Domadores, Creídos Domadores

Domadores, Creídos Domadores

No todo el mundo dispone de las cualidades necesarias para domar un caballo, un error muy frecuente cometido por jinetes con poca experiencia y cultura equina, que solo usan el equino como medio de distracción y paseo, dejando a su propio caballo de lado.

Estos han visto en algún momento a otra persona  domar y preparar un caballo y deciden por su cuenta y riesgo aventurarse por si mismos, sin formación ni ayuda en este arte.

Los resultados han sido muy diversos, caballos heridos, daños en instalaciones o periodos de reposo en el hospital de aquellos inconscientes que no conocen sus propias limitaciones ni conocen a que se enfrentan realmente.

Seamos honrados con nosotros mismos con relación a nuestro grado de habilidad y paciencia y si nos encontramos con una situación mucho más compleja de lo que nos parecía  en  un principio, consideremos la posibilidad de recurrir a en la ayuda profesional y competente.

Puede ser un potro, un caballo con problemas o resabiado, cada caso es un mundo. Si la paciencia no es su fuerte, esto no es para usted y más cuando lo ha intentado realizar por su propio ego, dedíquese a otra cosa, puede vacilar a sus amigos en el bar., por ejemplo.

El ser humano debe aprender a desconectar, durante el tiempo que esta con su caballo, el caballo aprende constantemente.

Existen numerosos tratamientos de medicina alternativa para los caballos: homeopatía, aromaterapia, masajes, acupuntura. Pensemos en ellos, quizás lo necesite mas usted que el caballo.

La irritación, el ego, el vacile.. generalmente provienen en gran parte, de la frustración en la vida cotidiana y está a su vez se origina cuando nos sentimos incapaces de solucionar o afrontar correctamente un problema, recuerde usted tiene un caballo para divertirse es una forma muy costosa de ser feliz, pero ya es hora de que esta gente se enfrente con el hecho de que son unos tiranos y unos cobardes, ya que la consecuencia es que los que sufren son los caballos, hasta que sepan asumir sus auténticos sentimientos y tomen medidas apropiadas al respeto.

Mas resaltar, cuando alguno de estos inconsciente, cogen un caballo que ni les pertenece, ni tienen autorización, pero lo han visto domar por otras personas e intentan hacerse el machito o compararse con el domador y como resultado se cargan el caballo, siendo un resultado muy bueno en comparación a otras consecuencias.

Iniciarse en la doma requiere la supervisión y consejo de un jinete con experiencia, el tacto, la sensibilidad y la paciencia es innato en algunas personas, también se puede adquirir a medida del conocimiento de muchos caballos, entendiendo cada gesto y actitud del caballo.

Por experiencia sé que los métodos más utilizados para “curar” cualquier problema de un caballo son: pegarle, darle cuerda, dañarlo, o soltarlo en un prado durante mucho tiempo. Creo que es porque es lo único que saben hacer, así  se sienten más cómodos haciendo algo que les resulta familiar. Se debe ser mas progresista y abrir nuestra mente a otras posibilidades.

Existen diversas formas y técnicas de doma, Doma Natural (Sin ayudas)  y Doma Convencional (Con Ayudas) yo soy partidario de la doma natural, aun que este tipo de doma requiere mucho más tiempo, más paciencia, cada día aprendes y tu caballo aprende, siendo los resultados sorprendentes, llegándose a formar un binomio indescriptible, y totalmente reciproco, por una simple razón, “La letra con sangre entra”, a nadie nos gusta que nos formen a base de palos. No es lo mismo, realizar algo por que nos gusta o porque si no lo hacemos nos dan un palo, pues al caballo le pasa lo mismo.

Un aficionado practicara hasta que un ejercicio le salga bien, un profesional practicará hasta que un ejercicio nunca pueda salirle mal.

El caballo no es más que un caballo no tiene ningún plan secreto para “vencernos” o “ridiculizarnos” estas son neurosis humanas, somos nosotros mismos los que nos encargamos de que nos vean así.

Es muy importante que tengamos el estado mental adecuado para aprender con nuestro caballo. Lo fundamental es que sea divertido tanto para nosotros como para el caballo.

El objetivo inicial de la doma es establecer una buena comunicación entre jinete y caballo. La doma inicial es la misma para cualquier caballo, pero la especialización dependerá del objetivo: competición, paseo, enganche, vaquera, salto, etc.

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply