcanzar las 280 ppm.

¿Cómo y dónde se toman las pulsaciones?

 De forma manual se pueden tomar:

1- A unos dos centímetros de la línea horizontal del ojo, llegan unas arterias y venas que están a nivel superficial, y que se pueden notar fácilmente, teniendo cuidado de no confundir las pulsaciones ni perder la cuenta con los movimientos de los párpados del caballo.

2.- En la cara interna del maxilar inferior izquierdo también pasan las arterias y venas faciales, colocando los dedos justo donde comienza su “carrillo”, en la cara interna, podemos, con paciencia empezar a notar las pulsaciones.

3.- En la cara lateral externa de la cuartilla, haciendo una ligera presión en la mitad, encontraremos la arteria digital, cuyo pulso nos servirá de referencia para comprobar alteraciones en la corona, el hueso navicular, el tejuelo, o las estructuras del casco.

Ayudados de aparatos:

Tanto el fonendoscopio, como el pulsímetro los colocamos cerca del corazón, en la zona denominada como el paso de la cincha, detrás del codo izquierdo del caballo.

El pulsímetro básico (que muestre sólo las pulsaciones) está disponible en las farmacias veterinarias, en las grandes superficies que se dedican exclusivamente a deporte, en la sección de equitación y en la de forma física (donde están el resto de los pulsímetros para humanos).

RECIENTES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
error: Content is protected !!