Regular las terapias con animales

Regular las terapias con animales

0 17

Las terapias asistidas con animales son técnicas en ejecutan con animales con fines terapéuticos, para ayudar a personas con algún tipo de discapacidad, problema de exclusión social o deterioro cognitivo.

Sin embargo, hay que diferenciar entre terapias asistidas con animales de compañía y las actividades asistidas con animales.

Mientras que las primeras necesitan un animal entrenado específicamente para las sesiones y estar dirigidas por un profesional que marque los objetivos concretos de cada una de ellas, las segundas suelen ser realizadas por voluntarios que tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes a los que van dirigidas.

Por ello, Gema Calahorra, abogada y vicepresidenta de la Sección de Defensa de los Derechos de los Animales del Colegio de Abogados de Zaragoza, declara que es necesario la regulación de las terapias asistidas con todo tipo de animales en España, “para evitar que puedan llevarse a cabo conductas que puedan resultar perjudiciales tanto para las personas que reciben la terapia, atendidas por personas no cualificadas, así como por los propios animales que pueden resultar siendo meros objetos de explotación”.

Tanto la “terapia asistida con animales” como las “actividades asistidas con animales”, en la mayoría de los casos, “son algo altamente positivo tanto para la persona que la recibe como para el animal por el grado de conexión al que llega con el humano asistido, pero siempre que ello sea realizado por profesionales, que gocen de la cualificación precisa y sobre todo, que no implique ningún menoscabo para el propio animal que está siendo el conducto de la terapia”, puntualiza Calahorra.

Y es que, según cuenta, “desgraciadamente, se han detectado lugares en los que se publicitan terapias, especialmente con equinos, cuando realmente el personal carece de la preparación suficiente, y en donde además, no se salvaguardan los derechos de los animales que pasan a convertirse en un mero instrumento económico, una fuente se obtener beneficio, dejando de lado el bienestar del propio animal, pudiendo incluso en algunos supuestos estar al límite de lo que podría calificarse como un maltrato, por ello hay que propugnar por que se conjugue la ética del trato a los animales de terapia con la profesionalidad de quienes imparten dichas terapias, sin que prime la búsqueda del beneficio económico, lo cual en ocasiones resulta arduo difícil”.

En la actualidad, España aún no cuenta con ninguna legislación a nivel nacional que regule las terapias asistidas con animales, aunque estas empezaran a implantarse en 1987.

A falta de una normativa específica, en el caso de que se detecte un mal uso o una sobreexplotación de los animales de terapias, “hay que acudir a las leyes de protección animal de cada Comunidad Autónoma, salvo en los supuestos especialmente graves en los que entre en juego la vía penal, pero seguiría existiendo el vacío legal respecto a la cualificación y condiciones de los centros que imparten dichas terapias y la protección de los usuarios de estas”, señala la abogada.

BENEFICIOS DE LOS ANIMALES EN LAS PERSONAS

Las intervenciones pueden suponer beneficios en el ser humano que van desde lo emocional hasta lo físico.

“Cada vez van en aumento los centros en los que se ofertan terapias con equinos, pues a través de la hipoterapia se utiliza a los caballos para tratar a personas con trastornos del movimiento, asociados a diferentes afecciones neurológicas y neuromusculares, como parálisis cerebral, esclerosis múltiple y traumatismos cerebrales”, indica Calahorra.

En este sentido, un estudio llevado a cabo por los expertos Kathie M. Cole, Anna Gawlinski, Neil Steers, y Jenny Kotlerman, entre otros, constata que 76 enfermos adultos a los que se les hizo pasar algunas horas al día con perros obtuvieron unos resultados tan favorables que a partir de ello se descubrió que la terapia asistida con animales mejoraba problemas como la presión cardiopulmonar, la ansiedad y equilibraba los niveles emocionales.

Fuente: Diario Veterinario

 

SIMILAR ARTICLES

0 136

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.